Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

Tratamiento natural del intestino agujereado

Hiperpermeabilidad intestinal o intestino demasiado permeable

SÍNTOMAS Y CAUSAS DE HIPERPERMEABILIDAD INTESTINAL

Hiperpermeabilidad intestinal o síndrome del intestino agujereado

La hiperpermeabilidad intestinal, síndrome del intestino demasiado permeable o también llamado "intestino agujereado" (leaky gut en inglés), es una disfunción de la barrera intestinal que se produce en personas con alergias alimentarias, intolerancias, enfermedades intestinales, autoinmunes o infecciones recurrentes.

colon
El intestino permite absober nutrientes y eliminar tóxicos y residuos alimentarios. Dibujo por cortesía de ©Dibujosparapintar

La hiperpermeabilidad intestinal permite el paso de sustancias indeseadas a la sangre, produciendo una serie de síntomas intestinales, reacciones del sistema inmunitario y de todo el organismo.

El intestino agujereado puede estar relacionado con otras enfermedades como el autismo, la depresión, lupus, esclerosis múltiple, artritis, enfermedad de Crohn, colon irritable, fatiga, migraña o jaquecas, entre otros.

Por ello se recomienda, como en toda dieta saludable, que todas las personas cuiden su flora intestinal a través de una alimentación con alimentos probióticos y prebióticos, además de otras pautas que se darán en este artículo.

¿Qué es la permeabilidad intestinal?

Las paredes del intestino tienen que ser permeables para permitir la entrada de nutrientes en el organismo.

Pero al mismo tiempo, la pared intestinal no puede ser totalmente permeable, porque debe protegernos contra microbios y toxinas: el intestino está constantemente en contacto con millones de bacterias, hongos, virus, parásitos, antígenos (material genético de microbios y alimentos), sustancias tóxicas (sustancias no digeridas,...), o componentes que pueden ser cancerígenos (nitrosaminas, HAP,...).

En definitiva, el buen estado intestinal es necesario para:

- La correcta absorción de nutrientes

- Actuar de barrera de defensa contra infecciones, tóxicos y macromoléculas demasiado grandes para poder ser absorbidas.

- Producción de vitaminas, principalmente vitamina K, y algunas vitaminas del grupo B (microbiota o flora intestinal)

- Producción de anticuerpos o defensas

En la actualidad, existen estudios científicos y clínicos sobre la estrecha relación que existe entre el estado del intestino y muchos problemas de salud, relacionados con alergias, inflamación, e incluso el estado intestinal puede tener influencia sobre el estado de ánimo, debido a la capacidad de la flora intestinal para sintetizar neurotransmisores como la serotonina.

intestino sano
Lámina esquemática sobre el funcionamiento correcto de la barrera intestinal.

Intestino demasiado permeable

Es natural que en algunas ocasiones la pared intestinal falle y deje pasar sustancias que no deberían atravesarla. En estos casos, el intestino produce sustancias defensivas llamadas citocinas o citoquinas inflamatorias que resuelven la situación. Resulta un problema cuando sistemáticamente se producen alteraciones que producen inflamación y daños en la pared intestinal, por ejemplo, en el caso de intolerancias o alergia a alimentos.

En un intestino normal, la pared intestinal está formada por uniones estrechas entre células (tight junctions). Cuando el intestino está dañado (intestino hiperpermeable), este aumenta su separación, permitiendo el paso de sustancias no deseadasa al torrente sanguíneo, que originan inflamación. Externamente se puede apreciar por la aparición de eczema, flatulencia, migrañas, diarreas recurrentes, agravamiento de la artritis,...

intestino sano
Lámina esquemática sobre cómo pasan sustancias no deseadas cuando se produce el intestino agujereado.

Causas de hiperpermeabilidad intestinal

Enfermedades o intolerancias que producen hiperpermeabilidad intestinal

Las causas del daño intestinal siempre son componentes alérgenos, es decir, sustancias de los alimentos a los que el organismo reacciona de forma anómala.

Entre las alteraciones más comunes se encuentra el gluten. El pan contiene una proteína llamada gluten, que en el intestino se descompone de prolaminas y gliadina. Se cree que la gliadina aumenta la separación entre los enterocitos (células intestinales), en las personas sensibles.

colon
El pan contiene una proteína llamada gluten

Es decir, consumir gluten podría aumentar la permeabilidad o "agujeros" del intestino en aquellas personas sensibles a esta proteína.

Por esta razón, algunos expertos recomiendan siempre evitar el trigo en caso de enfermedades intestinales, al menos temporalmente.

- Sensibilidad al gluten no celíaca (trigo, cebada, centeno)

- Alergia a alimentos

- Intolerancias alimentarias: Intolerancia a la lactosa, fructosa,etc.

- Enfermedad celíaca (alergia al gluten)

- Enfermedades inflamatorias intestinales(Crohn, colitis ulcerosa)

- Colon irritable

Infecciones:

- Intoxicaciones alimentarias por salmonelosis, listeria, etc. o por aguas contaminadas

- Infecciones de parásitos intestinales

Dieta inadecuada y otros factores modificables

Los siguientes factores pueden empeorar el estado del intestino cuando ya se encuentra dañado por alguno de los puntos anteriores:

- Demasiada proteína animal, este tipo de alimentación aumenta la flora bacteriana putrefactiva, que debilita la salud intestinal.

- Demasiados alimentos ricos en grasa: Comer muchos fritos, pastas, quesos y alimentos con mucha grasa enlentece las digestiones. La grasa retrasa el vaciado gástrico y aumenta el trabajo digestivo. El estómago libera poco a poco las grasas al intestino para que emulsionen correctamente con la bilis.

- Poca fibra en la dieta: La microbiota protectora es aquella que fermenta la fibra de los vegetales, por lo tanto, es necesario comer abundantes verduras y hortalizas para favorecer su crecimiento en el colon.

- Insuficiencia de jugos digestivos (dispepsia hipoclorhidria), que en algunos casos puede ser inducida por déficits nutricionales de vitamina B6 y zinc, necesarios para la producción de ácido clorhídrico.

- Estreñimiento: Si el estreñimiento es habitual, y además se combina de una alimentación inadecuada, se produce mayor fermentación o putrefacción de los alimentos en el tracto digestivo, con sustancias que pueden irritar o inflamar el intestino.

- Falta de masticación: Engullir los alimentos prácticamente sin masticar conlleva digestiones lentas y que la comida llegue menos disgregada a los intestinos. Sumado a otros factores, incrementa el malestar y las dificultades digestivas.

- Flora intestinal debilitada, que se puede producir por estrés, uso de medicamentos antibióticos, cambios de alimentación (viajes, dietas,etc.), abuso de laxantes, celiaquía, enfermedades intestinales, etc.

- Sustancias irritantes: Café, alcohol, tabaco, picantes (pimienta, mostaza,...).

- Aditivos y pesticidas, principalmente los que se encuentran en los productos industriales procesados. Por ejemplo, los nitritos y nitratos, presentes en los embutidos, son capaces de convertirse en nitrosaminas cancerígenas. Los aditivos y pesticidas pueden reducir la flora bacteriana saludable.

- Medicamentos antiinflamatorios como la aspirina y AINES

Síntomas de hiperpermeabilidad intestinal

El conjunto de algunos de los siguientes síntomas puede indicar problemas de hiperpermeabilidad intestinal:

- Mareos, náuseas o vómitos

- Mal aliento

- Flatulencia, gases y heces pastosas por mala absorción de los nutrientes

- Hinchazón abdominal, vientre hinchado especialmente después de las comidas.

- Diarrea y/o estreñimiento

- Fatiga, dolor muscular o en las articulaciones

- Migraña

- Fiebre

- Nerviosismo, insomnio

- Eczemas o reacciones en la piel

- Asma

- Reacciones alérgicas, sarpullidos, urticaria

Diagnóstico del intestino agujereado

El intestino hiperpermeable es un trastorno que no suele diagnosticarse, porque su cura empieza por tratar la enfermedad, alergia, intolerancia, infección u otra causa que la haya podido provocar, que es el objeto del diagnóstico.

En análisis de sangre se observa un aumento de las inmunoglobulinas IgE y IgG, aunque estos valores no son específicos de intestino hiperpermeable, sino que suelen indicar otras afectaciones. Se realizan otras pruebas complementarias como test del aliento, prick test y otras que sirven para detectar alergias.

Siempre se recomienda acudir a un médico especialista para determinar si existen alteraciones del intestino a partir de una valoración global.

dietista
Tener migrañas, infecciones recurrentes o estreñimiento crónico pueden ser síntomas de alteraciones intestinales. Se recomienda acudir a un dietista que trabaje conjuntamente con su médico

¿Qué se ve en un intestino dañado?

El intestino agujereado se observa cuando se estudian otras enfermedades digestivas, intolerancias, enfermedades intestinales o autoinmunes (estudio, estudio).

Los enterocitos (células intestinales) presentan mayor separación de lo normal entre ellos, los llamados agujeros intestinales.

En el siguiente estudio se puede apreciar la hiperpermeabilidad intestinal de personas con colon irritable.

Estos agujeros son los que permiten que sustancias indeseadas atraviesen la barrera intestinal, en este caso del estudio, en personas con intestino irritable cuando se consume gluten.

¿Quién puede tener intestino agujereado?

Las personas que presentan habitualmente migrañas, infecciones recurrentes, hinchazón abdominal después de comer, u otros síntomas descritos anteriormente, es posible que tengan la microbiota y la mucosa intestinal debilitada.

Tratamiento natural de la hiperpermeabilidad intestinal

El tratamiento natural del síndrome del intestino demasiado permeable consiste en:

1- Tratar la causa o eliminar el/ los agentes causantes:

- En caso de infección, acudir al médico y tratarla adecuadamente. Es necesario seguir el tratamiento con antibióticos, acompañado de la dieta y los consejos que se recomiendan a continuación.

- En caso de intolerancia o alergia, eliminar el componente causante, leche en caso de intolerancia a la lactosa, determinadas frutas y alimentos ricos en fructosa, huevo, legumbres, verduras,etc.

- Reducir el consumo de gluten y leche: Algunos expertos recomiendan eliminar temporalmente el trigo y lácteos en caso de enfermedades intestinales y autoinmunes (ver dieta recomendada).

- Eliminar o reducir el consumo de sustancias que irritan el intestino: alcohol, tabaco, picantes, café.

- Evitar medicamentos que no haya prescrito su médico. Si es posible, evitar medicamentos antiinflamatorios (consultar con el médico)

2 - Dieta adecuada para la hiperpermeabilidad intestinal

- Masticar mucho todos los alimentos y comer en un ambiente tranquilo y relajado.

- Evitar el estrés: El estrés y nuestro estado emocional repercute en nuestra salud intestinal. Esta relación se ve muy clara en casos de síndrome de intestino irritable, aunque en personas sanas es más difícil de establecer relación, porque no hay dolor ni trastornos digestivos tan exagerados.

cafe tabaco alcohol irritantes para el intestino
El café, tabaco, alcohol, alimentos con mucha grasa y las comidas picantes, son irritantes del intestino y se recomienda evitarlos

- Dieta adecuada rica en frutas, verduras y hortalizas, cocinados de forma suave (hervidos, vapor, horno, asados, puré). No son adecuados los fritos, picantes, comidas demasiado abundantes o variadas,etc.

- Evitar el estreñimiento, a través de una dieta rica en fibra y con mucha hidratación. No se recomienda el uso de laxantes.

- Evitar determinados alimentos que estimulan la secreción de bilis (principalmente fritos, cítricos y comidas demasiado grasas).

- En dietas para enfermedades autoinmunes (Crohn, colitis) se recomienda evitar o reducir el consumo de gluten y lácteos.

- Dieta para intestino o colon irritable, si es el caso

*Véase: Alimentos que perjudican la microbiota o flora intestinal

tratamiento para sindrome intestino permeable agujereado hiperpermeabilidad intestinal
Lámina resumen con las pautas básicas en el tratamiento del síndrome del intestino agujereado o demasiado permeable. Elaborado por ©Botanical-online.com

3- Mejorar la función digestiva:

- Probióticos: Se recomiendan suplementos de bacterias probióticas que aporten gran cantidad de bacterias lácteas (Lactobacillus), y bífidus o bifidobacterias (Bifidobacterium). (Los yogures no aportan suficiente cantidad, se deben tomar suplementos) (Puede presentar contraindicaciones, consultar con el médico) (Cómo comprar un buen suplemento probiótico)

- Enzimas digestivos: Suplementos que ayuden a mejorar la digestión y a disgregar los alimentos, porque cuanto más descompuestos están los alimentos, menos componentes alérgenos contienen.

- Aumentar ciertos alimentos ricos en: Glutamina, antioxidantes, quercitina, betacarotenos, y otros componentes que ayuden a mejorar el estado intestinal.

- Evitar alimentos perjudiciales para la flora intestinal

4- Suplementos y nutrientes que ayudan a reparar el intestino: Pueden ser adecuados suplementos de prebióticos, glutamina, algunas plantas medicinales y ácidos grasos esenciales, por su efecto antiinflamatorio.

punto rojoMás información sobre remedios y dieta para la hiperpermeabilidad intestinal.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil