Grasas buenas para el hígado

Grasas y aceites para el hígado

Las grasas buenas son saludables y muy adecuadas para el hígado

Hasta hace un tiempo, se ha considerado que la grasa es mala y que se debe reducir su presencia en la dieta. El consumo de grasa se ha relacionado popularmente con tener más sobrepeso y obesidad, lo que es totalmente erróneo. Sería lo mismo que decir que comer verduras nos convertirá en individuos de color verde. o

aguacate
El aguacate contiene grasas omega y mucha vitamina E

¿Las grasas son malas?

La realidad es que las grasas saludables, en una dieta equilibrada, intervienen poco en la aparición de enfermedades de corazón.

El hecho de considerar que las grasas son malas ha llevado a eliminar de la dieta alimentos muy nutritivos, como el aguacate, los frutos secos, las semillas, el coco o el cacao puro.

La tendencia actual es consumir grandes raciones de cereales refinados, como harinas (galletas, pasta, tortas, pan,...), arroz blanco, cereales de desayuno,etc.

¿Se debe eliminar la grasa de la dieta para depurar el hígado?

Rotundamente, no. La grasa es un componente indispensable para la salud del organismo. Los alimentos vegetales ricos en aceites (frutos secos, semillas, aguacate y aceites no refinados) son una fuente de nutrientes importantísima para el corazón, hígado, y para todos los órganos en general.

Aportan vitamina E (antioxidante, fertilidad,etc.), aumentan la absorción de los betacarotenos (antioxidantes) y aportan ácidos grasos esenciales omega 3 y omega 6. El hígado necesita mucha energía, vitaminas, minerales y antioxidantes para realizar la desintoxicación de las sustancias del organismo, por lo que estos alimentos le son beneficiosos.

En dietas no vegetarianas, también son muy saludables las grasas que aportan el pescado azul y los animales que han sido criados de la forma más natural posible (Los animales criados en libertad tienen menor contenido en grasa, y dentro de ésta, un porcentaje mayor en ácidos grasos omega que los animales estabulados).

Grasas para depurar el hígado

grasas malas
Sólo la grasa mala de la comida chatarra perjudica la salud.

El hígado es el órgano encargado del metabolismo de los alimentos, medicamentos y de la depuración de las toxinas. Es el gran "laboratorio del cuerpo", encargado de digerir y almacenar los alimentos que ingerimos.

Una dieta rica en grasa requiere de un gran trabajo digestivo por parte del hígado. Cuando se tiende a un tipo de alimentación desequilibrada rica en grasas, sobre todo las de mala calidad (fritos, embutidos,etc.), se recomienda una dieta depurativa del hígado.

¿Cuáles son las grasas buenas para el hígado?

Las grasas buenas para el hígado son las que:

  • Son de calidad: De procedencia natural, aceites vírgenes (primera presión en frío), frutos secos, semillas, aguacate, coco, cacao puro,etc. No se recomiendan los alimentos procesados (embutidos, frutos secos fritos, chips,...).

  • Se consumen en cantidades equilibradas: Un exceso dietético de cualquier alimento requiere de un gran trabajo digestivo, en especial del hígado, porque es el principal órgano encargado de absorber y almacenar el exceso de calorías en grasa corporal.

  • Se acompañan de fibra y antioxidantes: La fibra ayuda a drenar el exceso de grasa y bilis del organismo. También se recomienda acompañar la ingesta de grasas con alimentos ricos en antioxidantes, como la propia vitamina E presente en estos alimentos, o la vitamina C y flavonoides presente en las verduras y frutas, mejora la estabilidad y la vida media de las grasas en el organismo. Si se consumen hortalizas ricas en betacaroteno, aumenta la potencia antioxidante de la vitamina E (calabaza, brócoli, zanahorias,...).

guacamole
Salsa guacamole
. El guacamole casero contiene grasas saludables, procedentes del aguacate, con muchos antioxidantes que aportan el tomate, la cebolla, limón y el cilantro.

¿Qué grasas se deben evitar?

Las consideradas grasas malas son las que se encuentran en productos de origen industrial: los aceites refinados, las grasas trans, fritos (el aceite a altas temperaturas se deteriora, o incluso se convierte en grasa trans),...

bolleria
La bollería contiene grasas de mala calidad, muchísimo azúcar y harina refinada.

En definitiva, evitar productos refinados o que contienen o pueden contener, además de grasas saturadas y de mala calidad, mucho azúcar y aditivos.

Las comidas que incluyen además de cereales y frutas, aceite, la fibra de las verduras y los alimentos ricos en proteínas, provocan que la absorción y digestión de los carbohidratos sea más lenta y reducen la insulina en sangre.

De igual forma que se advierte sobre la grasa "mala", también se recomienda reducir el consumo de azúcar refinado (chocolates, zumos, néctares, bollería, galletas, etc.)

Consumir grasas de calidad

En resumen, no todas las grasas son malas para el hígado, sino que se deben consumir de calidad y en cantidades equilibradas, así como reducir el consumo de azúcar.

ensalada aguacate granada
Ensalada de lechuga, achicoria, tomate, aguacate y semillas de sésamo

Lo ideal es no fijarse sólo en los nutrientes, sino contemplar el global de ese alimento y la dieta, su procedencia, calidad y cantidad que se ingiere.

En general, la grasa dañina es la que procede de productos industriales, como chocolates, embutidos, bollería, galletas, etc., estos productos contienen mucho azúcar, grasa trans o aditivos.

¿Qué grasas se recomiendan?

Se recomienda la presencia de frutos secos, semillas y aguacate en la dieta, son muy nutritivos.

Para cocinar y para aliñar, se debe utilizar aceite de oliva virgen (algunas veces llamado AOV) o si no se dispone de este aceite, otros aceites de semillas no refinados (de primera presión en frío).

Es recomendable moderar el consumo de aceites y consumir grasas a través del aguacate (o un par de cucharadas de salsa guacamole natural), un puñado de almendras o semillas de girasol (sin sal y sin freír).

En la dieta deben estar presentes alimentos que aporten grasas saludables en moderación. Consumirlos en cantidades excesivas puede producir una digestión muy lenta.

Un alimento puede ser pobre en grasa o light, pero contener mucho azúcar. O puede ser que un alimento contenga mucha grasa, pero que además aporte mucha fibra, minerales o vitaminas.

*Artículos relacionados:

- Ejemplo menú dieta para limpiar el hígado

- Dietas para desintoxicar y depurar el organismo

- Tóxicos para el hígado

- Consecuencias de la extirpación de vesícula

punto rojo Más información sobre alimentación saludable

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.