Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

TRATAMIENTOS TRADICIONAL DE LA MALARIA

¿Cómo se puede diagnosticar la malaria?

Si se ha viajado a las zonas donde existe alto riesgo de exposición y seguidamente aparecen dichos síntomas, se recomienda acudir al medico especialista para que pueda descartarlo, ya que se pueden confundir dichos síntomas con los de una gripe.

Se puede diagnosticar con un análisis de los glóbulos rojos la sangre mediante un microscopio (se pueden observar que están parasitados), aunque es posible que para cerciorarse, se repita la analítica al cabo de dos o tres días, para completar el ciclo de reproducción del parásito.

Cuando el paciente presenta anemia crónica, hepatomegalia, ictericia o esplenomegalia, por ejemplo, también se puede diagnosticar, ya que son síntomas que puede presentar la enfermedad cuando perdura sin tratarse.

Medicina tradicional de la malaria

Administración de los antipalúdicos que se consideren pertinentes, determinados por un médico especialista. Los antipalúdicos son medicamentos con acción destructora de parásitos y que por lo tanto, eliminan los parásitos de nuestro cuerpo.

Ejemplos de antipalúdicos para la malaria:

- Medicamentos para la prevención de la malaria: Hidroxicloroquina sulfato.

- Medicamentos para tratar la malaria por plasmodium: Pirimetamina, Doxiciclina hiclato, Doxiciclina monohidrato, Doxiciclina cálcica y Cloroquina.

La Cloroquina: Destruye las formas asexuales de plasmodium en nuestro organismo. Se utiliza en la profilaxis y en el tratamiento de la enfermedad de la malaria.

Posibles reacciones adversas:
Problemas oculares y visuales, dolores en la zona del abdomen, nauseas, vomitos y diarreas, disminución de peso e inapetencia.



La Pirimetamina:
Destruye las formas Plasmodium falciparum y Plasmodium vivax, en nuestro organismo. Se utiliza en la profilaxis y en el tratamiento de la enfermedad de la malaria.


Posibles reacciones adversas:
erupciones de la piel, dolores agudos en la zona del abdomen, nauseas, vómitos y diarreas, insomnio, disminución de los leucocitos (leucopenia) y anemia.



La Mefloquina: Contraindicado por la AEMPS (Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios) desde el 2011. Un estudio científico (de las Agencias Nacionales de la Unión Europea) demuestra que genera y comporta interacciones graves o potencialmente graves si se administra en pacientes medicados con fármacos que prolongan el intervalo QT (medida de tiempo de una onda del electrocardiograma), pudiendo causar arritmias y cardiopatías.

También está contraindicado en pacientes que tomen fármacos inhibidores selectivos de recaptación de serotonina.

Problemáticas que presenta la malaria

El organismo de un parasito es mucho más complejo que el de un virus o una bacteria, es decir, contiene mucha más cantidad de ADN, complicando la obtención de alguna vacuna que resulte eficaz contra la infección.

Actualmente, existen algunas que tienen eficacias que oscilan entre el 40-60% en adultos y en un 10% más de eficacia en niños.

La OMS (Organización Mundial de la Salud), lleva muchos años intentando minimizar la enfermedad, se ha llegado a la conclusión que la metodología que puede resultar más efectiva para erradicar la enfermedad, es reduciendo el número de insectos que puedan infectar con la enfermedad.

Puesto que las vacunas no son 100% eficaces y algunos tipos de parásitos han desarrollado resistenciaa ellas, además de los efectos secundarios que algunas de ellas suponen en las personas.


Por dicho motivo, se empezó a utilizar un insecticida conocido como DDT. El problema surgió cuando los mosquitos empezaron a desarrollar resistencia a dicho insecticida, disminuyendo la eficacia de la metodología.

Además, a las personas que ya estaban enfermas y que se les administraba medicamentos antipalúdicos, empezó a suceder lo mismo, es decir, los parásitos empezaron a desarrollar resistencia (sobreviven) a los fármacos administrados.


Un ejemplo de un fármaco que se utilizaba hasta los años 60 y que actualmente no resulta eficaz contra la malaria, es la Cloroquina, aunque al ser muy económica se sigue utilizando en algunas zonas de África. Si bien, es cierto que puede mejorar alguna sintomatología en aquellas personas que están expuestas habitualmente de forma cotidiana a las picaduras y ya están infectadas, pero sigue no siendo eficaz para nuevos infectados.


Otro ejemplo de fármaco producido en los años 80, que ya está empezando a desarrollar resistencia en algunas zonas es la Mefloquina. Aunque en otras zonas todavía sigue siendo eficaz, se la relaciona y se le atribuyen efectos secundarios adversos a nivel neurológico.

Por estos motivos, este fármaco suscita un replanteamiento antes de ser administrado. Se debe tener en cuenta si es posible otro tipo de medicamento sin dichos efectos adversos y si no hay la posibilidad de un tratamiento mejor, valorar si es preferible a las consecuencias que representa la enfermedad de la malaria sin tratar.



Más información sobre el la malaria o paludismo en el listado superior.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil