Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

ALIMENTACIÓN O DIETA PARA HIPERACTIVO

Medicina natural

ALIMENTACIÓN PARA LA HIPERACTIVIDAD

Cereales, legumbres y frutos secos para la hiperactividad
Las legumbres, los cereales, el pan y los frutos secos son muy recomendados en la hiperactividad.

¿Existe un tipo de alimentación para la hiperactividad?

La ciencia de la nutrición ha avanzado y sigue haciéndolo a pasos de gigante estos últimos años. La alimentación para la hiperactividad consiste en administrar, a través de la dieta, los nutrientes que pueden ayudar a tratar los síntomas de la hiperactividad.

Nutrientes importantes en la hiperactividad

Generalmente los nutrientes que son deficitarios y más requeridos en el trastorno de la hiperactividad son:

- Carbohidratos de lenta absorción: aportan energía de calidad, lenta y duradera, evitan el exceso de azúcar en la sangre y previenen la sobreexcitación que producen los azúcares simples. Mantienen una buena nutrición cerebral y son una fuente de vitaminas del grupo B, que refuerzan la salud del sistema nervioso.

- Triptófano: aminoácido precursor de la serotonina y melatonina, que son hormonas involucradas en el estado de bienestar emocional y en los ritmos del sueño. El agotamiento o inestabilidad mental o emocional puede ser producido o acentuado por un déficit de triptófano, que debemos aportar en la alimentación. En el trastorno de la hiperactividad, el triptófano puede reducir la impulsividad.

- Ácidos grasos esenciales: la carencia de ácidos grasos esenciales se ha llegado a describir como una posible causa de hiperactividad. Las grasas Omega 3 y Omega 6 forman parte de las conexiones neuronales. Mejoran la memoria, la concentración y el estado de ánimo. Se debe tomar en la dieta diariamente dosis de grasas saludables:

Grasas esenciales

Aceite de oliva, aguacate, frutos secos y pescado azul. En la hiperactividad hay que aumentar las dosis de alimentos ricos en ácidos grasos esenciales.

  • Aceite de oliva cada día, para aliñar y para cocinar. Ser generosos en la cantidad de aceite de oliva para aliñar las ensaladas y verduras.

  • Añadir aguacate en las ensaladas.

  • Un puñado de frutos secos a diario: nueces, almendras, avellanas, etc.

  • Legumbres 2-3 veces a la semana. Se puede combinar con quinoa. Una vez más, las legumbres son muy importantes porque contienen ácidos grasos esenciales y zinc, mineral que metaboliza estas grasas. También son una fuente de lecitina, involucrada en las conexiones neuronales.

  • En dietas vegetarianas, escoger huevos y leche con Omega 3. Dietas carnívoras, tomar pescado azul al menos 3 veces semanales.

- Calcio y magnesio: minerales muy importantes en la etapa de crecimiento (hiperactividad infantil) y para el correcto desarrollo de los huesos. Destacan las propiedades del calcio y el magnesio en la hiperactividad por su papel para la contracción muscular. El calcio además forma parte de numerosas funciones cerebrales. Para prevenir el desgaste físico, promueve la salud ósea y estimula la atención y la claridad mental.

- Vitamina B1: nutre el sistema nervioso y los músculos, ayuda a transformar los alimentos en energía y a regular los niveles de azúcar en la sangre. Los alimentos que proporcionan más cantidad de esta vitamina son el pan y los cereales integrales (muesli, avena,...), la soja, los garbanzos, guisantes, lentejas, espárragos, pipas de girasol, okras, malvas, pimientos y la espirulina, entre otros.

- Vitamina C: para contrarrestar la oxidación producida por la hiperactividad y el movimiento. Los alimentos más ricos en vitamina C son las frutas, como el kiwi, limón, naranjas, grosellas, frambuesas, fresas y guayaba.

  • Al menos 3 raciones de fruta al día.

  • Evitar zumos por su alto contenido en azúcares simples. Es preferible sustituirlos por batidos de fruta con yogur y avena.

¿Qué alimentos NO se recomiendan en la dieta para la hiperactividad?

- Azúcares simples: la mala alimentación a base de alimentos industriales ricos en azúcares simples cada vez supone más problemas para la salud. Estos alimentos son poco nutritivos (pues no contienen las vitaminas y minerales de los alimentos enteros) y sus azúcares causan sobreexcitación nerviosa seguido de apatía e hipoglucemia. Evitar las golosinas. (Más información)

- Sustancias estimulantes: pueden aumentar el nerviosismo y la descoordinación motora: evitar tomar café, colas y refrescos estimulantes o que contengan cafeína.

- Bebidas con gas: el ácido carbónico (gas) de este tipo de bebidas es altamente descalcificante.

- Charcutería: no conviene abusar de los embutidos ya que contienen exceso de sal, grasas saturadas y nitritos.

Alimentos para la hiperactividad
Lámina - resumen de los alimentos para la hiperactividad.

punto rojo Más información sobre remedios naturales para la hiperactividad.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil