Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

INFARTO CEREBRAL

Tratamiento del infarto cerebral

¿Qué es un infarto cerebral?

En sentido amplio, un infarto cerebral suele ser sinónimo de derrame cerebral, una trombosis cerebral o una embolia cerebral.

En sentido estricto un infarto cerebral son los daños que se producen como consecuencia de una isquemia cerebral, es decir los daños que se producen en el cerebro cuando no llega suficiente sangre al mismo como consecuencia de la obturación de alguna arteria cerebral.

La falta de irrigación en el cerebro puede producirse por dos motivos: por la existencia de coágulos desarrollados en una arteria del cerebro (trombos) o por obturación de una arteria mediante coágulos procedentes de otro lugar (émbolos) que fueron transportados allí por corriente sanguínea.

Síntomas del infarto cerebral

Entre los síntomas más característicos del infarto cerebral se encuentran parálisis de alguna parte del cuerpo, la falta de movimiento de los ojos en alguna dirección con posible perdida de visión, dolor de cabeza, párpados caedizos, ojos protuberantes, problemas de lenguaje, problemas de compresión mental, problemas de comportamiento, falta de memoria, etc.

Causas del infarto cerebral

La principal causa es la arteriosclerosis de las propias arterias del cerebro o de zonas próximas como las arterias carótidas, las arterias del cuello o de la espalda. La arteriosclerosis es responsable del estrechamiento de las arterias que puede conducir a una falta de riego sanguíneo.

Es muy común producirse obturaciones de las arterias cerebrales a partir de émbolos producidos por enfermedades que afectan al corazón como las arritmias, entre ellas la más importante es la fibrilación auricular.

El infarto cerebral cerebral puede estas ocasionado por émbolos que se producen habitualmente por infecciones de zonas próximas, como la boca, la nariz, los dientes, la cara, etc

Tienen más posibilidades de sufrir un infarto cerebral aquellas personas que tienen tendencia a desarrollar coágulos sanguíneos. (Véase causas de la formación de coágulos)

Consecuencias del infarto cerebral

Entre las principales tenemos las siguientes:

- Perdida de movimiento.

- Perdida de la coordinación o capacidad de alguna extremidad. - Perdida de la coordinación o capacidad de alguna extremidad.

- Debilidad física por desnutrición: causada por incapacidad física y desinterés hacia la comida.

- Problemas causados por la falta de movimiento o coordinación: Falta de tono muscular que puede producir dolor muscular o calambres. Falta de autonomía personal con la correspondiente necesidad de ser atendido por otros en casa o en residencias u hospitales. Úlceras de decúbito por permanecer demasiado tiempo en la misma postura, problemas articulares, etc. Golpes, caídas, (contusiones o fracturas producidas por estos traumas)

- Perdida del habla o habla imperfecta: incapacidad de comunicación.

- Perdida de muchas funciones cerebrales: memoria, comprensión, lógica, sentido del hambre. etc.

- Cambios de personalidad: depresión, irritabilidad, agresividad, apatía, abandono (Muchas veces obligan a un tratamiento farmacológico y psiquiátrico especial con posibilidad de ingreso en instituciones psiquiátricas)

- Aislamiento social.

- Ineptitud para el trabajo.

- Efectos secundarios de los medicamentos.

Diagnostico infarto cerebral

El diagnostico del infarto cerebral se basa en una exploración física para detectar sus posibles síntomas. El médico se basa principalmente en comprobar como funciona el habla, los reflejos, la visión o el estado de las facultades mentales. También suele realizar una auscultación del corazón y una revisión de la tensión arterial.

En algunos casos se puede necesitar otras pruebas que evalúan el estado del cerebro o del corazón, como las angiografías de la cabeza (para descubrir las arterias bloqueadas) ecocardiografías (Para comprobar el estado del corazón) análisis de sangre (para comprobar el colesterol, el azúcar, la coagulación de la sangre, etc)

Tratamiento del infarto cerebral

El tratamiento oficial del infarto cerebral se centra en la utilización de medicamentos trombolíticos utilizados para disolver los trombos y medicamentos anticoagulantes que previenen la formación de nuevos coágulos.

Los pacientes afectados por infarto necesitan un tratamiento posterior al tratamiento hospitalario. La función de este tratamiento es la de recuperar el habla, el movimiento la coordinación y otras funciones físicas y mentales perdidas tras el ictus. Este trabajo resulta muy costoso y duradera. A veces se prolonga durante toda la vida. Todo ello implica la participación de numerosos terapeutas y de los miembros de la familia del paciente que deben cuidar del mismo mientras no se haya recuperado.

El tratamiento natural del infarto cerebral se basa en el uso de una serie de recursos naturales que pueden ayudar a prevenir o tratar la aparición de coágulos.

Más información sobre el tratamiento natural del infarto cerebral en " Remedios para la trombosis" y " Dieta para la trombosis".

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil