Alimentos ricos en hierro

Revista de Plantas de Botanical-online

El consumo del queso en bebes y niños

EL CONSUMO DE QUESO EN BEBÉS Y NIÑOS

¿Cuándo se introduce el consumo de quesos en bebés y niños?

Evidentemente, el queso es un derivado de la leche muy nutritivo, pero no podemos centrarnos solamente en este motivo al recomendar su consumo.

Los lácteos se introducen a partir de los 12 meses de edad del bebé. Contienen una proteína llamada β-lactoferrina, un componente que puede producir hemorragias digestivas en los bebés. Por este motivo, se introduce primero lácteos con pocas proteínas, es decir, antes que tomar queso, se tiene que tolerar el yogur.

Se empezará con medio yogur y se aumentará la cantidad progresivamente. El queso se podrá introducir después de la previa aceptación de este alimento.

*Véase: Tabla de introducción de los alimentos

¿Qué quesos pueden comer los bebés y niños pequeños?

queso
El contenido graso de los quesos, incluidos los quesos frescos, es muy elevado, siempre muy superior al de la leche de la que proceden

Antes de introducir el queso, es más adecuado el consumo de yogures en la dieta del bebé.

Una vez el bebé tolere el yogur, a partir de 12 meses se puede empezar a introducir pequeñas cantidades de queso.

El queso tiene que ser bajo en grasas, y siempre en pequeñas cantidades.

Lo ideal es un queso tipo queso fresco (queso de Burgos) o el queso mozzarella. Estos quesos son bajos en grasas.

La introducción de este tipo de quesos no suele causar inconvenientes y suele ser bien aceptado.

Quesos no adecuados para niños

No son adecuados quesos curados, quesos tipo brie, para untar, queso bola o roquefort, que son demasiado grasos.

Se recomienda prestar atención a las etiquetas, puesto que muchos quesos destinados teóricamente a niños, como quesos en porciones, tienen un contenido en grasas alto.

La mayoría de quesos tienen un contenido de 30 gramos de grasa por 100g. Estos quesos se deben utilizar en cantidades pequeñas.

En cambio, el queso fresco (queso de Burgos) y el queso mozzarella contienen 20-15 gramos de grasa por 100g., respectivamente, por lo que se puede permitir en más cantidad para los niños.

En todo caso, no es necesario que un bebé consuma grandes cantidades de queso ya que en poca cantidad suple todas sus necesidades de nutrientes.

¿Cómo introducir el consumo de quesos en bebés y niños pequeños?

Siempre se debe empezar con porciones muy pequeñas, que posteriormente podrán ser aumentadas siempre con moderación y adecuación a las necesidades del bebé.

Lo ideal es empezar con 2 cucharadas pequeñas, que equivalen a unos 15g de queso, como por ejemplo de queso fresco, mejor si no contiene sal añadida, ni ningún otro ingrediente, aunque si se puede mezclar, por ejemplo, en cremas de verduras.

Siempre serán más recomendables los lácteos ecológicos, porque en los lácteos de producción extensiva pueden encontrarse restos de pesticidas, antibióticos e incluso hormonas sintéticas (BGH), especialmente en EE.UU., donde la legislación es más permisiva que en Europa.

¿Cuánto queso necesita un bebé? ¿y un niño?

El queso es un alimento muy rico en proteínas y en calcio. Precisamente por su gran concentración en estos nutrientes, pequeñas raciones de queso ya aportarían los nutrientes suficientes para sus requerimientos.

Raciones:

- Una tarrina de 75 gramos de queso fresco aporta 10 gramos de proteínas.

- 2 lonchas de queso mozzarella (40 gramos) aportan 10 gramos de proteínas.

*Más información: Necesidades de proteína

¿Qué quesos no son adecuados para bebés y niños pequeños?

Existen muchas clases de quesos que no resultan adecuados para que los consuman los bebes. Entre ellos mencionaremos los siguientes:

- Quesos de olor y sabor intenso.

- Quesos de textura dura (curados, parmesano,...)

- Quesos que contengan hongos o mohos (roquefort,...)

- Quesos que contengan especias, ya sean picantes o aromáticas

- Quesos con adición de grasas

Este tipo de quesos no son recomendados, ni adecuados para el consumo de los bebés ya que, no son necesarios en ningún caso, en esta etapa de la vida. Se podrán incorporar más tarde.

Información relacionada:

- ¿Cuándo evitar o restringir el consumo de queso?,

- ¿Cuándo aumentar el consumo de queso?

- Bebida de soja para el bebé

- Alimentación del bebé a los 6 meses - 7 meses - 8 meses - 9 meses - 12 meses

Más información sobre el queso y sus derivados.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil