Revista de Plantas de Botanical-online

Tratamiento natural de la gripe

Remedios caseros para problemas de salud

Plantas carnívoras

Plantas que se alimentan de animales

¿Qué son las plantas carnívoras?

Se llaman plantas carnívoras a aquellas plantas con nutrición especial. Este tipo de vegetales, en lugar de tener una nutrición completamente autótrofa, complementan su dieta con distintas presas que capturan del medio mediante trampas, para incorporar el nitrógeno del que carece el suelo en el que viven.

Las plantas carnívoras son capaces de usar la proteína animal como fuente de nitrógeno. Estos vegetales absorben los compuestos nitrogenados que contienen los insectos y de otras presas suyas, así como otros compuestos orgánicos y minerales, como fosfatos y potasio.

 

¿Por qué hay plantas carnívoras?

Las plantas carnívoras consiguen vivir en zonas pobres en nitrógeno donde otro tipo de plantas no podrían vivir. Estos lugares donde viven las plantas carnívoras acostumbran a ser muy ácidos, por lo que las bacterias nitrificantes no pueden desarrollarse. Las bacterias nitrificantes incorporan nitrógeno de la atmósfera y serviría para las plantas.

Del mismo modo, en suelos fértiles estas plantas tampoco pueden prosperar. Un motivo de ello es que no pueden hacer frente a la competencia con las otras plantas, además de que necesitan un tipo de suelo muy concreto.

 

¿Qué comen las plantas carnívoras?

Las plantas se alimentan sobre todo de insectos: moscas, mosquitos, escarabajos, hormigas, también de otros artrópodos, como arañas, así como de protozoos, para las plantas carnívoras que viven en el agua, como Utricularia.

Las plantas jarra o Nepenthes tienen trampas, llamadas jarras, que pueden llegar a ser de un tamaño considerable, por lo que estas plantas carnívoras pueden comerse pequeños vertebrados, como ranas, lagartos y hasta algún ratón.

 

Plantas carnívoras en jardinería

En todo el mundo hay más de 600 especies de plantas carnívoras. En jardinería se pueden encontrar plantas como la Dionaea muscipula o venus atrapamoscas

Sarracenia

Foto de planta carnívora Dionaea muscipula

La venus atrapamoscas o Dionaea muscipula es una planta carnívora muy popular como planta ornamental

La atrapamoscas es originaria de los Estados Unidos y muy común como planta ornamental; la Drosera capensis, especie africana muy resistente y de cultivo sencillo.

Las plantas nepentes o plantas de jarra son originarias de las selvas tropicales húmedas. Las plantas Nepenthes son un poco exigentes en cuanto a sus cuidados.

Las plantas Sarracenia, también llamadas plantas de jarra por poseer el mismo sistema de trampas, son nativas de los Estos Unidos y el Canadá. Estas últimas son plantas carnívoras relativamente fáciles de cultivar.

 

Donde viven las plantas plantas carnívoras

Las plantas carnívoras viven en ambientes húmedos o acuáticos, en suelos o aguas pobres en nitrógeno. El ambiente ideal de las plantas carnívoras son las turberas, es decir, las zonas húmedas en las que se ha acumulado material orgánico ácido llamado turba.

Selva tropical

Foto de selva tropical en el invernadero que simula este ambiente

En las selvas tropicales húmedas hay una gran variedad de plantas carnívoras

Son plantas heliófilas, porque necesitan el sol directo para poder desarrollarse. Las plantas carnívoras se desarrollan en suelos ácidos y evitan los suelos alcalinos o calizos, ya que son plantas calcífugas.

Las plantas carnívoras pueden ser terrestres, acuáticas o vivir sobre otras plantas, es decir, epífitas.

Estos vegetales viven en todos los continentes, como Drosera y Utricularia, o en zonas concretas del mundo, dependiendo del género y especie de la planta carnívora.

 

¿Cómo cazan las plantas carnívoras?

Para atrapar a las presas, las plantas carnívoras primero tienen que atraerlas: señales de néctar, que son líneas coloreadas que atraen a los insectos presumiblemente a una fuente de néctar, que no existe, sino a su muerte. Las trampas también suelen tener marcas ultravioletas para que las vean y se sientan atraídos los insectos.

Las plantas capturan, matan y digieren a sus presas (pequeños insectos u otros invertebrados) gracias a unos mecanismos que son hojas modificadas. Los mecanismos de captura pueden ser activos, como Utricularia sp o Dionaea sp o pueden ser mecanismos pasivos, como los de Drosera sp, Nepenthes sp. Pinguicola sp o Sarracena sp.

Sarracenia

Foto de planta carnívora Sarracenia

Detalle de las trampas llamadas jarras

Nepenthes sp, Sarracenia sp y otras tienen una especie de urnas, que están provistas de una especie de capuchón con señales de néctar para atraer a los insectos. Los insectos caen en el interior de la urna y serán digeridos por los enzimas digestivos.

Como particularidades, la trampa de Dionaea sp o venus atrapamascoscas parece un par de mandíbulas provistas de dientes, para impedir que escape el insecto. Utricularia es una planta carnívora de zonas húmedas provista de unos saquitos, llamados utrículos, que atrapan a sus presas, los invertebrados, por succión.

La trampa de la planta carnívora rocío del sol o Drosera se basa en el mismo mecanismo que el papel atrapamoscas. La drosera tiene como trampas unas hojitas con pelos que terminan en una especie de sombrero. Aquí se produce la secreción de sustancias digestivas y adherentes para capturar y facilitar la digestión del insecto.

 

Amenazas para las plantas carnívoras

Esta clase de vegetales se ven amenazadas sobre todo por la destrucción y fragmentación de su hábitat: las zonas húmedas. Cuando una zona húmeda se seca, por ejemplo para aumentar las zonas de cultivos o para iniciar una urbanización, se produce una fragmentación de su hábitat que puede llevar a poner en peligro la diversidad genética de las poblaciones de las plantas carnívoras.

Las plantas carnívoras también se suelen verse amenazadas por coleccionistas que las extraen del medio natural para su cultivo en maceta.

 

Curiosidades sobre las plantas carnívoras

Las plantas de jarra, como Nepenthes o Sarracenia, tienen en sus jarras que actúan como trampas para insectos y otras presas un capuchón por jarra que no sirve para que impedir que escape el insecto sino para que no entre demasiada agua en la jarra.

Aunque por definición toda planta tiene tres partes:raíz, tallo y hojas, que constituyen el aparato vegetativo de las plantas, llamado cormo, en el caso de las plantas carnívoras sus raíces están muy poco desarrolladas.

Las plantas de forma general se pueden reproducir de forma sexual, a través de semillas, y por reproducción asexual o vegetativa. En las plantas carnívoras la reproducción asexual está muy extendida.

punto rojo Más información sobre las plantas el listado superior.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil