Revista de Plantas de Botanical-online

Tratamiento natural de la gripe

Remedios caseros para problemas de salud

SÍNDROME DE LA FATIGA CRÓNICA

Síntomas, causas y tratamiento natural de la fatiga crónica

SÍNTOMAS, CAUSAS Y TRATAMIENTO DE LA FATIGA CRÓNICA

 

¿Qué es el síndrome de fatiga crónica?

El síndrome de fatiga crónica (SFC) se caracteriza porque la persona que lo sufre presenta un cansancio general y una falta de energía que no mejora con el descanso y que no se produce como consecuencia de una enfermedad determinada.

sindrome de fatiga cronica que es
Dibujo por cortesía de ©Dibujosparapintar

Llamado también encefalomielitis miálgica, simplemente fatiga crónica o en inglés yuppie flu (la gripe de los yuppies), es un tipo de síndrome que puede ser crónico o recurrente y que produce una serie de consecuencias muy dramáticas en los individuos que lo sufren.

 

Características del síndrome de fatiga crónica

El síndrome de la fatiga crónica produce tal estado de decaimiento en la persona que lo sufre, que la calidad de vida se ve mermada considerablemente, hasta el punto de impedir la realización de actividades tan habituales en una persona sana como vestirse, ducharse, prepararse la comida, salir a pasear, etc.

Esta incapacidad para llevar una vida personal, social y realizar una actividad laboral, por periodos prolongados de 6 meses o superiores a 6 meses, es lo que define y caracteriza fundamentalmente este síndrome con respecto a otras enfermedades físicas o psicológicas también causantes de fatiga.

Durante este periodo de tiempo, los síntomas pueden aparecer continuamente o de una manera recurrente, es decir aparecer y desparecer para volver a aparecer de un día a otro.

El síndrome de fatiga crónica puede afectar a cualquier persona de cualquier edad y sexo, incluidos los niños y los adolescentes, pero aparece fundamentalmente en mujeres situadas entre los 30 y los 50 años de edad.

El síndrome de fatiga crónica no es contagioso.

 

Síntomas del síndrome de la fatiga crónica

Entre los principales síntomas del síndrome de fatiga crónica podemos mencionar los siguientes:

Fatiga: Es el síntoma más característico. Fatiga de aparición momentánea, sin causa aparente y que se prolonga durante 6 meses o más. El cuerpo se cansa prácticamente con la mitad de esfuerzo del que se realizaba anteriormente. Este cansancio no mejora con el descanso y con el reposo en la cama. La fatiga suele venir acompañada de debilidad muscular.

Puede ocurrir que las personas que sufren de este síndrome intenten buenamente realizar una actividad normal esforzándose más de lo que sería habitual. Al realizar acciones que les suponen un gran esfuerzo, suelen caer agotadas y necesitan guardar cama durante varios días para recuperarse.

Dolor: Es otro de los síntomas que aparecen con el síndrome de la fatiga crónica. El cuerpo puede sentir dolor en las articulaciones, dolor en los músculosdolor en la cabezadolor de garganta, etc. Las zonas articulares no aparecen hinchadas ni rojas, como cuando el dolor articular se debe a otras causas como la artritis o artrosis. La garganta puede aparecer enrojecida pero no presenta pus ni secreciones.

Fiebre: Este síntoma suele estar acompañado de una fiebre leve (38,3ºC o inferior), y algunas veces de escalofríos.

- Sensibilidad en los ganglios linfáticos: Los ganglios linfáticos de las axilas o del cuello pueden aparecer inflamados y resultar sensibles al tacto.

Pérdida de memoria y concentración mental: Puede aparecer una pérdida de memoria repentina, con problemas mentales relacionados como la falta de concentración mental, falta de claridad, confusión, agitación, etc.

Pérdida o aumento del apetito: El apetito puede verse incrementado o disminuido.

Hipotensión: En ciertos casos se puede producir caídas bruscas de la tensión arterial en pacientes con síndrome de fatiga crónica cuando realizan actividades, están de pie o en ambientes de mucho calor.

 

Enfermedades que producen fatiga o agotamiento

Es necesario separar este síndrome de otra serie de enfermedades que también producen fatiga general. Entre todas ellas podemos mencionar las siguientes:

Enfermedades físicas:  Anemia, fibromialgia, diabetes, esclerosis múltiple, infecciones, anorexia, EPOC, problemas de corazón, cáncer, problemas de inmunidad, lupushipotiroidismo, problemas de los riñonesproblemas del hígado.

Enfermedades psicológicasEstrésansiedad o depresión. Por otra parte, a medida que este trastorno va afectando la vida normal de los pacientes, puede ocasionar episodios de depresión y aislamiento social.

Intoxicaciones causadas por drogas o medicamentos.

 

Causas del síndrome de la fatiga crónica

No se sabe exactamente cual es la causa real que produce este síndrome. Sin embargo se han postulado una serie de teorías sobre el mismo:

- Resultado de una enfermedad vírica: Según algunos especialistas el desencadenante principal de este síndrome serían virus que quedan en el organismo después de padecer algunas enfermedades, como el virus de la gripe. También se ha relacionado este síndrome con el virus Epstein- Barr (conocido como la enfermedad del beso) o el virus del herpes.

Según esta teoría, los virus de alguna de estas enfermedades serían responsables del deterioro del sistema inmunológico y se mantendrían latentes hasta volver a activarse y desencadenar este síndrome. Sin embargo, no se ha podido probar que cualquiera de estos virus cause directamente este trastorno.

- Resultado de una alergia: El deterioro del sistema inmunológico, causado por diferentes agentes, podría producir reacciones inmunitarias causantes de alergias que desencadenarían el síndrome de la fatiga crónica. Aunque se ha visto que el sistema inmunológico de estos pacientes puede presentar anomalías, estas también aparecen en otro tipo de enfermedades en las que las defensas se encuentran debilitadas, como el cáncer o el SIDA.

Resultado de otra enfermedad física: Además de ciertas enfermedades víricas, se ha atribuido también a otras enfermedades físicas como problemas de metabolismo, enfermedades reumáticas, enfermedad de Lyme, hipotensión, problemas hormonales, enfermedades del sistema nervioso, etc.

Resultado de una enfermedad psíquica: Durante algún tiempo se consideró que la depresión podría ser el desencadenante de este síndrome. La opinión más generalizada actualmente es que la depresión es una consecuencia negativa de este síndrome y no el factor que lo desencadena. Otros factores, como el estrés, se están debatiendo como posibles desencadenantes.

Resultado de la ingestión de toxinas: Según esta teoría, la ingestión de toxinas ambientales a través de la respiración, de alimentos contaminados, de drogas o de medicamentos podría desencadenar este síndrome. El hecho que esta anomalía vaya apareciendo en personas que se van haciendo mayores, justifica, según sus defensores, la teoría de la acumulación de toxinas en el organismo.

Resultado de la herencia: Se cree que algunas personas podrían tener una predisposición genética a sufrir este síndrome.

Resultado de varios trastornos: Según esta teoría, el síndrome de la fatiga crónica no es más que una serie de síntomas que responden a varios trastornos que se producen a la vez en el organismo.

 

Diagnóstico del síndrome de la fatiga crónica

El diagnostico de este trastorno se realiza en primer lugar descartando otras causas, mencionadas anteriormente, que podrían producir fatiga extrema.

El médico también realiza una serie de exploraciones físicas para comprobar la presencia de pruebas físicas que podrían hacer pensar en la presencia de este síndrome (ganglios linfáticos sensibles e inflamados, fiebre baja, faringitis sin pus ni secreciones) Otras pruebas neurológicas (resonancia magnética) o análisis químicos pueden ser necesarios para facilitar el diagnóstico.

Para considerar definitivamente que se trata del síndrome de fatiga crónica se necesita cumplir dos requisitos imprescindibles:

- Que el paciente presente al menos 4 síntomas de todos los mencionados anteriormente

- Que la fatiga extrema tenga una duración continua o recurrente de al menos 6 meses.

Por supuesto, que esta fatiga no mejore con el descanso y no responda a otras causas físicas o psicológicas, o como consecuencia de una actividad física importante.

 

Tratamiento del síndrome de la fatiga crónica 

El tratamiento convencional del síndrome de la fatiga crónica esta destinado a mejorar los síntomas de este síndrome. El síndrome de fatiga crónica no se puede curar, aunque si que se puede mejorar la condición de los pacientes. El tratamiento convencional incluye:

- Analgésicos y antipiréticos para el dolor y la fiebre

- Antidepresivos y ansiolíticos para el tratamiento de la depresión y la ansiedad que puede originarse como consecuencia de este trastorno.

Además de esta medicación se aconseja una dieta sana, la aplicación de técnicas relajatorias, un reposo adecuado y un control eficaz del ejercicio y de la actividad física.

El tratamiento natural del síndrome de la fatiga crónica supone la utilización de una serie de recursos naturales que ayudarán al paciente a sentirse mejor. 

punto rojoMás información sobre el tratamiento natural de la fatiga crónica, remedios y dieta en el listado superior.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil