Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

DRENAJE LINFÁTICO

CARACTERÍSTICAS DEL DRENAJE LINFÁTICO

¿En qué consiste el drenaje linfático?

El drenaje linfático y, concretamente, el Drenaje Linfático Manual Vodder (DLMV) es una técnica de presiones manuales suaves, circulares o en espiral, que, a través de las manos del terapeuta, permite restablecer el equilibrio del agua en el cuerpo, devolver a la circulación el líquido y las proteínas retenidos en los tejidos, y disminuir el edema que sucede después de un traumatismo o alrededor de una herida.

El drenaje linfático actúa sobre el sistema linfático, cuya funcion principal es la defensa del organismo. El sistema linfático filtra la linfa y destruye o inactiva los agentes patógenos. Este sitema produce linfocitos y globulinas que contienen anticuerpos, que son parte esencial del sistema inmune.

Historia del drenaje linfático

Hasta hace no muchos años, el sistema linfático había sido un gran desconocido para la medicina. Porque aunque en la Antigüedad ya conocían partes de él no sabían exactamente cuáles eran sus funciones.

Hipócrates, Aristóteles y Herófilos ya mencionaban la existencia de unos vasos que contenían un líquido incoloro.

Tendrían que pasar casi dos mil años hasta el siglo XVII, en el Renacimiento, para que Gaspar Aselli (1581-1626) pudiera relacionar el contenido de estos vasos con el proceso digestivo.

El sueco Olf Rudbeck (1630-1702) y el danés Thomas Bartholin (1655-1738) definieron y denominaron, por primera vez, los ganglios linfáticos, los vasos linfáticos y la linfa.

A finales de siglo XIX el Dr. A. Winiwater, austriaco, desarrolló un método de tratamiento para los grandes edemas de las extremidades combinando masaje suave, medidas compresivas y elevación postural de las extremidades afectadas para favorecer el retorno linfático. A pesar de conseguir buenos resultados, este método cayó desgraciadamente en el olvido.

El mayor desarrollo del drenaje linfatico se debe el matrimonio danés Emil y Estrid Vodder. El matrimonio Vodder se dedicó a profundizar en un nuevo tipo de masaje desarrollado por ellos, naciendo lo que hoy conocemos como Drenaje Linfático Manual.

Propiedades del drenaje linfático

El drenaje linfático nos aporta los siguientes efectos sobre el organismo:

- Efecto drenante: que provoca la salida del liquido de los espacios intersticiales (espacio existente entre las distintas células de un tejido) conduciéndolo por sus vasos naturales o desviándolo hacia otras áreas funcionales, creando nuevas anastomosis (conexiones entre distintos vasos) o abriendo vías ya existentes.

- Efecto neurovegetativo: que produce a nivel del sistema nervioso vegetativo o autónomo un efecto sedante y relajante, por acción sobre el sistema parasimpático.

- Efectos sobre la musculatura: tanto sobre el músculo liso como estriado. Actúa sobre la musculatura de la pared intestinal, induciendo al peristaltismo por lo que resulta de gran utilidad en el tratamiento del estreñimiento. También tonifica las paredes de las arterias y potencia el movimiento de los vasos linfáticos. Sobre la musculatura estriada: ejerce una acción reguladora del tono muscular.

- Efectos Inmunes: Potencia el sistema inmune por acción indirecta, ya que al drenar mejor los tejidos asegura un mejor aflujo de estas células defensivas a todos los tejidos.

- Drenaje linfático y cáncer: " Los procesos de metastatización están determinados por las características biológicas de las células cancerosas y por el estado de las defensas del organismo, y no por factores puramente mecánicos como puede ser la acción del masaje o el drenaje linfático manual” Dr. Frederic Viñas

Autodrenaje linfático

Aunque estos masajes son practicados por profesionales en distintos centros especializados, es también posible que uno mismo, en su propia casa y en el momento que se desee, se realice una sencilla rutina de masajes que ayudarán al funcionamiento del sistema linfático y a deshacerse de los líquidos acumulados.

Frecuencia del tratamiento con drenaje linfático

En general, aplicada como única técnica, se aconseja realizar sesiones con una frecuencia de unas dos sesiones semanales, para ir espaciándolas a medida que se muestre una mejora.

La fase de mantenimiento puede llevarse a cabo una vez a la semana o quincenalmente.

Más información sobre el drenaje linfático.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil