Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

Problemas para digerir la leche

Caracteristicas de la galactosemia

¿Qué es la galactosemia?

La galactosemia es un trastorno metabólico hereditario caracterizado por la imposibilidad de metabolizar la galactosa de la leche o de los productos lácteos derivados de la leche, como el yogur, el queso, la nata, la mantequilla, el kefir, etc

La galactosemia se manifiesta después del nacimiento cuando un bebé consume los alimentos mencionados. Los bebes con galactosemia no toleran la leche animal o la leche humana y, si no se evita su consumo, puede producir daños muy graves en su organismo.

En caso de continuar con el consumo de este tipo de leche, productos lácteos o alimentos que contengan galactosa, se puede producir la muerte de la persona afectada.

Entre las principales complicaciones que puede producir este trastorno se encuentran los siguientes: cirrosis, problemas mentales, problemas de crecimiento, problemas en el lenguaje, problemas de movilidad, infecciones con la bacteria Escherichia coli, cataratas, problemas de ovulación que conlleva posible dismenorrea o amenorrea, etc.

Causas de la galactosemia

La leche contiene un azúcar, llamado lactosa. A su vez, la lactosa esta formada a partes iguales por galactosa y glucosa.

Para que la galactosa pueda ser aprovechada debe transformarse en glucosa. El organismo de las personas con galactosemia es incapaz de realizar esta transformación porque carece de alguna de las tres enzimas encargadas de este proceso. En consecuencia, cuando la galactosa no puede ser metabolizada, se puede almacenar en el organismo, pudiendo causar daños irreparables al hígado, riñones y ojos de la persona que lo consumo.

La galactosemia puede también ser responsable de problemas de conducta, aprendizaje y crecimiento.

No debe confundirse la galactosemia con la intolerancia a la lactosa. En este caso, se trata de una deficiencia de la enzima lactasa que impide digerir bien la lactosa, produciendo problemas intestinales, que en ningún caso son tan serios como los de la galactosemia y, sin repercusiones a largo plazo. (Véase intolerancia a la lactosa en el listado superior)

Síntomas de la galactosemia

Al tratarse de una enfermedad hereditaria aparece en el bebé después de alimentarse de la leche de su madre. Entre los principales síntomas tenemos los siguientes: Rechazo a la leche materna, nerviosismo, falta de aumento de peso, vómitos, diarrea, ictericia, angustia personal, tendencia a dormir mucho, etc

Tipos de galactosemia

La imposibilidad de metabolización de la leche humana o animal se debe a la falta de tres enzimas que están encargadas de la digestión de la galactosa. Según cual de ellas sea deficiente, tenemos los tres tipos siguientes de galactosemia:

- Deficiencia de galactosa 1-fosfato uridiltransferasa (GALT): Es la forma más común y la más grave. Es la que causa la mayoría de los síntomas conocidos.

- Deficiencia de UDP-galactosa 4-epimerasa (GALE): Se puede manifestar con los mismos síntomas que la variedad anterior o no presentar síntomas.

- Deficiencia de galactoquinasa (GALK): Se manifiesta en forma de cataratas, sin afectar a los órganos principales.

¿Cómo prevenir y la galactosemia?

La mejor manera de evitar los problemas que causa la galactosemia es la prevención. En principio es muy importante saber si el bebé que va a ser concebido tiene probabilidad de presentar este trastorno. Esto es básico en personas que tienen familiares con galactosemia. La importancia de descubrir cuanto antes este problema ha llevado a algunos países a realizar análisis sistemáticos de los recién nacidos para detectarlo antes de iniciarse en el consumo de leche materna.

Existen análisis y pruebas que permiten saber si algún miembro de la pareja puede genéticamente transmitir este trastorno a su hijo. En este caso, el médico puede aconsejar a la pareja que decisión debe tomar. No debemos olvidar que este trastorno puede producir daños en el sistema nervioso del bebe, por lo tanto, cualquier mujer embarazada, que pueda ser portadora de este trastorno genético, debe prescindir del consumo de alimentos con galactosa.

Si en un bebe ya nacido, se presentan síntomas que pueden hacer pensar en la existencia de este trastorno, es necesario una visita al médico para que, a través de una serie de pruebas médicas, pueda ser diagnosticado.

Tratamiento de la galactosemia

En caso de que los análisis resulten positivos, es necesario dejar de dar al bebé leche o productos lácteos que contengan galactosa. De igual manera se evitarán también aquellos alimentos que puedan contener este tipo de azúcar. (Véase alimentos que contienen leche y alimentos que no contienen leche)

Estas restricciones incluyen la leche materna que también tiene galactosa.

En vez de este tipo de leches se utilizan productos que se obtienen a partir de la soja u otros productos libres de lactosa

Más información sobre la galactosemia y otros problemas con la leche en el listado superior

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil