Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

Formación de las proteínas

FORMACIÓN DE LAS PROTEÍNAS

estructura quimica de los aminoacidos
Imagen: Estructura química de un aminoácido. Señalados el grupo carboxilo (amarillo), Grupo amino (azul) y la cadena o radical (verde). Todos los aminoácidos tienen un grupo amino y un grupo ácido, y se diferencian entre ellos por la estructura de su cadena. Algunas veces la cadena contiene átomos de azufre (aminoácidos azufrados)
estructura quimica de una proteina
Imagen: Estructura química de una proteína. Está formada por unidades (aminoácidos). En cada aminoácido está diferenciado el grupo carboxilo (amarillo), Grupo amino (azul) y su cadena (verde). Se obtienen diferentes proteínas a partir de diferentes combinaciones de aminoácidos.

Estructura química de las proteínas

Las PROTEÍNAS están formadas por la unión de varios, cientos o miles de aminoácidos.

Químicamente contienen los mismos átomos que los hidratos de carbono o las grasas, como carbono, hidrógeno y oxígeno, pero, a diferencia de estas, las proteínas contienen nitrógeno y algunas veces azufre (aminoácidos azufrados como la metionina).

Los aminoácidos se unen entre si formando péptidos (unión de varios aminoácidos) o polipéptidos (decenas o cientos de aminoácidos). La unión de varios polipéptidos forman las macromoléculas llamadas proteínas.

La descomposición de proteínas en moléculas más pequeñas hasta llegar a aminoácidos se denomina hidrólisis.

*Más información: Estructura de las proteínas

¿Dónde y cómo se forman las proteínas?

Cada célula del organismo produce sus propias proteínas, a partir de la información que contiene su código genético (ADN).

El ADN de cada persona se origina a partir de la unión de las células sexuales de sus padres (ADN espermatozoide y ADN del óvulo). Las células se reproducen una y otra vez hasta formar una persona con millones de células, las cuales contienen en su núcleo ese ADN.

Cada célula del organismo, según sus funciones, produce un tipo u otro de proteínas.

Por ejemplo, las células de los ojos reproducen la información del ADN que les indica cómo fabricar una proteína para ojos azules. Otra persona, tendrá la información para ojos verdes.

Todas las proteínas del cuerpo (colágeno, insulina, enzimas, etc.) se originan a partir del ADN del núcleo de una célula.

Para poder fabricar proteínas, el cuerpo necesita, además de la información del ADN, un sustrato o "ladrillos": los aminoácidos, que puede obtener de los alimentos, o fabricar él mismo a partir de sustancias.

Aminoácidos esenciales y aminoácidos no esenciales

Existen 9 aminoácidos esenciales que el organismo no puede elaborarlos por si mismo. Estos aminoácidos deben obtenerse a través de los alimentos que ingerimos.

Los aminoácidos no esenciales pueden ser sintetizados por el organismo sin tener que incluirlos en la dieta, a partir de otros aminoácidos o sustancias.

Aminoácidos esenciales Aminoácidos no esenciales
Fenilalanina
Isoleucina

Leucina

Lisina

Metionina

Treonina

Triptófano

Valina

Histidina
Ácido aspártico
Ácido glutamínico
Alanina

Arginina

Cisteína

Cistina

Glicina

Hidroxipolina

Prolina

Serina

Tirosina
Otros aminoácidos

Glutamina
Ornitina

Taurina

Asparragina

Citrulina

Carnitina

Formación de proteínas en el hígado

El hígadoes el órgano capaz de elaborar aminoácidos no esenciales, a partir de los ingeridos mediante nuestra dieta, en función de las necesidades que tenga nuestro organismo. Además, también tiene gran capacidad enzimática.

Sus funciones del hígado relacionadas con las proteínas son las siguientes:

  • Producción de determinadas proteínas necesarias para el correcto estado del plasma sanguíneo

  • Producción de proteínas para transportar correctamente las grasas (lipoproteínas)

  • Regulación de los niveles de aminoácidos de la sangre

  • Procesamiento de la hemoglobina y almacenamiento de hierro

  • Transformación de las sustancias tóxicas resultantes,como el amoníaco, en urea, para poder eliminarla por los riñones a través de la orina.

  • Regulación y producción de enzimas hasta modular nuestra inmunidad.

  • Resulta indispensable proporcionar proteínas al hígado para que pueda realizar todas estas funciones tan necesarias, entre otras muchas, y no generar carencias de ningún tipo en nuestro organismo promoviendo su correcto funcionamiento

Se considera al hígado uno de los órganos más resistentes de nuestro cuerpo, un "órgano laboratorio". Éste realiza gran parte de las funciones metabólicas vitales, que incluyen en gran medida la intervención de gran cantidad de aminoácidos y proteínas.

Este órgano es capaz de funcionar hasta con una tercera parte de su extensión y es el único órgano que se auto-regenera. Esto supone múltiples ventajas y un gran inconveniente, porque, al ser tan resistente y no dar signos de disfunción, suele ser demasiado tarde para solucionar el problema en el momento en que deja de funcionar definitivamente.

¿Tienen las proteínas un efecto ácido o básico?

Gracias a la estructura que forman, las proteínas son anfóteras, es decir, que se comportan como ácidos o como bases en función del medio en que se encuentren.

No debemos confundir sus propiedades químicas con su efecto acidificante en el cuerpo, porque normalmente no tienen nada que ver. (Más información)

Alimentos con proteínas de acción acidificante

Algunos alimentos que al ingerirlos tienen efecto acidificante en nuestro organismo son las carnes, mariscos, cereales, pastas, arroces, panes, leche y derivados, frutos secos, bebidas con cafeína como el café o las colas,… los menos acidificantes de los que nos aportan niveles importantes de proteínas son los pescados, los huevos, las legumbres y las almendras.

Algunos alimentos que al ingerirlos tienen un efecto basificante en nuestro cuerpo son las patatas y boniatos, las verduras, las frutas y cítricos, frutas secas, …

Los alimentos con sabor ácido no tienen un efecto forzosamente acidificante. Un claro ejemplo de alimentos que son ácidos de sabor pero no tienen este efecto en nuestro organismo, al resultar basificantes son los cítricos.

Debemos mantener un equilibrio, ingiriendo por cada alimento ácido, dos alimentos con efecto basificante, sin olvidar cubrir las necesidades proteicas, por lo que preferentemente podemos consumir los menos acidificantes, si tenemos un exceso de acidificación. (Ver: alimentos alcalinos)

punto rojoMás información sobre las proteínas vegetales y las propiedades de las proteínas.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil