Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

HISTORIA DEL TÉ

Guía del té

HISTORIA Y ORIGEN DEL TÉ VERDE

La leyenda del origen del té

La planta del té es originaria del Sur de China. Según las leyendas, el té fue descubierto por el Emperador Shennong, Shen Nong o "Agricultor Divino" (2738 - 2696 a.C.).

Shennong es un personaje de la Mitología China, que fue considerado el descubridor de la medicina. Éste instruía al pueblo sobre el correcto uso de las plantas medicinales, entre las cuales había el té. Shen Nong recomendaba a sus habitantes hervir el agua antes de beberla, como medida de prevención higiénica.

China
Ilustración de un paisaje de China del siglo XIX

Existen dos hipótesis sobre el descubrimiento de esta bebida:

- Cuenta una historia, que el Emperador Shennong, que viajaba con su escolta, realizaba largos trayectos. Un día, durante uno de sus viajes, pararon a descansar a la sombra de un árbol que no conocía. Tuvo sed, y como era costumbre, puso agua a hervir. De repente, una suave brisa llevó unas hojas de té a la taza de agua caliente. Shennong vio que el agua se teñía de color dorado y la probó: Tenía un sabor dulce y amargo a la vez, agradable. Había descubierto el té.

Se dice que el Emperador Shennong, a partir de entonces, utilizaba el té como remedio para las intoxicaciones cuando probaba nuevas plantas medicinales. Esto podría explicarse por la riqueza en taninos del té.

Esto aparece reflejado en el libro "Clásico de las raíces y hierbas", donde se habla de 365 drogas minerales, vegetales y animales clasificadas, el té aparece como remedio contra los envenenamientos.

Historia del té en China

Toda la cultura del té, que comprende desde los cuidados de la planta, su procesado, elaboración y manera de preparar la infusión, provienen de la sofisticación de la técnica china, que ha recogido a lo largo de siglos, todas las costumbres y formas tradicionales que adquirió esta bebida.

En los años 222 - 589 a.C., durante la época de las Seis Dinastías ("Liu-Chao"), el té se extendió como planta medicinal por todo el sur de China. Por sus virtudes atribuídas, esta bebida fue ampliamente aceptada entre la población, hasta convertirse en un costumbre cotidiano. Pronto aparecen las primeras poesías y canciones sobre el té, que nos cuentan, por ejemplo, cómo los campesinos tenían que recorrer quilómetros para ofrecer su mejor té como tributo al Emperador.

En el siglo VIII empieza a expandirse el comercio del té, y éste se convierte en una bebida de moda entre los círculos sociales y es un motivo de distinción de algunas clases sociales. Durante la Dinastía Song empiezan a hacerse las reuniones de té (Ceremonias Song), lo que en Japón posteriormente se convertirá en la práctica del Cha-no-yu o Ceremonia del té japonesa.

En el año 780 se publica el primer libro del té: Ch'a Ching escrito por Lu Yu, un discípulo que aprendió las enseñanzas de Confuncio. Lu Yu aprendió todo sobre la planta ya que vivía en una provincia productora de té. En su libro destaca que ya se habla del " ritual" de tomar té: Cómo se sirve, con qué utensilios, etc.

Más tarde aparecen las Casas de té, llamadas Guangdong o Chalou, donde se celebran reuniones de té con toda clase de lujos y utensilios para prepararlo. (Marco Polo habla en sus diarios de estas casas de té en China).

En la época de la Dinastía Ming (1368 - 1644) aparecieron los primeros utensilios de porcelana para servir el té (Chien). El té era un producto caro, que en ese momento estaba en su auge de exportaciones.

Las teteras tenían un tamaño pequeño, y las hojas de té eran reinfusionadas una y otra vez durante todo el día (algo que se sigue haciendo con ciertos tipos de té, como Gyokuro). En esta época aparecen los primeros blends realizados junto con pétalos y flores aromáticas, y se pasa de tomar el té prensado a las hojas de té secas como las conocemos actualmente.

Los países vecinos de China también adoptan la cultura del té, como Mongolia, Tíbet, India y Japón. Concretamente, el té fue una bebida muy bien aceptada por los nómadas, quienes entonces prácticamente sólo se alimentaban de carne y lácteos.

Tradicionalmente, en China no se endulza el té con azúcar, ni se le añade leche, ni limón. El té, que en un inicio se consumía como planta medicinal, se sigue tomando actualmente en el país como una bebida cultural, saludable e importante socioeconómicamente. Esta tradición milenaria de tomar té, asociada al origen de la civilización china, no puede faltar en ninguna celebración social.

Tratado del té
Relato del libro "Tratado de los usos, abusos, propiedades y virtudes del tabaco, café, té y chocolate", escrito por el médico cirujano Antonio Lavedan y editado en Madrid en 1796.



Contraindicaciones del té
Relato del libro "Tratado de los usos, abusos, propiedades y virtudes del tabaco, café, té y chocolate", escrito por el médico cirujano Antonio Lavedan y editado en Madrid en 1796.

Historia del té por George Gabriel Sigmond
Traducción:
<<Ha sido observado que en China un hombre mantiene su campo [de té] más ordenado que su casa>>

(Relato del libro "Tea: It's effects, medicinal and moral" escrito en 1839 por George Gabriel Sigmond)


Juan Bautista Historia del té
Traducción
:
<<Los chinos poseen una hierba de la que extraen un jugo delicado, que les sirve para beber en vez de vino, y que también preserva su salud y los mantiene lejos de todos los males que produce el uso inmoderado de vino>>

Relato escrito por Giovanni Botero en 1589. Se trata de una de las primeras obras europeas que aluden al té. Habla haciendo referencia a un escrito de Marco Polo a la China y al escrito de Juan Bautista Ramusio en el libro Navigationi et Viaggi que se publicó en 1559.


Historia del té
Relato del libro "Tratado de los usos, abusos, propiedades y virtudes del tabaco, café, té y chocolate", escrito por el médico cirujano Antonio Lavedan y editado en Madrid en 1796.



Historia del té
Traducción:
<<Aquí, tú, gran Anna ! A quienes tres reinos obedecen, algunas veces tomas consejo, y otras veces tomas té>>

Este verso fue escrito a principios del siglo XVIII, por el poeta Alexander Pope. Hace referencia a la Reina Anna de Inglaterra, quien se hizo popular porque consumía muchas tazas de té cada día.

Países cultivadores de té

Hasta finales del siglo XIX, China era el único país productor de té. Hasta entonces, todos los intentos de cultivo de té fueron bloqueados por la Compañía de las Indias Orientales, que tenía el monopolio de exportaciones de té chinas.

Fue a medianos de este siglo cuando los ingleses implantaron el cultivo del té en sus colonias de India, en la provincia de Assam y posteriormente en Darjeeling.

Actualmente, estas dos zonas de India son emblemáticas y producen tés de alta calidad.

En Ceilán (actual Sri Lanka) el cultivo de té se instauró debido al declive de las plantaciones de café, por la problemática de enfermedades como la roya. El té se adaptó perfectamente al clima de la región.

La India, Tailandia, Vietnam y Sri Lanka (antigua Ceilán) son los principales.

Jadín de té
Fotografía jardín o campo de té en Deniyaya (Sri Lanka).

Expansión del té en el mundo

El té en Europa

- Las rutas de comercio entre Europa y Asia permitieron la entrada de té en el continente, aunque entonces no era un producto fácil de conseguir ni especialmente conocido.

- Uno de los primeros países en conocer China fue Portugal , gracias a las expediciones de Vasco de Gama. En 1590, la primera embarcación portuguesa llega a China.

- Más adelante, China permitió que los portugueses embarcaran en la isla de Macao para realizar los intercambios comerciales (Los chinos consideraban peligrosos a los marineros de Occidente).

- A raíz de la popularidad del té en Oriente como bebida medicinal (se decía que era la responsable de la longevidad de los asiáticos), ésta llamó la atención de los comerciantes que empezaron a importarla a Europa. La Compañía de las Indias Orientales Holandesa importó el primer cargamento importante de té, desde Java a Europa, en el 1619. Entonces, en Europa, el té comenzó a venderse en farmacias.

- Simón Pauli, un médico y botánico alemán, advierte de las posibles contraindicaciones del té en un artículo publicado en 1635. Más adelante, en 1746, publica un tratado sobre el té, el chocolate y el café en el que se advierten de nuevo sus peligros, en rechazo a la introducción de estas plantas foráneas a las costumbres tradicionales. (*Información relacionada: Peligros de la cafeína)

- En el siglo XVII, la aristocracia europea solía beber té como símbolo de nobleza y distinción, en ceremonias y reuniones, emocionados por el auge de las exportaciones y comercio de especias y alimentos entre Oriente y Occidente.

- En un principio, el té era suministrado a Inglaterra por los holandeses, hasta que en 1600 se creó la Compañía de las Indias Orientales Inglesa. En unos años, esta compañía consiguió superar la Compañía Holandesa y se hizo con el monopolio del comercio del té durante más de dos siglos.

- La primera venta de té en Inglaterra fue en el café Garraway de Londres en 1657. Thomas Garraway, el dueño, colgó en la puerta un cartel anunciando las múltiples virtudes medicinales de esta bebida, que se extendió por toda la ciudad.

- En 1662 Rey Charles II de Inglaterra se casa con la princesa portuguesa Catarina de Bragança, que era una gran aficionada al té (El té se consumía entre la nobleza portuguesa).

- Es a la Reina Catalina a quien se le atribuye la introducción del té a la cultura inglesa, que hoy en día está tan arraigada a las tradiciones del país.

- Paralelamente, Rúsia realiza intercambios comerciales con China a través de largas rutas con mulas y caballos. En 1689 se firma el Tratado de Nerchinsk donde acordaron hacer sus intercambios comerciales en la ciudad de Kyakhta. En el siglo XVIII el té era ampliamente consumido en Rúsia, y se creó el samovar, un instrumento ruso de metal para tomar té.

- A finales del XVII, los holandeses llevaron el té a Alemania, aunque su precio costoso y los avisos de médicos como Simón Pauli hicieron que el té no llegara a adquirir demasiada popularidad. La bebida que más se consumía en Alemania era la cerveza.

- En Francia el té generó cierta controversia acerca de su uso como planta medicinal, aunque tuvo gran aceptación entre la nobleza. La costumbre inglesa de tomar el té con leche proviene de Francia.

- El té llega a España a finales del siglo XVIII como una moda importada de Francia e Inglaterra, aunque no llegó a superar la popularidad que entonces tenían en España el café y el chocolate.

Artículo de Mariano José de Larra publicado en 1828:

No hace mucho tiempo que iba yo por la calle, pensando en cosa de muy poco valor, cuando levanto la cabeza y me hallo con un cartelón más grande que yo, que decía, con unas letras que dificulto se puedan escribir mayores: El té de las damas. ¿Querrán ustedes creer lo que voy a decir? Precisamente yo tengo una mujer demasiado afectada del histérico, y como este mal es tan común en las señoras, vea usted que el deseo mismo me hizo consentir en que sería alguna medicina para algún mal de las mujeres; [... ]. En España, donde las señoras ni toman té, si no es cuando se desmayan y no hay por casualidad a mano manzanilla, flores cordiales, salvia o cosa semejante de las que dicen que son buenas para tales casos, ni, por consiguiente, hablan reunidas al tomarle; pues ya que quería poner un título de cosa de comer o de beber, ¿por qué no dijo El chocolate de las damas? ¡Como si fuera preciso que para hablar unas señoras estuviesen tomando algo!

- A finales del siglo XIX, William Gladstone, primer ministro de la Reina Victoria de Inglaterra anunció: "Si tienes frío, el té te calentará. Si tienes calor, el té te refrescará. Si estás deprimido, el té te animará. Si estás excitado, el té te calmará".

El té en América

- El té llegó a América a través de las colonias inglesas y holandesas. Ambos países tenían una Compañía de Indias Orientales, por lo que eran competidoras en el comercio del té. Éste era un producto caro, que solamente se podían permitir los colones o familias adineradas.

- El problema del té empezó durante el declieve de la Compañía de las Indias Orientales de Inglaterra, que coincidió con la Guerra de los Siete Años. En un inicio, el Rey George III de Inglaterra trató de subir impuestos a las colonias americanas a fin de conseguir recaudar más dinero para mantener su imperio.

- Uno de los tributos más famosos fueron las Leyes de Townshend (Townshed Act) en 1767 que gravaban impuestos sobre algunos productos, entre los que se incluía el té. Más adelante, esta ley fue derogada y solamente se mantuvo el impuesto sobre el té, conocido como "el impuesto de los tres peniques".

- En rechazo de estas imposiciones, los tés de origen inglés fueron boicoteados y los colones consumían té de Holanda obtenido de contrabando.

- En 1773 sucedió la revolución con lo que se conoce como "Boston Tea Party" (Fiesta del té de Boston): El primer barco que llegó después de la imposición del "Ley del Té" (otra ley recaudativa) no pudo entrar en el puerto de Boston porque se le prohibió la entrada. La noche del 16 de diciembre de 1773, mientras el barco estaba atracado, asaltaron la embarcación y arrojaron todo el cargamento de té al mar.

El té en la actualidad

Como hemos visto, el té es mucho más que una bebida medicinal o aromática. Se ha convertido en una tradición y en una parte importante de muchas culturas del mundo.

En la actual definición del Diccionario de la Real Academia Española consta como definición de té: "Reunión de personas que se celebra por la tarde y durante la cual se sirve un refrigerio del que forma parte el té".

* Información relacionada:

- Países productores de té.

- Países consumidores de té.

punto rojo Más información sobre el té.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil