Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

FOTOGRAFÍA DE OTOÑO

CÓMO FOTOGRAFIAR EL OTOÑO

Muchas personas creen que, una vez pasado el verano, la época de la fotografía ha pasado y que conviene dejar la cámara en casa. Muy al contrario, el otoño es una época cuando el fotógrafo aficionado puede aprovechar para hacer muy buenas fotos.

Si el verano se caracteriza por ser una estación monótona, sin cambios, el otoño destaca por su variabilidad: lluvia, viento, neblina, niebla, escarcha, rocío, e incluso nieve, son fenómenos meteorológicos que proporcionan mayor poder expresivo a la fotografía de paisaje o de primeros planos.

Durante esta estación la luz alcanza una calidez especial durante la mañana y la tarde. El sol deja de estar tan elevado por lo que, al ir más rasante que en verano, no aplana tanto los objetos sino que produce mayor contraste de luces y sombras y, por lo tanto, define mejor las líneas.

Técnicas para realizar fotos en otoño

La falta de luz en algunos días de esta estación puede solucionarse con el balance de blancos. Para ello se debe cambiar a la posición de nublado.

OTOÑO

Si se pretende que la fotografía quede más saturada, se debe disminuir la exposición medio punto. También se puede saturar más el paisaje o los detalles eliminando los brillos con filtro polarizador. Sin embargo, debemos ser prudentes de no polarizar en demasía, para no que oscurecer demasiado el cielo. A veces, pretendiendo resaltar los colores al máximo, se obtienen fotos con cielos poco reales.

Es importante para conseguir el máximo de la luz tomar las fotos a primeras horas de la mañana o por la tarde. Los colores propios del otoño quedan más resaltados a estas horas.

La disminución de la luz con respecto al verano, nos obligara a incrementar la sensibilidad de la película o a utilizar trípode más habitualmente si no queremos que nuestras fotos queden movidas.

Tipos de fotos en otoño. Temas más convenientes para fotografiar

En otoño, como en el resto del año, cualquier tema puede ser interesante. Sin embargo hay una serie de situaciones que se pueden explotar para obtener resultados muy satisfactorios. Entre los temas más recurrentes se encuentra el de la fotografía de la naturaleza en otoño, especialmente en lo que se conoce como "paisajes de otoño".

Paisaje de otoño. Una hilera de chopos
se refleja en el agua

Al llegar el otoño, el campo se llena de color. Las hojas amarillean, enrojecen, se vuelven ocres, o marrones creando franjas de uniformes o multicolores en la montaña y una tupida alfombra sobre los suelos de los bosques caducos.

El otoño es una de las mejores épocas para hacer fotografía en el campo. Dentro de los bosques, la luz de otoño presenta una gran suavidad. Difuminada por las ramas y hojas es una luz suave y difusa, excelente para obtener buenos detalles de la vegetación. La crudeza de las luces de verano proporciona demasiado contraste, de manera que las zonas oscuras son insalvables, a no ser que se utilice el flash, y las iluminadas pierden detalle.

Fotografiar los bosques en otoño

bosque otoño

Foto de bosque en otoño

Entre los muchos paisajes naturales que pueden fotografiarse en otoño, destacan los bosques de hayas. El hayedo ofrece su máximo esplendor visual en esta época. El espejo follaje de las hayas deja pasar dificultosamente el sol de media tarde y el sotobosque se llena de ocre.

Un buen angular con una abertura mínima proporcionara la mejor toma de este ambiente, realzando la figura de los árboles y captando los rayos de sol entre los troncos. No debemos olvidar que la baja luz nos obligará a apoyar la cámara sobre un soporte o utilizar trípode.

Un detalle de unas hojas sobre un fondo desenfocado, con la ayuda de un teleobjetivo o macro, utilizando una abertura máxima puede servir para desenfocar el fondo y resaltar la belleza de las hojas en primer plano.

La ausencia de flores queda compensada en el campo por la presencia de frutos o por la existencia de hongos sobre el suelo. Las piedras pueden cubrirse de musgos; las hojas, de escarcha, De unos y otros se pueden tomar detalles interesantes con la ayuda de un buen objetivo macro o pueden ser incluidos dentro del paisaje utilizando un objetivo angular.

Fotografiar animales en otoño

Si fotografiamos animales podemos captar las migraciones que estos llevan a cabo durante esta estación. Las cigüeñas reunidas en los campanarios antes de emprender el vuelo. Bandadas de estorninos, tordos o golondrinas sobre postes o cables de la luz.

insecto palo

Foto de insecto palo

En los bosques de montaña, los ciervos se encuentran encelados y los machos luchan entre ellos por la posesión de las hembras. Las ardillas recogen bellotas y hayucos como reserva para el invierno. Los conejos invaden los campos de cultivo y el matorral. De unos y otros pueden tomarse buenas fotos con grandes teleobjetivos.

Además de los grandes mamíferos y aves, el otoño aporta numerosos insectos que pueden fotografiarse con la ayuda de un buen objetivo macro y con las técnicas de macrofotografía adecuadas: mariposas monarcas que vuelan entre la vegetación. Caracoles arrastrándose sobre las hojas mojadas. Libélulas rojas cerca del agua. Langostas, grillos y saltamontes saltando sobre el suelo o mantis parapetadas sobre las ramas de los arbustos, etc.

Cualquier forma animal o vegetal que forme parte de la naturaleza durante el otoño nos proporcionará un excusa estupenda para realizar una buena foto.

Fenómenos meteorológicos en otoño

Otros motivos interesantes para fotografiar durante el otoño son los siguientes:

- Fotografía de la lluvia.

- Fotografía de la niebla

- Fotografía del viento.

puntorojo Más información sobre temas fotográficos.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil