indice
Icono de Blog de Plantas
iniciodiccionariorevista gratuitacursosforobibliografiarecomendar

 

REVISTA DE PLANTAS

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Medicina alternativa

 

Remedios caseros para una mala circulación en los pies

 

( Tratamiento natural de una mala circulación en los pies)



 

Remedios para la circulación en los pies






¿ Como mejorar la circulación en los pies?

castaño de indias para una mala circulación en los pies
Los suplementos de castaño de indias mejoran las circulación en los pies

 

Gingko  para una mala circulación en los pies
Los extractos de ginkgo biloba favorecen una mejor circulación en los pies

 

Gingko  para una mala circulación en los pies
Los extractos de alcachofa son ideales para la circulación de la sangre

 

Las plantas medicinales utilizadas para el tratamiento de la mala circulación de los pies son, en general, las mismas que utilizaremos para una mala circulación en general ( Véase remedios para la mala circulación). Sin embargo, podemos centrarnos en aquellas plantas que son especialmente útiles para el tratamiento específico de una circulación deficiente en los pies . Entre todas ellas podemos mencionar las siguientes

 

Fitoterapia: Plantas medicinales para la mala circulación de los pies

Entre las principales hierbas curativas que podemos utilizar para mejorar las circulación en los pies tenemos las siguientes:

- Ginkgo ( Ginkgo biloba) los extractos de esta planta puede mejorar una de las enfermedades circulatorias de las piernas y los pies ( La dosis habitual se estima en unos 120 mg al día repartidos en tres tomas)

- Castaño de Indias: ( La forma más segura de tomar este producto es a través de un suplemento normalizado de aescina que puede encontrarse en farmacias y herbolarios. Las dosis habituales suelen ser de unos 500 mg diarios por las mañanas) ( Puede utilizarse el líquido resultante de la decocción de la corteza. Una cucharadita por vaso de agua. Tomar un par de tazas al día)

- Hamamelis: ( Hamamelis virginiana) Las friegas realizadas con agua de hamamelis pueden ayudan a disminuir el dolor de piernas y pies.

 

Vitaminas y minerales y otros suplementos para la mala circulación en los pies

- Vitamina E : Esta vitamina resulta adecuada para aquellas personas con mala circulación en las extremidades inferiores (Para notar mejoría se recomiendan dosis iniciales de 200 UI diarias e ir incrementando hasta las 400 o 500 UI)

- Niacina ( Vitamina B3): La niacina produce una relajación de los vasos sanguíneos lo que aumenta la elasticidad de los mismos y mejora la circulación. La administración de suplementos de niacina es interesante en enfermedades que se producen por una mala circulación, como mala circulación en los pies o la mala circulación en las manos. ( 1500 mg de hexaniacinato de inositol repartidos en 3 tomas diarias)

- Crema de pimienta de cayena: Con pimienta de Cayena, rica en capsaicina, se fabrican cremas que aplicadas externamente sobre los pies pueden mejorar la circulación.

- Extracto de alcachofa : Su virtud principal radica en la capacidad que le proporcionan sus ácidos para reducir el nivel de colesterol en la sangre, disminuir la presión arterial, y también para prevenir la aterosclerosis

- Aceite de onagra: El aceite de onagra reduce el colesterol y fluidifica la sangre por lo que mejora la circulación en general, incluida la de los pies.

 

Otros recursos naturales para tratar la mala circulación en los pies

Los siguientes remedios favorecen que la sangre fluya mejor hacia los pies:


masajes de pies para la mala circulación de los pies
Los masajes de pies y piernas son muy buenos para la circulación en los pies

 

mantener los pies elevados para mejorar la circulación
Mantener los pies elevados favorece el retorno de la sangre hacia el cuerpo y mejora la circulación en los pies y piernas

- Realizar masajes en las piernas, pies y pantorrillas: Los masajes de piernas y pies favorecen la circulación en las piernas y los pies . Es importante que estos sean realizados por un masajista profesional.

- Realizar baños de pies con agua caliente y fría: Bañarse los pies con agua caliente e inmediatamente aplicar agua fría ayuda a mejorar la circulación en las piernas y pies .

El agua caliente atrae la sangre hacia la parte externa de los vasos sanguíneos de las extremidades inferiores . ( De ahí que la piel se ponga rojo) El agua fría la vuelve a enviar la sangre hacia el interior. De esta manera se produce un movimiento que favorece la circulación sanguínea.

Cuando el contraste en agua caliente y agua fría sea mayor, mayor es la eficacia del baño. Sin embargo hay que ser prudentes y tener cuidado de no quemarse. También es importante acostumbrar el organismo poco a poco a esta diferencia de temperaturas.

- Quitarse los calcetines y los zapatos al llegar a casa: Es una buena costumbre quitarse los zapatos y los calcetines cuando llegamos a casa, después del trabajo, de las compras o sencillamente después de pasear.

Sustituir el calzado habitual por unas zapatillas de estar por casa permiten que la sangre circule mejor por los pies. Igualmente es importante quitarse los calcetines porque la goma de los mismos aprieta con mayor o menor medida en la pierna y dificulta el paso de la sangre hacia los pies.

- Utilizar los calcetines adecuados: En invierno utilizaremos calcetines más gruesos que en verano. Pueden ser de lana o de algodón. Los calcetines de fibra son poco recomendables. No debemos olvidarnos de abrigar los pies adecuadamente porque el frío constriñe los vasos sanguíneos y dificulta la circulación.

- Colocar los pies en una posición elevada: Tan importante como permitir que la sangre llegue a los pies resulta el permitir que la sangre vuelva a retornar hacia el corazón.

Cuando la circulación no es la adecuada, la sangre queda estancada en los pies, lo que repercute en problemas de los pies como el cansancio, hormigueo, etc.

Para facilitar el retorno venoso de la sangre acumulada en los pies, resulta adecuado colocar los pies en una posición elevado. Por ello, nos sentaremos y colocaremos un reposapiés, taburete, u otra silla en frente de nosotros para elevar los pies y que la sangre pueda volver hacia el corazón.

- Realizar posturas invertidas: Otra manera de conseguir el retorno de la sangre de los pies son las posturas invertidas.

Consisten en situarse al revés, con la cabeza más baja que los pies. Para ello nos acercaremos a una pared y, colocando la cabeza sobre el suelo, con la ayuda de nuestros brazos intentaremos levantar las piernas apoyando los pies en la pared en posición vertical invertida. De esta manera permaneceremos unos minutos.

Al principio esta posición resulta algo difícil de conseguir y puede producir una sensación extraña, pero, con el tiempo, nos acostumbraremos y la podremos hacer con mucha facilidad.

- Colocar una almohada debajo de los pies cuando estamos en la cama: Es otra manera de mantener los pies mas elevados que el resto del cuerpo para favorecer la circulación de retorno.

- Nos sentaremos de vez en cuando: Las personas que están de pie muchas horas tienen problemas de cansancio y mala circulación en los pies. En caso de trabajar de pie, deberemos descansar de tanto en tanto para que la sangre vuelva a fluir normalmente a través de las piernas y de los pies.

- Procuraremos relajarnos: Para evitar el estrés que es otro de los factores que disminuye el diámetro de los vasos sanguíneos dificultando el riego sanguíneo.

- Evitaremos fumar: El tabaco también constriñe los vasos sanguíneos y empeora la circulación.

- Escogeremos una dieta adecuada para la circulación: Algunos alimentos no son adecuados para una buen circulación. Deberemos disminuir el consumo de grasas saturadas y aumentar los alimentos naturales vegetales, como frutas y verduras.

 

Más información sobre la mala circulación en los pies en el listado superior.

El material que aquí se trabaja tiene un carácter informativo. En caso de duda consúltese con el facultativo.
" Botanical" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

El mundo de las Plantas
Copyright ©1999-2011 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados