Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

Enemas para desparasitar el colon

Cómo preparar enemas caseros para desparasitar

¿Qué son los enemas para desparasitar?

El enema o lavativa para desparasitar es un remedio casero consistente en la introducción de una solución acuosa por vía rectal, mediante una cánula, que tiene propiedades antihelmínticas. La finalidad de este tratamiento es eliminar los parásitos intestinales.

lavativa enema de antiparasitos parasitos lombrices
Lámina enemas o lavativas para los parásitos

Signos y síntomas de parasitosis

Existen diferentes tipos de parásitos que pueden infectar el intestino. Entre estos se encuentran los oxiuros (muy pequeños, blancos, que producen picor anal), las lombrices o áscaris (producen dolor abdominal e inapetencia) y la tenia o solitaria (normalmente asintomática, los signos son la presencia de segmentos de tenia en heces).

Ante la aparición de alguno de estos síntomas, o al observar anomalías en las heces, se recomienda consultar con el médico qué tipo de tratamiento es el más conveniente según las condiciones del paciente, especialmente en niños.

Remedios naturales con enemas caseros para desparasitar

Las plantas medicinales más utilizadas en enemas antihelmínticos, para desparasitar, son el ajo (Allium sativum), palo de cuasia (Quassia amara), poleo (Mentha pulegium), epazote o pazote (Chenopodium ambrosoides), abrótano hembra (Santolina chamaecyparissus) y el tanaceto (Tanacetum vulgare). Los principios activos de estas plantas tienen propiedades vermífugas para luchar contra los parásitos intestinales.

Además, estas plantas suelen combinarse con infusiones de estas mismas plantas, o con otras hierbas medicinales purgantes. En todo momento hay que asegurar una correcta hidratación durante las horas de antes y después de estos remedios.

¿Cómo se prepara un enema para desparasitar?

Para una lavativa, se recomienda preparar una infusión con:

  • 1 litro de agua

  • De 5 a 10g de corteza cuasia (u otra planta vermífuga) o 2 láminas de ajo

  • 1 cucharadita pequeña de sal (excepto en caso de hipertensión)

Se lleva el agua a ebullición, cuando hierve, apagar el fuego, añadir los ingredientes, tapar, dejar enfriar y colar en último momento (dejar reposar el líquido con la planta para que esta libere más principios).

El enema se debe dejar enfriar hasta que alcance una temperatura tibia, cercana a la temperatura corporal, de unos 36ºC.

Es recomendable aplicar, en un inicio, solamente entre 300 y 400 ml de infusión y repetir en caso de que sea necesario (no superar los 3 enemas al día). En niños: 100-200ml diarios (consultar con pediatra).

  • Se debe tener en cuenta que los enemas no son remedios inocuos y que pueden tener efectos adversos. Por este motivo, no se pueden realizar sin supervisión. Además, pueden ser ineficaces y no terminar con la infección.

Material para hacer la lavativa

  • Irrigador de enema, que se compra en farmacias

  • Infusión tibia de enema vermífugo (receta anteriormente mencionada)

  • Vaselina o aceite

Pasos para realizar enema para desparasitar

enema dibujo
Dibujo de enema
  • Estar acompañado: los enemas pueden producir hipotensión o efectos adversos, por lo que es recomendable estar acompañado o informar a alguien cuando de vaya a realizar el enema.

  • Acostarse sobre el lado derecho con las piernas flexionadas o en posición genupectoral

  • Comprobar la temperatura de la infusión que se vaya a introducir, que debe ser tibia, a unos 36ºC.

  • Quitar el aire del irrigador, dejando pasar agua y comprobando de nuevo que la temperatura es correcta.

  • El irrigador se coloca a cierta altura para que el líquido caiga por gravedad. A veces mucha altura produce molestias debido a la fuerte presión. Se debe regular la altura del depósito en función de cada persona: más altura, más presión; y menor altura, menor presión. La altura máxima del irrigador debería ser de 1 metro de distancia del ano para evitar una presión demasiado alta.

  • Lubricar la cánula y el ano con aceite de oliva o vaselina.

  • Introducir la cánula unos centímetros por el ano

  • La cantidad de líquido debería ser de 300 y 500ml. en adultos y entre 100 y 200ml en niños (consultar con el pediatra).

  • Abrir la válvula y aguantar la respiración. Encoger el abdomen (hundir el vientre) simulando una expiración, durante unos 3 segundos, luego expirar y respirar de forma normal.

  • Retener el enema durante 5 - 10 minutos. Detener si aparecen síntomas o efectos adversos.

  • Masajear el vientre en sentido antihorario, con círculos suaves y profundos, para facilitar la penetración del enema en los intestinos y el arrastre de sustancias.

  • Cuando aparezca un reflejo defecatorio, detener la entrada de líquido un momento, relajarse, respirar y luego continuar con el procedimiento. Si la necesidad es muy urgente, detener la práctica e ir a evacuar. Luego se puede continuar con el procedimiento.

  • Si hay dolor, mareos, sudoración o fiebre, detener la práctica y contactar con un médico.

  • No superar los 3 enemas diarios.

Contraindicaciones de los enemas

En muchos casos (preferiblemente, en todos) los enemas requieren de prescripción profesional ya que no son remedios inocuos y pueden tener consecuencias graves si no se practican adecuadamente.

Los enemas no son la solución a todos los tipos de infecciones intestinales, y puede ser muy perjudicial utilizarlos en caso de infecciones graves como sería un cólera.

El principal peligro que presentan los enemas o lavativas es que pueden producir deshidratación y problemas de tensión arterial, especialmente si se administran en dosis demasiado elevadas. Además, los niños son muy sensibles a los efectos de las plantas medicinales. Es por ello que generalmente los médicos no recomiendan esta práctica de forma casera sin la supervisión de un profesional. Se recomienda especial precaución con los enemas en niños.

  • Es muy recomendable consultar con el médico previamente. Los enemas son peligrosos para personas con hipertensión, hipotensión, insuficiencia cardíaca, problemas de los riñones, problemas del corazón, embarazadas (puede producir aborto) y niños.

contraindicaciones de los enemas
Contraindicaciones de los enemas

Masajes para expulsar todo el enema

Tras el enema, la persona sentirá ganas de evacuar. Después de las evacuaciones, existen una serie de masajes que favorecen el vaciado intestinal, para terminar de evacuar todo el contenido.

Consiste en manipulaciones suaves y profundas, siguiendo el sentido de las agujas del reloj. Con las yemas de los dedos se imprime un movimiento circular y profundo, como el que indica la figura, alrededor del vientre.

masaje expulsar enema
El masaje circular del vientre para evacuar se realiza siempre siguiendo el sentido de las agujas del reloj

recetas de infusiones para enemas
Recetas de infusiones para enemas caseros

punto rojo Más información sobre otras recetas de enemas

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil