Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

Propiedades de la Homeopatía

Los síntomas de una enfermedad

Desde un punto de vista homeopático, los síntomas de una enfermedad no son sino las manifestaciones de un cuerpo enfermo que intenta curarse a si mismo. Es un signo positivo de que el cuerpo luche contra la enfermedad y de este modo no tienen porque ser suprimidos.

Los remedios se utilizan para la estimulación y el apoyo de aquellos mecanismos que son capaces de curar al cuerpo. Alguna vez el propio cuerpo provoca una “crisis”, que los homeópatas llaman agravación, en la cual los síntomas pueden empeorar antes que mejorar. Forma parte de la dinámica de curación y no siempre estos se manifiestan.

La dilución de las sustancias

Los remedios homeopáticos proceden de fuentes animales, vegetales y minerales. Pueden llegar a ser tan exóticos como el veneno de la serpiente o tan común como la cebolla, aunque se encuentran tan diluidos, que ni siquiera las sustancias más tóxicas pueden tener ningún efecto secundario.

En la preparación de los remedios homeopáticos, Hahnemann tuvo que diluir las sustancias que se iban a emplear como remedios, hasta que perdieran su toxicidad y salvaguardando sus propiedades curativas.

Para su sorpresa observo que, en lugar de disminuir el potencial terapéutico, éste aumentaba, lo que le llevo a pensar que el potencial curativo de las sustancias no está en su parte material sino en una supuesta fuerza dinámica, que se iba activando a medida que se realizan diluciones y sus agitaciones Cada una de los movimientos que agita en agua al realizar la dilución se conoce como "sucusión". Son las sucusiones las que traspasan la esencia o fuerza dinámica de la sustancia al agua.

Las diluciones y posteriores sucusiones constituye lo que se conoce como " dinamización o potenciación" y es la forma en la que se preparan los remedios homeopáticos. Según la homeopatía, un principio es más potente cuando más diluído esté.

El principio de dilución constituye un contrasentido para la medicina tradicional y los principios de la bioquímica. Según las leyes de la química, un principio es más fuerte cuanto más componente activo presente, es decir cuando este componente este ménos diluído. Basándose en esto principalmente, la medicina tradicional niega la validez de la homeopatía y considerá que sus medicamentos poseen solamente un efecto placebo.

Lo cierto es que los remedios homeopáticos están tan diluidos que prácticamente todo el mundo puede tomarlos, desde bebes (véase homeopatía en niños) hasta mujeres embarazadas y ancianos. Sin embargo como en todas las terapias, hay que actuar con prudencia y tomarlos solo el tiempo que se necesite.

¿Cómo actúan los remedios homeopáticos?

Todavía hoy no se conoce a ciencia cierta cómo actúan los remedios homeopáticos, pero, en la práctica, la realidad es que actúan.

Las nuevas investigaciones en el campo de la física podrían aportar una nueva visión que avalaría la siguiente hipótesis de lo que popularmente se conoce como " Memoria del agua":

" El agua no está constituida por un cúmulo de moléculas de este elemento, sino por grupos determinados de moléculas de agua que entre ellas existe un acoplamiento electromagnético, esto puede variar según las circunstancias y pueden actuar como verdaderos acumuladores de información"

La leyes de la curación

Hay tres leyes de curación que afirman que un remedio empieza en la parte superior del cuerpo y actúa hacia abajo, que actúa desde dentro del cuerpo hacia afuera y desde los órganos mayores a los menores.

Como ejemplo a ello podemos citar una persona que presenta sarpullido, seguido de vómitos y fiebre. Primero desaparecerá la fiebre, luego los vómitos y por último el sarpullido.

A menudo la forma más efectiva de prescribir un tratamiento es según el tipo constitucional del individuo. La constitución de una persona está hecha de características físicas, mentales, y emocionales heredadas y adquiridas, y estas se pueden corresponder con un remedio que mejore la salud, no importa cuál sea la enfermedad.

Mucha gente tiene dificultad para comprender como funcionan los remedios homeopáticos, sí en realidad solo contienen huellas del remedio original.

¿Cómo cura la homeopatía?

La homeopatía dice que es la energía o esquema vibratorio del remedio, antes que su contenido químico, lo que estimula la curación. Es lo que Hahnemann llamo " La Fuerza Vital".

La fuerza vital es sencillamente el poder o energía curadora que existe dentro de todos nosotros.

Alimentemos el cuerpo, la mente y las emociones, manteniéndonos sanos y equilibrados. Cuando esto falla, y nuestra fuerza vital resulta alterada por factores como el estrés, la contaminación, una dieta inadecuada, falta de ejercicio, etc, nuestra energía se debilita y el resultado puede ser la enfermedad Los síntomas de esta enfermedad son la forma que tiene el cuerpo de atraer nuestra atención.

Hahnemann no pudo probar como las dosis mínimas de los remedios homeopáticos podían restablecer la salud, pero si pudo probar que lo hacían.

Más información sobre la homeopatía.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil