Alimentos ricos en hierro

Revista de Plantas de Botanical-online

Cultivo del kiwi

CÓMO PLANTAR LA FRUTA KIWI

 

El KIWI o grosellero de la China es el fruto de una planta enredadera (Actinidia deliciosa) originaria del este de China, zona de Zhejiang. En esa región se consumía como fruto silvestre, y no fue hasta 1906 que se extendió hasta Nueva Zelanda, donde la planta se adaptó perfectamente al clima y se empezó a cultivar.

Nueva Zelanda también le dio el nombre a la fruta kiwi, debido su parecido con el animal Kiwi.

Existen muchas variedades de kiwis: la más cultivada inicialmente fue Actinidia chinensis var. hispida. En la actualidad, la variedad Hayward es la más comercializada.

Se trata de una planta con exigencias de cultivo especiales, que requiere de cuidados específicos tales como condiciones climáticas favorables, terreno adecuado, bien drenado y fértil, nutrientes y humedad.

Descripción de la planta

kiwi fruta
Imagen de kiwis

Liana arbustuva de hasta 8 m de altura.

Tallos leñosos con zarcillos que se enganchan sobre el soporte. Hojas ovaladas, alternas, largamente pecioladas.

Flores femeninas de color blanco inicialmente, amarillo posteriormente. Las flores masculinas suelen ser de menor tamaño.

Los frutos son bayas reunidas en racimos. Poseen la piel marrón cubierta de pelos y tienen forma ovalada; su carne es verde (por su contenido en clorofila) y sus semillas, diminutas y de color negro, dispuestas en forma de círculo respecto al centro del fruto.

El kiwi es una planta dioica: existen árboles masculinos y arboles femeninos, y ambos son necesarios en un mismo cultivo para producir frutos.

 

CONDICIONES DE CULTIVO DEL KIWI

sol

Clima óptimo para el cultivo de kiwi

- Plantar a pleno sol o en semi-sombra

- Crece bien en climas subtropicales, templados, sin temperaturas extremas en invierno. No tolera las heladas, y será conveniente proteger las plantas del frío en invierno.

- Temperatura óptimas: 24 ºC de día y 8 ºC de noche. Temperaturas superiores a 35º o inferiores a -12ºC dañan seriamente la planta.

- Proteger del viento, necesario el uso de un cortavientos.

jugo de kiwi
Imagen de jugo de kiwi: Es necesario hacer el jugo y colarlo para conseguir las semillas.
Dibujo por cortesía de dibujosparapintar.com

terreno

Suelo

- Tipo de suelo: franco-arenoso o arcilloso, profundo, húmedo, bien drenado y con pH ligeramente ácido (de 5,5 a 7,2).

- Drenaje: Se deben evitar los encharcamientos o inundaciones de agua!!!

- No tolera la salinidad del suelo.

regar

Riego

- La mayoría de cultivos que tienen problemas, son debidos al riego.

- El kiwi es muy sensible a los anegamientos de agua, porque favorecen la aparición de enfermedades de la raíz.

maceta

Cómo plantar kiwi a partir de la semilla

- Se pueden obtener semillas de frutos maduros comprados en primavera, que normalmente germinan bien.

- Se exprime el kiwi en una máquina de zumo manual. Colar el jugo con un tamiz para separar las semillas. Estas se colocan sobre un papel de cocina para limpiarlas ligeramente y retirarles restos de pulpa que puedan quedar pegados.

- Colocar las semillas, mezcladas con tierra fértil húmeda, en una bolsa de plástico o semillero tapado, y mantener en nevera durante 2 semanas

- Aunque no hayan germinado aún, las semillas se siembran en un semillero o maceta. La profundidad de siembre debe ser, como máximo, del doble del tamaño de la semilla (como norma general en todas las plantas). En el caso del kiwi, no será superior a 2-3 mm. (Es decir, plantaremos las semillas y "espolvorearemos" un poco de tierra encima).

- La planta germinará a las 2-3 semanas aproximadamente. Cuando midan aproximadamente 10 centímetros, se pueden trasplantar a una maceta más grande o en terreno definitivo si las condiciones climáticas y del suelo son óptimas.

- Distancia de plantación: 5,5m. entre plantas y 4,5m. entre filas.

pala

Labores culturales

Es una planta con exigencias climáticas y nutricionales que puede no ser exitosa si no se cuida adecuadamente. Incluso se ha reportado de casos de cultivos grandes y de alto coste, que no han sido exitosos dada la exigencia de la planta.

- Roza y cavado: Será muy importante remover bien toda la tierra para que se oxigene y para que el terreno no esté compactado, lo cual dificultaría el desarrollo de las raíces y la penetración del agua (No es necesario un cavado profundo en caso de suelos muy ligeros o finos, en ese caso basta con realizar una limpieza superficial con un rastrillo).

- Preparar vigas tutoras y alambres: Generalmente se preparan los tutores de estas lianas con maderas en forma de "T" y una serie de alambres por los que se podrá emparrar la planta (ver dibujo inferior). Cada 8 plantas, en 1 al lado de una viga hay que colocar una planta macho. Entre vigas, se pueden plantar hembras con la ayuda de un tutor, como una caña. A medida que se van emparrando, se deben sujetar las plantas a los tutores con la ayuda de un cordel o de una cinta.

cultivo de kiwis
Dibujo de cultivo de kiwis con 3 alambres.
Señaladas la altura y la distancia entre plantas.

- Poda: Después del primer año, se debe realizar una primera poda de formación para que ramifique en dos ramas primarias o estructurales a partir del segundo año. Se deberá atar la rama al tutor para conducir el árbol lo más recto posible. Todas las podas se realizarán en invierno en pleno reposo vegetativo de las plantas.

Floración

La polinización de las flores se produce por insectos y por el viento. Es un punto muy importante ya que el calibre de los frutos viene determinado por la polinización. Poseer una colmena de abejas en el cultivo ayuda a mejorar la producción de frutos del árbol, ya que estos animales transportan el polen de las flores masculinas a las femeninas favoreciendo la fructificación. Normalmente se colocan mallas (a una altura que no toque las ramas) para aumentar la polinización por estos insectos.

Al tratarse de una planta dioica, es necesaria la presencia de plantas kiwi masculinas y femeninas en un mismo cultivo. En general, en un cultivo se recomienda una planta macho por cada 5 - 10 femeninas.

 

Recolección de los frutos

Los kiwis empiezan a producir buenas cantidades de frutos a los 4 años de plantación. De media, un árbol frutal de estas características produce unos 20 kg. (aproximadamente 150 frutos) al año, aunque pueden llegar a los 80 kg. en algunos casos.

El kiwi es un fruto climatérico, que puede madurar una vez recogido. Se pueden cosechar frutas casi al punto para que terminen su maduración fuera del árbol, de esta manera será más fácil su transporte y comercio. Se puede acelerar la maduración colocando los frutos en una bolsa con frutas que produzcan gas etileno, como por ejemplo una manzana madura.

 

Enfermedades y plagas de los cultivos de kiwi

- Chancro bacteriano del kiwi o PSA (siglas de Pseudomonas syringae pv. actinidiae): Es la principal amenaza que afecta a los cultivos de kiwi. Una de las primeras medidas de prevención es adquirir semillas con controles de calidad que garanticen que está libre de PSA. Puede llegar a causar grandes pérdidas. Se agrava con la humedad (cultivos con mallas son más susceptibles)

- Cochinilla (Pseulacaspis pentagona)

punto rojoMás información sobre las propiedades de los kiwis en el listado superior.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil