indice
Icono de Blog de Plantas
iniciodiccionariorevista gratuitacursosforobibliografiarecomendar

...

 

REVISTA DE PLANTAS

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

Problemas de la vagina

 

TRATAMIENTO NATURAL DEL FLUJO VAGINAL

 

Remedios para el flujo de la vagina


 

 

¿ Cómo curar el flujo vaginal con remedios naturales?

¿Cómo prevenir el flujo de la vagina?

 

FITOTERAPIA

( Preparados con plantas para el flujo vagina)

 

La fitoterapia en el tratamiento del flujo vaginal supone la utilización de una serie de plantas que tienen como finalidad:

- Plantas antibióticas que ayudaran a prevenir o eliminar las infecciones.

- Plantas antiinflamatorias que ayudaran a disminuir la irritación.

- Plantas que ayudan a incrementar la inmunidad.

 

Entre todas las plantas podemos mencionar las siguientes:

 

- Caléndula ( Caléndula officinalis o Caléndula arvensis) La caléndula posee propiedades antibióticas. Su uso puede prevenir el desarrollo de infecciones o ayudar a su curación. ( Realizar un supositorio con un poco de gasa mojado el líquido resultante de una infusión de una cucharada de planta seca por taza de agua.

- Ajo : ( Allium sativum) El ajo constituye uno de los mejores antibióticos. Posee propiedades fungicidas y bactericidas, capaz de eliminar o inhibir el crecimiento de los microorganismos que podrían ser responsables de infecciones causantes de vaginitis. ( Realizar un supositorio colocando un ajo en un gasa e introduciéndolo en la vagina) ( Comer abundante ajo )

- Equinácea (Echinacea angustifolia L., Echinacea purpurea Moench, Echinacea pallida ) Además de fortalecer las defensas, su capacidad de antibiótico natural puede puede ser utilizado como solución o complemento a los antibióticos. convencionales en el tratamiento de las infecciones microbianas vaginales. o aquellas que están producidas por hongos. ( 800 mg diarios de equinácea repartidos en 4 tomas diarias )

- Lavanda /espliego ( Lavandula officinalis, lavandula latifolia) ( Lavados realizados con la infusión de una cucharada de flores secas por vaso de agua )

- Menta ( Mentha x piperita) ( Lavar la zona afectada con el líquido resultante de la infusión de la planta seca. )

- Sello de oro (Hydrastis Canadensis) Se puede tomar con la misma finalidad ( 500 mg diarios repartidos en 4 tomas )

- Poleo ( Mentha pulegium) El poleo menta posee más de 20 componentes con propiedades antisépticas ( mentol, timol, cineol, carvacrol, sabineno, alfa-pineno, betapineno, etc.,) que, en uso externo, pueden aprovecharse para tratar las infecciones de la vulva y de la vagina que son reponsables del flujo vagina) ( Realizar lavados con la decocción de 30 g. de planta seca por litro de agua)

- Roble ( Quercus robur) ( Decocción de una cucharadita de corteza partida por vaso de agua durante 10 minutos ( Tres vasos pequeños al día)

- Frambueso ( Rubus idaeus) Realizar un lavado vaginal con el líquido resultante de la decocción durante 15 minutos de 5 cucharadas de hojas secas por litro de agua. Dejar reposar 15 minutos más)

- Hamamelis ( Hamamelis virginiana) La hamamelis es una planta con propiedades antiinflamatorias muy destacadas. Mojar la zona afectada con una compresa humedecida con hamamelis puede ayudar a disminuir el picor.

 

El yogur y el flujo vaginal : La mayoría de las veces el flujo vaginal es consecuencia de las infecciones vaginales producidas por microorganismos que remplazan a la flora original, principalmente formada por lactobacilos. Una dieta que contenga yogur con Lactobacillus acidophilus o Lactobacillus bifidus puede servir para restaurar la flora original. Existen en el mercado preparados que contienen estos componentes en forma de polvo que pueden tomarse con la misma finalidad.

 

¿CÓMO PREVENIR EL FLUJO VAGINAL?

Entre los principales consejos que tendríamos que tener en cuenta para evitar o aliviar la vaginitis tenemos las siguientes:

- Mantener una higiene vaginal adecuada: Los genitales femeninos deben lavarse adecuadamente con un jabón intimo para prevenir el desarrollo de bacterias y hongos perjudiciales. El jabón solo debe utilizarse cuando haga realmente falta. No hace falta lavarse la vulva con jabón después de cada relación sexual. Si se tiene que lavar la zona frecuentemente es mejor utilizar solamente agua para respetar los aceites naturales de la zona.

En caso de penetración anal, se evitará el contacto del pene con vagina si el órgano masculino no se ha lavado previamente. El ano contiene muchas bacterias que podrían fácilmente producir una infección en la vagina.

- Mantener una limpieza anal y perineal adecuada: La zona del perineo - espacio situado entre el ano y la vagina debe limpiarse adecuadamente evitando que el agua pase de esta zona a la zona vaginal. Se procurara lavarse bien las manos con jabón después de limpiar esta zona si se quiere manipular la vagina. El chorro de agua debe dirigirse hacia atrás para evitar que pase del ano a la vagina y arrastre hacia allí los posibles gérmenes.

- Utilizar ropa holgada: La ropa muy apretada, como los tejanos, puede alterar la ventilación y humedad de la zona vaginal y vulvar. Es mejor llevar ropa suelta y ligera.

- Utilizar preservativo: El preservativo constituye la mejor ayuda para evitar las enfermedades de transmisión sexual cuando se mantienen relaciones ocasionales con parejas no estables.

Más información sobre la vaginitis en el listado superior.

 

El material que aquí se trabaja tiene un carácter informativo. En caso de duda consúltese con el facultativo.
" Botanical" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.


www.botanical-online.com
El Mundo de las Plantas

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso