Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

Remedios para la amnesia

Vitaminas y minerales para la perdida de memoria o amnesia

Cómo mejorar los problemas de memoria con minerales y vitaminas

Ciertos suplementos, utilizados y supervisados por el médico o especialista, pueden ayudar a reforzar el tratamiento de los problemas de memoria.

Remedios para favorecer la recuperación de la memoria

Entre los principales suplementos podríamos mencionar los siguientes:

- Vitamina E: Por sus propiedades antioxidantes el uso de suplementos de vitamina E puede ayudar a disminuir el efecto negativo que los radicales libres tienen sobre las neuronas. La vitamina E tiene, además, propiedades positivas para la circulación al dificultar el pegado del colesterol sobre las arterias. Todo ello mejora la circulación y protege contra los accidentes vasculares, incluidos los cerebrales, que son muchas veces responsables de perdida de memoria. La dosis habitual suele ser de 400 a 800 UI diarias)

- Vitamina B1 (Tiamina): La tiamina es la " vitamina de la memoria". El cerebro funciona con glucosa y, para que la glucosa pueda ser absorbida por este órgano, precisa de esta vitamina. Unos niveles bajos de tiamina pueden ocasionar problemas de falta de memoria, concentración, interés, etc. (La dosis habitual es de 50 a 100 mg diarios)

- Vitamina B3 (Niacina): Un compuesto muy importante para el suministro de glucosa al cerebro así como en la conservación de los vasos sanguíneos. Los suplementos de niacina solamente deben tomarse bajo estricto control médico. (Véase características y dosificación en el estudio general de esta vitamina)

- Vitamina B6 (Piridoxina): Esta vitamina mejora la circulación al disminuir los niveles de homocisteína y contribuye al buen estado del sistema nervioso. Deficiencias pequeñas de piridoxina pueden manifestarse en forma de alteraciones del sistema nervioso, como nerviosismo, ansiedad, depresión, insomnio, etc. Su deficiencia es también responsable de cambios mentales como problemas de memoria o dificultad en el aprendizaje. Su uso favorece el mantenimiento de la memoria en personas mayores. (La dosis habitual es de 40 mg al día repartidos en dos tomas)

- Vitamina B9 (Ácido fólico) El ácido fólico disminuye el riesgo de derrames cerebrales. Una deficiencia de esta vitamina produce, entre otros síntomas, falta de memoria. Puede ser necesario la administración de suplementos de ácido fólico en personas con deficiencias alimentarias. La dosis habitual suele ser de 400 mcg diarios, combinados con 1000 mcg de vitamina B12, dado que el ácido fólico hace disminuir los niveles de esta última vitamina (Véase más información en el estudio general)

- Vitamina B12 (Cobalamina) : Es necesaria para el buen funcionamiento del cerebro. En general las personas no presentan deficiencias de esta vitamina aunque puede darse en ancianos y en otros casos en los que la ingestión de suplementos podría ser necesario (Véase más información sobre el tema en el enlace de esta vitamina)

- Ácidos grasos omega-3 Mejoran la circulación y previenen accidentes vasculares. Los suplementos se toman a través de aceite de semilla de lino (1 cucharada diaria) o a través aceite de pescado (3000 mg diarios)

- L-acetil carnitina: Su uso resulta muy conveniente para mejorar la memoria de los ancianos. Estudios recientes han demostrado que sus efectos resultan incluso positivos en la perdida de memoria por el Alzheimer. La dosis habitual es de unos 1500 mg diarios.

Algunos principios en investigación para solucionar la amnesia

¿Fosfatidilserina?: Este componente, que forma parte de la composición de las neuronas, se va deteriorando con el paso de los años. Suplementos de fosfatidilserina, extraídos del cerebro de las vacas, se utilizaron para detener la perdida de memoria en ancianos a causa del deterioro que las neuronas sufren con el paso de los años. Sus efectos se producen al estimular la liberación de neurotransistores, fundamentalmente la acetilcolina.

Se comprobó en estudios comparativos que su uso ejercía un efecto positivo en el tratamiento de la depresión y que su ingestión habitual aumenta la capacidad de pensamiento y disminuye la perdida de memoria sobre todo en personas mayores. La dosis habitual aplicada fue de 300 mg diarios repartidos en 3 tomas)

Este compuesto solamente se extrae actualmente de la soja porque la aparición de la encefalopatía espongiforme bovina o " enfermedad de las vacas locas" hizo prohibir su extracción de este animal. En la actualidad la fosfatidilserina de soja se utiliza para tratar enfermedades del hígado (cirrosis e insuficiencia hepática) y de la vesícula (Litiasis biliar). Aunque hay indicios que pueda mejorar la memoria en casos de Alzheimer, sus efectos reales deben ser estudiados con mayor profundidad.

¿Melatonina?: Se ha sugerido que el uso de este suplemento podría ayudar a mejorar los efectos negativos del Alzheimer o que podría incluso beneficiar la circulación al aumentar la elasticidad de los vasos sanguíneos. En realidad no hay suficientes estudios sobre el tema. El uso de la melatonina solo esta demostrado para su utilización en los trastornos del sueño. En este sentido si que podría ayudar a mejorar los problemas de memoria en personas cuya capacidad de recordar ha sido disminuida por no poder dormir.

Principios homeopáticos para la amnesia

Consultar a un especialista en homeopatía sobre el uso de remedios como:

- Anacardium

- Sulphur

- Plumbum

- Alumina

punto rojo Más información el tratamiento natural de los problemas de memoria.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil