indice
Icono de Blog de Plantas
iniciodiccionariorevista gratuitacursosforobibliografiarecomendar

...

 

REVISTA DE PLANTAS

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

 

Medicina alternativa

 

PROPIEDADES DE LAS GRASAS OMEGA 9

Alimentación natural

 








 

BENEFICIOS DE LAS GRASAS OMEGA 9

 

Omega 9 para el corazón

Una dieta rica en alimentos con omega 9 es más saludable

Somos lo que comemos, y como bien dicta la frase, el tipo de grasa que ingerimos repercute directamente sobre el tipo de grasas que tenemos en la sangre.

En esa dirección, se ha demostrado que el consumo de grasas omega 9, proveniente del aceite de oliva o del aguacate, disminuye el colesterol malo, aumenta el colesterol HDL (colesterol bueno) y ayuda a tratar la arteriosclerosis.

Una dieta rica en omega 9 aumenta el colesterol bueno y previene el riesgo de padecer arteriosclerosis.

 

El omega 9 mejora la hipertensión

El omega 9 es una grasa presente en las membranas de las células y de los vasos sanguíneos. Junto con los efectos antioxidantes de los alimentos que la contienen, el omega 9 contribuye a rebajar la hipertensión arterial.

 

 

fuentes omega 9

Fotografía de aceite de oliva y aguacate
El aceite de oliva y el aguacate o palta son alimentos muy ricos en omega 9.

Los aceites ricos en omega 9, como el aceite de oliva, son muy indicados para personas con problemas de corazón, hipertensión y colesterol. Se recomienda que estas personas lo tomen, incluso si existe obesidad.

Las personas con problemas circulatorios, piernas cansadas, varices e hipertensión arterial pueden beneficiarse de las propiedades del omega 9 a través de alimentos como el aceite de oliva, el aguacate o los frutos secos.

 

Dieta mediterránea y el omega 9

 

La dieta mediterránea, la más rica en omega 9

La grasa del tipo omega 9 es la más abundante en la dieta mediterránea, debido a que en ésta se practica el consumo de aceite de oliva, rico en ácido oleico omega 9.

Entre los beneficios de la dieta mediterránea, destacan sus propiedades relacionadas con las enfermedades del corazón: ha demostrado que tiene menor incidencia de enfermedad cardiaca coronaria y de ciertos tipos de cáncer.

La dieta mediterránea, rica en omega 9, ha demostrado reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y de algunos tipos de cáncer.

*Más información: Beneficios de la dieta mediterránea.

 

Dieta mediterranea y el omega 9

Fotografía de alimentos típicos de la dieta mediterránea.
La dieta mediterránea es muy rica en omega 9.


Omega 9 y los antioxidantes

Los beneficios del omega 9 también provienen de los alimentos en los que las encontramos. Hablamos, por ejemplo, de los compuestos fenólicos presentes en el aceite de oliva: el hidroxitirosol y la oleuropeína.

Estos componentes son potentes antioxidantes y protectores de los capilares sanguíneos, que previenen la fragilidad capilar y su deterioro causado por el colesterol acumulado en las arterias (arteriosclerosis).

Los alimentos ricos en omega 9, como el aceite de oliva, el aguacate o los frutos secos, ayudan a disminuir el colesterol malo y mejoran la salud de las arterias y el corazón.

 

Omega 9 para la obesidad

Los aceites vegetales y frutos secos ricos en omega 9 no causan obesidad

Los alimentos ricos en omega 9, en especial los aceites vegetales y los frutos secos, han mostrado efectos positivos cuando se introducen en una dieta para la obesidad.

Aunque estos alimentos tengan un aporte de calorías alto, éste es debido a su contenido en grasas saludables. Estudios científicos han demostrado que los aceites vegetales y los frutos secos sacian más y reducen el apetito. Y dentro de los aceites vegetales, resulta especialmente beneficioso el aceite de oliva, por su riqueza en omega 9.

Las personas con obesidad deben tomar aceite de oliva y frutos secos en su dieta de adelgazamiento. Se trata de alimentos con alto poder saciante, que a largo plazo contribuirán a mejorar su salud cardiovascular.

 

 

Omega 9, un antiinflamatorio natural

El omega 9 protege y cuida la piel, por dentro y por fuera

El omega 9 tiene un papel muy destacado en la regulación de la inflamación en el cuerpo, y para ello, actúa en equilibrio con las grasas omega 3 y omega 6 ( Más información ).

Cuando sufrimos una inflamación de la piel, como sucede con una dermatitis, o internamente con una gastritis, la grasa omega 9 ejerce de lubricante y protector de la dermis, ayudando a cuidar la piel dañada.

Si escogemos fuentes de omega 9 ricas en antioxidantes, como el aceite de oliva virgen extra, estamos proporcionando vitamina E y polifenoles que aceleran la recuperación de la piel inflamada y los procesos de cicatrización.

Las personas que tienen gastritis o úlcera de estómago deben aumentar el consumo de aceite de oliva virgen extra, especialmente cuando hay más dolor.

Conviene que tomen alimentos ricos en omega 9 y omega 3 las personas con psoriasis, aftas, reflujo, hernia de hiato, gastritis o úlceras digestivas.

 

 

 

aceite de argan

Fotografía de aceite de argán, rico en omega 9 y con el doble de vitamina E que el aceite de oliva.
( Más información: Aceite de argán )

 

También las personas con artritis y reuma, ya que a partir de estos alimentos, el cuerpo fabrica sustancias antiinflamatorias para aliviar el dolor.

Por sus propiedades lubricantes, esta grasa es un ingrediente esencial en la dieta para el estreñimiento. El omega 9 lubrica los intestinos y mejora el tránsito intestinal, así como puede ayudar a tratar la diverticulitis y prevenir la colitis ulcerosa.

Es habitual que las personas que siguen un plan de adelgazamiento y excluyen totalmente el aceite en su dieta, padezcan problemas de estreñimiento. *Más información: Suplementos para el estreñimiento.

 

 

Omega 9 para la memoria y la demencia

El aceite de oliva, un alimento para el Alzheimer

El aceite de oliva, por su riqueza en omega 9 y polifenoles, es un medicamento natural para prevenir y tratar el Alzheimer. La dieta mediterránea, que es la más rica en grasas omega 9, se ha destacado por su papel preventivo frente enfermedades neurodegenerativas.

La dieta para el Alzheimer incluye el aceite de oliva entre sus componentes.

 

El omega 9 para el nerviosismo

Para entender el papel de las grasas omega 9 para mejorar las funciones cerebrales, cabe explicar que el cerebro humano se compone básicamente de grasas.

Así que, una vez más, la composición y calidad de las grasas que ingerimos influirá sobre el estado de nuestro cerebro:

- Respecto a la composición de las grasas, no todos los alimentos vegetales son ricos en omega 9. En general, el cerebro necesita grasas omega 3, 6 y 9, pero en equilibrio ( Más información ).

En la dieta actual, se suele consumir un exceso de omega 6 debido a los fritos industriales, snacks, aceite de girasol y el aceite de maíz.

El omega 9 ayuda a disminuir la ingesta de omega 6, y a optimizar el aprovechamiento de las grasas omega 3, tan importantes y poco presentes en la dieta.
*Ver: Fuentes de omega 3.

 

 

nueces

Fotografía de nueces, ricas en omega 3.
El omega 9 ayuda a aprovechar todo el omega 3 de la dieta.

 

Sobre a la calidad de las grasas, no es lo mismo ingerir un aceite refinado, que ha perdido sus antioxidantes naturales, que tomar aceite virgen extra, con un alto contenido en fitoquímicos y virtudes saludables que protegen las grasas del cuerpo y del cerebro.

Por estos factores, el omega 9 y sus fuentes, son alimentos muy recomendados para prevenir el Alzheimer, la enfermedad de Parkinson y la demencia, la esclerosis múltiple y el envejecimiento. Pero el omega 9 también puede ser beneficioso para mejorar el estado de ánimo, el estrés y nerviosismo, ayudar a tratar la ansiedad, el insomnio, la depresión, y todo tipo de trastornos del sistema nervioso.

 

 

Omega 9 para mejorar la memoria y las habilidades mentales

Los factores comentados sobre el omega 9 para el cerebro son los dan importancia a las grasas omega 9 y sus fuentes en la dieta para los niños, estudiantes, jóvenes, personas mayores y, en general, para todas las personas que realicen actividades intelectuales.

Las fuentes naturales de omega 9 (principalmente, el aceite de oliva) ayudan a mejorar la memoria y las capacidades cognitivas, tal como han demostrado estudios científicos.

Los alimentos ricos en polifenoles presentes en la dieta mediterránea, como el aceite de oliva y las nueces, se asocian con una mejor función cognitiva en ancianos con alto riesgo cardiovascular.

 

 

Más información sobre las fuentes de omega 9 en el listado superior.

El material que aquí se trabaja tiene un carácter informativo. En caso de duda consúltese con el facultativo.
" Botanical" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

 


www.botanical-online.com
El Mundo de las Plantas

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso