Alimentos ricos en hierro

Revista de Plantas de Botanical-online

Nutrigenética: dieta según los genes

Dietas personalizadas según los genes

NUTRIGENÉTICA: DIETA SEGÚN LOS GENES

¿Qué es la nutrigenética?

La nutrigenética es la ciencia que estudia cómo afecta la nutrición a las personas en función de su genética. Esta ciencia se basa en la observación de que no todas las personas procesan los nutrientes de forma igual: la misma dieta puede tener un efecto distinto en una persona y en otra.

intestino colon dibujo

Dibujo de ADN por cortesía de ©Dibujosparapintar

¿Para qué sirve la nutrigenética?

El principal objetivo de la nutrigenética, igual que de toda investigación nutricional, es formular recomendaciones dietéticas óptimas, para tener buena salud, prevenir enfermedades, y así poder envejecer con mejor calidad de vida.

La idea que plantea la nutrigenética es que, en un futuro quizá no muy lejano, a la hora de ir al mercado podamos llevar un "chip nutrigenético", que nos asesorare sobre qué alimentos son más beneficiosos para nosotros. Este asesoramiento personalizado serviría para prevenir ciertas enfermedades, como las enfermedades cardiovasculares o el cáncer, o para aumentar nuestra esperanza de vida. Hay quienes incluso vaticinan que con la nutrigenética se podrán mejorar ciertas facultades como las capacidades cognitivas y la concentración.

Actualmente, en el mercado existen tests nutrigenéticos que prometen elaborar dietas totalmente personalizadas, a precios que oscilan entre los 200 y hasta los 1.000 euros. ¿Qué hay de cierto en todo este tema? Por el momento, sabemos que la nutrigenética nos permite tener información sobre:

  • Posibles requerimientos nutricionales específicos

  • Qué alimentos nos pueden benefician más

  • A qué enfermedades podemos tener mayor predisposición

  • Abre la puerta a dietas personalizadas según los genes, lo que podría ser la “alimentación del futuro”

  • Abre la puerta a la creación de nuevos alimentos funcionales elaborados especialmente para aquellas personas con variantes genéticas específicas.

Definición de nutrigenética

La definición de nutrigenética es aquella ciencia que estudia, clasifica y caracteriza las variantes genéticas que afectan a la nutrición de las personas y su repercusión sobre la salud, es decir, la interacción de un gen con la dieta y las enfermedades.

La nutrigenómica es una de las dos ciencias que comprenden la "genómica nutricional", junto con la nutrigenómica. La diferencia entre la nutrigenética y la nutrigenómica es que esta segunda estudia el efecto de los nutrientes sobre los genes y las enfermedades, es decir, la interacción de la dieta con todo el genoma y enfermedades, o cómo los nutrientes de la dieta modulan la expresión de los genes.

¿Cómo funciona la nutrigenética?

El material genético es muy similar entre todos los humanos, y es lo que hace que todos tengamos el mismo aspecto físico, la misma forma de digerir los alimentos, o el mismo modo de respirar y crecer. Pero, a pesar de que el ADN humano es casi idéntico entre unos y otros, existe una pequeña pero compleja parte del material genético que es distinta entre individuos. Estas pequeñas diferencias genéticas se llaman “polimorfismos” o variantes genéticas.

Las variantes genéticas de cada persona son las que pueden configurar ciertas ventajas o desventajas genéticas, algunas de ellas relacionadas con la alimentación, y otras relacionadas con mayor protección o, por el contrario, más predisposición frente alguna enfermedad, como la diabetes o la obesidad.

La nutrigenética se encarga de estudiar esta pequeña parte del genoma, las variantes genéticas que afectan al metabolismo de los nutrientes, su impacto en la forma de procesar los alimentos y, finalmente, cómo todo ello puede repercutir sobre nuestra salud.

  • La nutrigenética es la ciencia que estudia, clasifica y caracteriza las variantes genéticas que podrían explicar las diferencias interindividuales en respuesta a la nutrición.

definicion nutrigenetica dieta personalizada por los genes
Lámina resumen de la definición de nutrigenética: es la ciencia que estudia las variantes genéticas que pueden modificar la respuesta nutricional

¿Qué hacen los tests de nutrigenética?

Los tests nutrigenéticos buscan en nuestro ADN variantes genéticas conocidas (llamadas también "polimorfismos") para ver si se pueden clasificar dentro de algún tipo de genes cuya asociación con algún tipo de nutriente o enfermedad ha sido descubierta.

Es decir, sirven para detectar pequeños cambios en el ADN que se han relacionado con determinados déficits nutricionales o enfermedades.

Beneficios de la nutrigenética

La nutrigenética sería la respuesta individual a la nutrición de cada persona, según su material genético. Gracias a la epigenética podríamos saber exactamente qué tipo de alimentos nos resultan más beneficiosos, según nuestros genes.

Para poner un ejemplo real, hay personas que pueden tener déficits en las enzimas encargadas de producir ácidos grasos EPA y DHA a partir del omega 3. Si a estas personas se les diagnostica esta característica genética suya, se les puede dar el consejo de consumir alimentos que contengan estas grasas directamente.

¿Los tests de nutrigenética detectan enfermedades?

Ciertamente, existen resultados de los tests genéticos que son predictivos, cuyo resultado indica la presencia de una enfermedad, manifestada o silente, que se manifestará en el futuro.

Actualmente, las evidencias científicas más sólidas en nutrigenética se centran en los genes implicados en el metabolismo de las lipoproteínas y del colesterol. Por ejemplo, las personas con variantes genéticas de los genes apolipoproteína B (APOB) o receptor del LDL (LDLR) probablemente tienen o tendrán hipercolesterolemia en el futuro. A estas personas se les deberá recomendar una ingestión menor de alimentos ricos en colesterol, y todas las recomendaciones enfocadas a la mejora del riesgo cardiovascular.

Con menor evidencia, existen determinadas variantes genéticas, como el polimorfismo de la apolipoproteína E (APOE) que señalan un posible mayor riesgo de enfermedad de Alzheimer.

¿Qué genotipos existen?

Entre los diferentes genotipos, los más estudiados, en función del nutriente al que afectan, son:

  • Ácido fólico por polimorfismo 677C>T

  • Hierro por polimorfismo 187C>G y 845G>A

Ácido fólico (vitamina B9) por polimorfismo 677C>T

Los portadores de esta variante genética tienen disminuida al 70% la actividad de la enzima MTHFR (metilentetrahidrofolato reductasa), lo que resulta en una disminución de los niveles de vitamina B9 (ácido fólico).

Como consecuencia, la disminución de vitamina B9 produce que no se pueda eliminar la homocisteína (sustancia tóxica que se puede acumular en la sangre y cuyo aumento se relaciona con mayor riesgo cardiovascular) y, en mujeres embarazadas, el déficit de ácido fólico también se relaciona con espina bífida en el bebé.

Por lo tanto, las personas portadoras de esta variante genética deberán comer más alimentos ricos en folatos, siendo recomendable suplementos de metil folato en caso de fumadores (preferible, no fumar), además, por su mayor riesgo cardiovascular, será recomendable que sigan una dieta para la salud del corazón.

¿Cómo se pueden crear nutrientes específicos para un tipo de gen?

Siempre hemos escuchado que los nutrientes son vitaminas, minerales, proteínas o grasas. Pero lo cierto es que en la naturaleza, estos nutrientes se encuentran de formas muy diversas, y su reacción en el cuerpo es algo más compleja de lo que siempre se ha supuesto.

Por ejemplo, el omega 3 se encuentra en diversas formas: las plantas contienen un tipo de omega 3 llamado ácido linoleico, y los pescados grasos contienen el omega 3 conocido como ácido eicosahexaenoico (EPA). Inicialmente se pensó que a partir del omega 3 de las plantas, nuestro organismo podría producir EPA. Pero la nutrigenética nos ha descubierto que algunas personas no pueden realizar correctamente esta transformación.

Lo mismo sucede con muchos otros nutrientes. Por ejemplo, el ácido fólico puede existir en forma metil-folato, o en forma folato. Estos cambios en las moléculas pueden ser importantes a la hora de proporcionar una nutrición óptima, ya que los encargados de transformarlas son las enzimas. El material genético de cada célula es el que tiene la información para procesar enzimas.

¿La nutrigenética nos dirá cómo prevenir enfermedades según nuestros genes?

Como se mencionaba al principio del artículo, los humanos compartimos la mayor parte de nuestro genoma casi idéntico, por lo que, como es de esperar, la alimentación óptima, a grandes rasgos, es muy parecida para todas las personas. Así lo demuestran diariamente numerosos estudios científicos, en los que se observa, por ejemplo, que una dieta rica en vegetales es saludable porque mejora diversos parámetros de salud. Sobre prevenir el envejecimiento prematuro, incluso hemos conseguido identificar patrones de alimentación, como la dieta mediterránea, que mejora las capacidades cognitivas, retrasa la demencia, disminuye el riesgo de Alzheimer, así como mejora el tratamiento de estas enfermedades.

Además, hay otros factores sobradamente conocidos que conducen a enfermedades que nos acortan la vida o que empeoran la salud, como el sedentarismo, la comida chatarra, la sobrealimentación, la contaminación y el tabaquismo.

Independientemente de los genes, parece estar bastante demostrado que un estilo de vida y dieta saludables representan el mayor factor protector frente muchas enfermedades del futuro, como la diabetes, la obesidad y el colesterol.

Cabe añadir que normalmente las enfermedades son multifactoriales, y que, aunque la dieta es el principal factor ambiental modificable al que estamos expuestos (concretamente, 3 o 5 veces al día), es posible que existan otros factores, no abarcados por la nutrigenética, que condicionen la aparición de una enfermedad.

Finalmente, los avances de la ciencia siempre nos invitan a reflexionar y nos recuerdan las bases del sentido común. La nutrigenética nos plantea reflexiones importantes: ¿Es necesario realizar test de nutrigenética a una persona sedentaria y con una dieta llena de comida chatarra? Probablemente aconsejar ejercicio adecuado y evitar la comida basura resulte mucho más económico y efectivo que los consejos derivados de los resultados de cualquier test de nutrigenética.

¿Cómo se estudia la nutrigenética?

La nutrigenética se estudia a partir del material genético de las personas, contrastándolo con sus enfermedades, su alimentación, y otros aspectos relevantes. Toda esta información, de un gran número de personas, es introducida en un ordenador y procesada en profundidad.

Tras el estudio exhaustivo de estos datos, se extraen conclusiones sobre qué una variante genética puede producir una respuesta determinada a un nutriente o a una enfermedad.

Luego, se plantea una hipótesis y se realizan intervenciones dietéticas para ver si un nutriente o cambio dietético tiene influencia en la salud de esa persona, con el fin de comprobar o desmentir la hipótesis incial. Actualmente existen numerosos estudios sobre nutrigenética, algunos controvertidos y otros no concluyentes.

Limitaciones en la metodología de la nutrigenética

Las principales limitaciones metodológicas que tiene el estudio de esta ciencia son:

  • Heterogeneidad de datos: La nutrigenómica es extremadamente compleja porque intenta relacionar genes, hormonas, dieta, estilo de vida, medicamentos, ambiente, enfermedades, y los miles de interacciones ocurren en un ser vivo, para finalmente poder llegar a una hipótesis. Se debe tener en cuenta que todos estos datos son muy heterogéneos y complejos, ya que, en un cuerpo vivo, es muy difícil asociar qué reacciones son debidas a unas condiciones ambientales, o a otras genéticas.

  • Tamaño de la muestra: Para poder asociar un gen a una enfermedad, es necesario tener miles o millones de muestras genéticas, comparar y comprobar. La mayoría de estudios nutrigenéticos se realizan en grupos reducidos, de los que no se pueden extrapolar conclusiones para toda la población.

  • Cómo se realizan los estudios: Como todos los estudios clínicos, existe un gran factor confusor que es el factor humano, es decir, cómo se lleva a cabo la investigación. La forma de realizar las intervenciones nutricionales por parte de los investigadores es variable (algunos utilizan cuestionarios, otros dan consejos de dieta saludable,etc.), además, el individuo que forma parte del estudio debe dar información veraz al encuestador y ser constante y muy riguroso en las recomendaciones.

  • Caracterización del fenotipo: El fenotipo es la parte del genoma que se expresa. Así, una persona puede tener un hijo con ojos azules, igual que su abuelo, aunque él los tenga marrones. Otros rasgos fenotípicos son la obesidad, la diabetes, producir colesterol, o distintas medidas antropométricas. Todos estos datos son producto de nuestro genoma, por lo tanto, pueden ser relevantes. Hay una gran hetereogeneidad de estudios, pues algunos que determinan unos datos, y otros no.

Por si no fuera suficientemente complejo el estudio de la nutrigenómica, requiere de otras ciencias modernas y en continua renovación, como la bioinformática, la quimiométrica, la epigenética, la metabolómica, la nutrigenómica, la transcriptómica, la proteómica, y por supuesto, la genómica. Todas las ciencias terminadas en "-ómica" son derivadas de los estudios del genoma y son ciencias relativamente novedosas, sujetas a constantes cambios, conocimientos, y en contínua renovación.

Opiniones sobre los test de nutrigenética

La nutrigenética nos brinda una enorme cantidad de información muy interesante y prometedora sobre cómo la genética puede predecir una carencia nutricional o una afectación de salud. Es una ciencia en expansión que cada vez cobra más impulso, aunque por el momento, hace falta mucha investigación al respecto antes de poder elaborar dietas personalizadas con un test genético.

La principal crítica que se lleva la nutrigenética por parte de los profesionales sanitarios es que se basa en la detección de pequeños errores del metabolismo nutricional en busca de una alimentación muy específica, cuando existe una evidencia científica sólida de que una alimentación saludable, rica en verduras, frutas, frutos secos, cereales integrales y legumbres, es muy beneficiosa para la salud y ya nos protege frente muchas enfermedades. Entre estas, las más importantes son las denominadas "enfermedades no transmisibles", como la hipertensión, la obesidad, y sus complicaciones asociadas, cuya prevalencia actualmente alcanza cifras de epidemia.

También se debe tener en cuenta que, igual que muchas enfermedades son multifactoriales, su tratamiento también debe ser multidisciplinar, y no puede contemplarse solamente el campo de la nutrigenética para su abordaje.

Otro de los grandes peros de esta ciencia es que, al reciente, aunque hay base teórica más o menos sólida, no existe suficiente experiencia clínica como para determinar que el efecto clínico de estas intervenciones dietéticas sea beneficioso.

Peligros de la nutrigenética y tests genéticos

El mayor riesgo que presenta la nutrigenética es el mal empleo o la interpretación errónea de sus resultados, pudiendo ser motivo de discriminación o de estigmatización. Cuando se realiza un análisis de los genes en busca de información sobre nutrigenética, dicha información es muy susceptible de ser mal interpretada o mal utilizada por parte de la persona o de sus familiares. También se ha planteado que, en el futuro, este tipo de pruebas puedan ser solicitadas por parte de compañías aseguradoras o en las propias empresas, favoreciendo también la discriminación en estos ámbitos.

¿Qué fiabilidad tienen los tests nutrigenéticos?

Actualmente, aunque existan muchos estudios, las conclusiones que se pueden derivar de cualquier estudio genético son de dudosa fiabilidad, puesto que la comprensión del genoma humano es muy limitada, y los resultados de los tests nutrigenéticos, tanto en lo que refiere a alimentos, como a la predisposición de enfermedades, no son fiables ni pueden realmente predecir una enfermedad.

Precisamente, dos ciencias que van de la mano de la nutrigenética, como son la nutrigenómica y la epigenética, nos han enseñado que los genes se pueden silenciar o activar en función del estilo de vida, la dieta, y otras causas desconocidas. Por lo tanto, resulta muy impreciso predecir una enfermedad en función de la presencia de unos genes, que nunca se sabe si se activarán.

¿Es recomendable hacer tests de nutrigenética?

Las personas que se realizan un test de nutrigenética corren el riesgo de obtener información poco clara sobre su salud, en función de la presencia de un gen, que puede estar relacionado con riesgo de padecer una enfermedad futura, pero, solamente si se expresa.

Una de las formas de malinterpretar los resultados de un test de nutrigenética es pensar que estos diagnostican o predicen una enfermedad. Tampoco sirven para diagnosticarse un déficit nutricional, sino que harían falta más pruebas para determinarlo.

Debido a que los tests genéticos no son totalmente predictores ni fiables, no es recomendable que la información que dan estas pruebas sean tomadas al pie de la letra, y mucho menos, que sean accesibles para terceros, como las compañías aseguradoras.

No se ha demostrado que intervenciones dietéticas en función de los resultados de un test nutrigenético sean efectivas.

Conflictos bioéticos de la nutrigenética

Una de las razones más discutidas sobre los tests genéticos son los conflictos bioéticos que presenta su aplicación.

¿Cuál es el futuro de la nutrigenética?

Actualmente, la nutrigenética es una ciencia "en pañales", que además depende de otros avances científicos para poder avanzar en su conocimiento, como son los concernientes en el campo de la metabolómica, la epigenética y la nutrigenómica. Sin embargo, a medida que conocemos más, podemos predecir que nos acercamos a una nueva forma de identidad.

En el futuro, puede que, además de llevar la carta de identidad personal, tengamos en la cartera una nueva carta: nuestra carta nutrigenómica donde se encontrarán almacenadas las peculiaridades del genoma personal directamente relacionadas con la alimentación.

Punto rojo Más información sobre dietas personalizadas

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil