Alimentos ricos en hierro

Revista de Plantas de Botanical-online

TRATAMIENTO NATURAL DE LA APOPLEJIA

Remedios para la apoplejía

¿Qué es una apoplejía?

En sentido general, a una apoplejía se le da el mismo significado que a un ictus, es decir la interrupción momentánea de la sangre en el cerebro producida por dos causas: por la rotura de una arteria cerebral (derrame cerebral) o por la obstrucción de un vaso sanguíneo del cerebro por un coágulo o por un émbolo. (embolia cerebral)

En sentido más estricto la palabra apoplejía se refiere a las consecuencias que provienen de sufrir alguno de los tipos de accidentes vasculares cerebrales mencionados, es decir la perdida de las funciones mentales que se producen tras sufrir un ictus al igual que la perdida de otras funciones orgánicas que pueden derivar de los daños producidos en en cerebro.

Los derrames cerebrales producen apoplejías más graves que cuando se trata de las embolias cerebrales.

Consecuencias de una apoplejía

Las consecuencias de sufrir una apoplejía, especialmente cuando se trata de un derrame cerebral, suelen ser siempre muy graves con síntomas físicos o mentales muy característicos en el paciente afectado. Estas consecuencias pueden ser temporales o permanentes. Entre las principales tenemos las siguientes:

- Perdida de movimiento o parálisis de alguna parte del cuerpo: Puede paralizarse los dos lados del cuerpo (tetraplejia), pero, normalmente quedan paralizados el brazo y la cara de una parte del cuerpo (hemiplejia). Puede paralizarse solamente una parte del cuerpo, por ejemplo una pierna (monoplejia). Cuando se paraliza todo el cuerpo se conoce como tetraplejia.

- Perdida de la coordinación o capacidad de alguna extremidad. - Perdida de la coordinación o capacidad de alguna extremidad.

- Debilidad física por desnutrición: causada por incapacidad física y desinterés hacia la comida.

- Problemas causados por la falta de movimiento o coordinación: Falta de tono muscular que puede producir dolor muscular o calambres. Falta de autonomía personal con la correspondiente necesidad de ser atendido por otros en casa o en residencias u hospitales. Úlceras de decúbito por permanecer demasiado tiempo en la misma postura, problemas articulares, etc. Golpes, caídas, (contusiones o fracturas producidas por estos traumas)

- Perdida del habla o habla imperfecta: Las alteraciones del habla (afasia) pueden manifestarse de muchas maneras. En los casos más graves el lenguaje es incoherente y no se comprende. Algunas veces se producen inversiones silábicas o cambios de palabras.

- Falta de comprensión en el lenguaje : En otras ocasiones, aunque el paciente parece que habla bien, no comprende lo que se le dice, de manera que responde mal a las ordenes.

- Perdida de muchas funciones cerebrales: memoria, comprensión, lógica, sentido del hambre. etc.

- Alteraciones de la vista: El paciente no ve bien de uno o de los dos ojos cuando sus visión se centra a un determinado punto del campo visual. Otras veces se puede producir una visión doble.

- Problemas de equilibrio: Se puede presentar dificultad para andar, lo que resulta responsable, de numerosas caídas. La falta de equilibrio suele estar acompañada de vértigo.

- Cambios de personalidad: depresión, irritabilidad, agresividad, apatía, abandono (Muchas veces obligan a un tratamiento farmacológico y psiquiátrico especial con posibilidad de ingreso en instituciones psiquiátricas)

- Aislamiento social.

- Ineptitud para el trabajo.

- Efectos secundarios de los medicamentos.

Síntomas de la apoplejía cerebral

Los principales síntomas que denotan que se puede producir una apoplejía son los síntomas que denotan la posible existencia de un ictus:

- Parálisis de alguna parte del cuerpo

- Sensibilización de alguna zona del cuerpo: Una parte del cuerpo se nota sensibilizada como si le faltara fuerza (hipoestesia) o estuviera entumecida (parestesia)

- Afectación de la respiración : A veces las funciones respiratorias se ven alteradas y cuesta mucho respirar. En casos más graves se puede producir un coma.

- Alteracion del habla:

- Falta de comprensión en el lenguaje

- Alteraciones de la vista:

- Problemas de equilibrio:

Antes de producirse un ictus se puede producir un accidente isquémico transitorio con síntomas más reducidos. Es necesario saber reconocerlo para actuar y prevenir la aparición de un ictus más grave al cabo de unos días o semanas siguientes a este aviso para evitar que se sufran daños apopléjicos mayores.

Causas de una apoplejía

Las apoplejías se producen como consecuencia del taponamiento de una arteria en el cerebro o por el derrame cerebral que tiene lugar por la rotura de una arteria en el cerebro.

Los principales factores causantes de la obstrucción de las arterias cerebrales son:

- Arteriosclerosis de las arterias cerebrales: La arteriosclerosis es responsable de la formación de trombos en las arterias del cerebro.

- Arteriosclerosis de las arterias carótidas y de la aorta. Los trombos producidos en estas arterias emigran y se fijan en las arterias del cerebro.

- Enfermedades del corazón: Un corazón enfermo produce cicatrices cuyos coágulos pueden producir trombos que pueden desplazarse al cerebro. Entre las enfermedades cardíacas más comunes se encuentra un tipo de arritmia conocida como fibrilación auricular

- Herencia.

Los principales factores que producen los derrames cerebrales cerebrales son:

- Edad: Con el paso de los años, las arterias se vuelven menos flexibles y más quebradizas, por lo que pueden romperse con mayor facilidad.

- Herencia: Las personas con familiares que han sufrido un derrame cerebral son más propensas a tener este tipo de accidentes.

- Hipertensión: Se ha comprobado que disminuir la presión arterial en las personas con hipertensión disminuye las probabilidades de hemorragias cerebrales.

- Diabetes: Las personas con diabetes, especialmente las personas que presentan diabetes e hipertensión, tienen más riesgo de sufrir hemorragias cerebrales.

- Tabaco: Dejar de fumar es necesario para disminuir las hemorragias cerebrales.

- Menopausia: Las mujeres con menopausia tienen más probabilidades de hemorragias cerebrales.

- Alimentación inadecuada

- Inactividad

- Drogas o medicamentos.

Prevención de las apoplejías

La mejor manera de prevenir las apoplejías es evitar accidentes vasculares cerebrales. Para ello es importante considerar las medidas siguientes:

- Controlar la hipertensión: (Realizar chequeos habituales. Procurar que la mínima esta por debajo de 9 y la máxima por debajo de 14)

- Controlar la obesidad: Sobre todo aquella obesidad que afecta a la cintura.

- Controlar la diabetes.

- Dejar de fumar.

- No beber alcohol o beber moderadamente. En todo caso los hombres no deben beber más de dos vasos al día o las mujeres más de uno.

- No tomar drogas.

- Realizar ejercicio diario: al menos durante 30 minutos. Una buena manera es caminar. Las personas sin sobrepeso deberían caminar al menos 30 minutos diarios y las personas obesas o con sobrepeso unos 60 o 90 minutos cada día

- Escoger una dieta libre de grasas y rica en alimentos naturales vegetales, tales como las frutas y verduras.

- De acuerdo a las directrices de su médico, las personas propensas a una coagulación excesiva, especialmente aquellas con fibrilación auricular, deberían tomar medicamentos antiplaquetarios o medicamentos anticoagulantes. Los medicamentos o remedios antiplaquetarios son aquellos que disminuyen la formación de las plaquetas de la sangre que son las responsables del proceso de coagulación. Entre ellos tenemos medicamentos como la aspirina o remedios como el sauce. Los medicamentos anticoagulantes o remedios anticoagulantes son aquellos que neutralizan los factores de coagulación para conseguir que la sangre sea menos espesa, como, por ejemplo, el sintron.

Diagnostico y tratamiento de las apoplejías

Si se detectan posibles síntomas, se deberá rápidamente acudir al médico o trasladar al paciente inmediatamente a una unidad hospitalaria para su tratamiento inmediato.

En algunos casos se puede necesitar otras pruebas que evalúan el estado del cerebro o del corazón, como las angiografías de la cabeza (para descubrir las arterias bloqueadas) ecocardiografías (Para comprobar el estado del corazón) análisis de sangre (para comprobar el colesterol, el azúcar, la coagulación de la sangre, etc)

El tratamiento oficial de las apoplejías se centra en la utilización de medicamentos trombolíticos utilizados para disolver los trombos y medicamentos anticoagulantes que previenen la formación de nuevos coágulos.

En muchas ocasiones se necesita el uso de procedimientos quirúrgicos para extraer los trombos y para curar los vasos sanguíneos afectados.

Los pacientes afectados por apoplejía necesitan un tratamiento posterior al tratamiento hospitalario. La función de este tratamiento es la de recuperar el habla, el movimiento la coordinación y otras funciones físicas y mentales perdidas tras el derrame. Este trabajo resulta muy costoso y duradera. A veces se prolonga durante toda la vida. Todo ello implica la participación de numerosos terapeutas y de los miembros de la familia del paciente que deben cuidar del mismo mientras no se haya recuperado.

TRATAMIENTO NATURAL DE LA APOPLEJÍA

Remedios caseros para la apoplejía

El tratamiento natural de la apoplejía se basa en el uso de una serie de recursos naturales que pueden ayudar a prevenir o tratar la aparición de coágulos:

- Fitoterapia para la apoplejía : Se utilizarán plantas con las siguientes finalidades: Plantas con propiedades circulatorias que mejoran la circulación sanguínea, plantas con propiedades vasotónicas que protegen los vasos sanguíneos y les proporcionan una mayor flexibilidad y Plantas diuréticas que aumentan la expulsión de líquidos del organismo

- Dieta para la apoplejía : Se evitaran alimentos que entorpecen la fluidez de la sangre y se potenciaran aquellos alimentos capaces de conseguir que la sangre fluya mejor.

Mas información sobre estos dos temas, véase " Remedios para las embolias" y " Dieta para las embolias".

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil