Alimentos ricos en hierro

Revista de Plantas de Botanical-online

Como se contagia la malaria

Formas de transmision de la malaria o paludismo

Formas de posible contagio

- Por la saliva de un mosquito hembra infectado, mediante su picadura.

- Por contagio directo de una embarazada a su hijo al atravesar la placenta.

- Por contagio directo de una picadura, contacto sangre con sangre de la herida.

- Por contagio por transfusión de sangre.


- No se contagia de humanos a animales, ni viceversa.

- No se contagia de humanos a humanos, sino es por las vías anteriormente mencionadas.

- Los mosquitos pueden ser transportados en los aviones que viajan a las zonas endémicas de malaria y transmitir en otros lugares la enfermedad. La población que vive cercana a aeropuertos es más susceptible de ser picada por algún mosquito que haya viajado en dicho avión.

Inmunidad adquirida

En algunas zonas de África donde el índice de infecciones es el más elevado de todo el mundo, algunas personas llegan a desarrollar una especie de “inmunidad adquirida”. No manifiestan la enfermedad pero son portadores o tienen síntomas más leves pero crónicos.

Esto sucede tras las masivas y constantes picaduras del mosquito infectado o por estar tomando algunos fármacos para prevenir infecciones, como por ejemplo algunos antibióticos profilácticos.

¿Cómo actúan e infectan la malaria los mosquitos?

Esta enfermedad, de carácter infeccioso, se transmite mediante la picadura de unos mosquitos del género Anopheles. El mosquito que infecta con dicha enfermedad a una persona sana debe de haber picado previamente a otra persona infectada con el parásito.

Solo lo transmiten y pican las hembras, con la finalidad de alimentarse para poder madurar sus huevos. Los machos, en cambio, no pican ya que se alimentan de néctares y, por lo tanto, tampoco nos transmiten la enfermedad.

Ciclo de reproducción de los parásitos Plasmodium

El ciclo de reproducción e infección de los parásitos consta de dos partes esenciales. Una es el huésped de elección que le corresponda al parásito en cuestión (pueden ser personas y/o animales), que es el lugar, ambiente o cuerpo, donde se multiplicará y reproducirá dicho parásito.

La otra parte esencial para poder realizar este ciclo es el transmisor de la infección, es decir, el responsable de realizar y expandir la infección a los diferentes huéspedes. En el caso del Plasmodium, este transmisor de la infección es el mosquito Anopheles.

En el huésped el parasito se reproduce asexualmente, mientras que en el mosquito el parásito se reproduce sexualmente.

Ciclo de reproducción sexual en los mosquitos

Las hembras de los mosquitos Anopheles pican a los humanos para alimentarse de la sangre extraída. Lo que ocurre es que, si el humano está previamente infectado con el parásito de la malaria, el mosquito también se infecta, absorbiendo las células masculinas y femeninas del parásito, llamadas gametocitos, que se encuentran en la sangre del humano infectado.

Una vez dentro del sistema intestinal del mosquito, dichas células masculinas se transforman, dando lugar a otras células, llamadas gametos. En este momento, los gametos son células masculinas que se unirán a los gametocitos femeninos, realizaran una fecundación sexual y crearan un huevo llamado oocineto.

La célula fecundada, es decir, el huevo o oocineto, traspasa la mucosa intestinal del mosquito y se deposita entre el epitelio de la mucosa intestinal y el peritoneo. Se fracciona en células más pequeñas llamadas esporozitos, que residirán en la saliva del mosquito. Los esporozitos son células capaces de infectar a las personas con la malaria. La enfermedad se transmitirá mediante la picadura del mosquito al humano, cuando para alimentarse libere saliva infectada.

Ciclo de reproducción asexual en los humanos

Estos parásitos en su forma esporozoítos son introducidos en nuestro organismo a través de la picadura del mosquito anopheles previamente infectado. Una vez dentro de nuestro cuerpo van al hígado, donde se multiplican en los hepatocitos, es decir, las células del hígado. Estos esporozoítos cambian de forma a merozoítos al madurar, rompen los hepatocitos y entran en el torrente sanguíneo, donde afectan y destruyen a los glóbulos rojos de nuestro cuerpo, motivo por el cual producen anemia crónica.

El método de reproducción de estos parásitos, consiste en una replicación que realizan tanto en el interior de las células hepáticas como en el interior de dichos glóbulos rojos. Causando en ambos casos que éstos se rompan, por el aumento de su contenido. Al romperse, se esparcen los merozoítos que se han multiplicado, y por lo tanto, contaminan e infectan a los demás glóbulos rojos del torrente sanguíneo que prevalecían aún sanos.

Este ciclo de replicación, destrucción de los glóbulos rojos y contagio de otros glóbulos rojos sanos, abarca un intervalo de tiempo que suele oscilar entre los dos y tres días de tiempo entre infección y reinfección, que coincide con las crisis de fiebre.

punto rojo Más información sobre el la malaria o paludismo.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil