Alimentos ricos en hierro

Revista de Plantas de Botanical-online

TOXICIDAD DE LA ENCINA

(Quercus ilex L.)

PELIGROS DE LA ENCINA

¿La encina es tóxica?

No, la encina (Quercus ilex L.) no es una planta tóxica. De hecho, existen algunos remedios en medicina natural elaborados con las hojas y la corteza de este árbol. Los frutos, las bellotas dulces, se han utilizado como alimento.

Frutos de encina
Foto de bellotas, los frutos de la encina

Los taninos, componentes de la encina

Sin embargo, la encina tiene una gran riqueza en taninos hidrolizables (20%), especialmente en la corteza y en las hojas, pero también en los frutos (bellotas), que la contraindica en algunos casos y puede dar ciertos efectos secundarios cuando se utiliza de forma inadecuada.

¿Qué componentes tiene la encina?

  • Taninos (20%): ácidos fenólicos y especialmente ácido cuercetánico. Mayor contenido en la corteza. Se encuentran en todas las partes de la planta, y son responsables del áspero sabor de los frutos.

  • Almidón (60% en los frutos, las bellotas)

  • Pectina (frutos)

  • Aceite esencial: alfa-pineno, betapineno, sabineno, mirceno (hojas)

  • Ácido tánico y gálico

¿Qué problemas pueden ocasionar los taninos?

Los taninos son unos compuestos amargos que contiene la encina en su corteza, hojas y frutos. Químicamente se denominan ácidos fenólicos, y son responsables del sabor amargo de las bellotas.

Peligros de los taninos

En altas dosis, los taninos pueden causar alteraciones intestinales e irritación de la mucosa digestiva. Esto es debido a que la acción de estos componentes es la de resecar las secreciones digestivas, bloqueando la secreción de mucus.

Esta propiedad es útil para detener la diarrea, pero resulta muy perjudicial para el estómago. La intoxicación por taninos produce vómitos y gastritis. Por estos componentes, la planta se debe utilizar con precaución.

¿Es posible eliminar los taninos?

Los frutos pueden pasar por un proceso de desamargado o lixiviación para elimiar parte de los taninos y poder ser consumidos.

toxicidad bellotas
Toxicidad de las bellotas

Principios tóxicos y peligros de la encina

Principios tóxicos de la encina: su riqueza en taninos.

Los robles y plantas afines del género Quercus (encina, carrasca, roble,etc.) tienen una cantidad muy elevada de taninos, especialmente en la corteza, donde puede alcanzar hasta el 20 % y, con una proporción menor en las hojas y en los frutos, conocidos como bellotas.

Los taninos resultan irritantes la mucosa digestiva, pudiendo producir vómitos e incluso ulceraciones. Bloquean las secreciones intestinales y alteran la flora bacteriana, causando estreñimiento.

Frutos de encina
Foto de bellotas desamargadas

Por este motivo, antes de consumir bellotas se tienen que desamargar, proceso por el que se les eliminan sus taninos y se les va el amargor.

bellotas beneficios
Propiedades alimentarias de las bellotas

Precauciones con el consumo de encina

Se recomienda utilizar preparaciones de uso interno con encina solamente bajo consejo de un facultativo debidamente cualificado y nunca superar la dosis que el especialista dictamine en cada caso.

Igualmente, el uso interno de encina debe realizarse siempre en poca cantidad y durante o después de las comidas (nunca en ayunas, ya que sería más agresivo para el estómago).

Síntomas de intoxicación por taninos (encina)

Contraindicaciones de los remedios con encina

Nunca deben tomarse preparados internos en caso de gastritis, úlcera gastroduodenal ni anemia ferropénica (por falta de hierro). Los taninos son antinutrientes e impiden la correcta digestión del hierro y de los carbohidratos, especialmente si se consumen en exceso. Por este motivo, las bellotas son indigestas.

El uso de preparados con esta planta puede ser contraindicado en caso de tomar suplementos de pectina, hierro o algunos preparados con alcaloides. Los taninos impiden la absorción del hierro de los alimentos o medicamentos.

No deberán prolongarse los tratamientos de preparados para uso interno por más de 4 días.

Remedios con encina para uso externo

En uso externo, su aplicación no debe realizarse sobre heridas infectadas ni realizar curas durante más de 15 días. Tampoco deben realizarse baños en los que se hayan vertido preparados de esta planta cuando el paciente presente infecciones, fiebre o problemas de corazón.

Embarazo y lactancia y remedios con encina

NO se debe realizar tratamientos con encina durante el embarazo y la lactancia. Tampoco se recomienda comer bellotas. Se dice popularmente que el consumo de bellotas disminuye la producción de leche.

Además, por el efecto antinutriente de los taninos, contenidos en las bellotas, posiblemente el consumo de muchas bellotas, o de infusiones con encina, dificulte la nutrición de la gestante o madre.

plantas y embarazo
Plantas medicinales y embarazo

punto rojo Más información sobre la encina.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil