Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

RECETAS CON SALSIFÍ

SALSIFÍ: PLANTA SILVESTRE COMESTIBLE

Salsifí en la alimentación

El salsifí (Tragopogon spp.) es una planta silvestre comestible que se consume en la alimentación.

Está presente en la dieta de Creta, tan estudiada por la diversidad de vegetales silvestres que aún conserva, y que ha mantenido a pesar de la globalización de los mercados.

Esta riqueza dietética en plantas silvestres comestibles, junto con la dieta mediterránea que siguen en Creta, tiene un papel protector frente algunas enfermedades.

El salsifí se encuentra en las praderas, en campos o crece como maleza, en baldíos y campos de cultivo.

Se trata de una planta de la familia de las Compuestas, emparentada con el diente de león, que también se puede consumir de la misma manera.

Partes comestibles: ¿Cómo se cocina?

salsifi hervido

Fotografía de salsifí hervido.
salsifi parte comestible
Planta con la parte comestible señalada del salsifí. Se consume la flor sin abrir y el tallo floral, cortado a partir de la primera hoja.

Se recogen los tallos florales jóvenes, es decir, el capítulo floral (sin abrir) y el tallo floral con la primera hoja.

Como todas las plantas silvestres, se debe recoger en un lugar libre de animales de pastoreo y asegurarse de que no ha sido contaminado por animales domésticos, pesticidas u otros.

Se hierven a modo de espárragos, durante 8 minutos aproximadamente.

Servir como plato principal o de acompañamiento.

¿Qué sabor tiene?

El sabor del salsifí es agradable, dulce y ligeramente amargo, que puede recordar a diente de león.

La textura es parecida a la alcaparra (que también se consume la flor sin abrir).

Las personas que no están acostumbradas a otros vegetales encontrarán que esta hierba es muy sabrosa, con aromas nada parecidos a la mayoría de verduras que encontramos habitualmente en los supermercados.

¿Cómo se cocina?

- Se pone agua con sal a calentar y se hechan los brotes de salsifí cuando ésta hierve.

- Cocer durante aproximadamente 8 minutos.

- Colar y servir como verdura.

- No es necesario condimentar con salsas, pues enmascararían el buen sabor de la hierba. Un buen chorro de aceite de oliva es el mejor aliño.

Recetas con salsifí

Además de hervido, el salsifí también se puede preparar en estas recetas:

- Con nata líquida, al horno o al gratén

- Pastel de verduras

- Quiches vegetarianas

- Verdura gratinada al horno

¿Se consume la raíz?

La raíz es carnosa y algunas veces se utiliza como la zanahoria en la alimentación. Pero la raíz de salsifí que se consume en la alimentación procede de otra especie llamada salsifí blanco (T. porrifolius). Esta es rica en inulina, un tipo de fibra también presente en la alcachofa, y tiene un sabor ligeramente dulce.

El salsifí de campo (Tragopogon pratensis) presenta una raíz con piel negra (motivo por el que a veces de le llama salsifí negro), mientras el Tragopogon porrifolius (salsifí blanco) la tiene blanca. Este último es el se cultiva para aprovechar su raíz.

La raíz es rica en carbohidratos (18g.), fibra (3g.), potasio (380mg.) y folatos (26mg.) (Valores expresados por 100g. de raíz).

receta de salsifi hervido

Fotografía de plato de salsifí hervido decorado con una margarita.

Propiedades del salsifí para la salud

Las plantas silvestres comestibles aportan variedad y un alto valor nutricional a nuestra dieta, además de un sabor y aromas intensos que no aportan la mayoría de vegetales de supermercado.

Cuanta más variedad de vegetales introduzcamos en nuestra dieta, mayor será nuestro aporte en flavonoides y otros fitonutrientes. Estos componentes se han estudiado por su papel protector frente enfermedades.

Entre sus fenoles, el salsifí es muy rico en ácido gálico, con propiedades astringentes y antibronquíticas. Protege el estómago del daño de los ácidos y es beneficioso para ayudar a curar enfermedades respiratorias.

También tiene principios amargos que estimulan el funcionamiento del hígado, mejorando así la indigestión o sensación de barriga hinchada.

Junto con su fibra, esta verdura ayuda a prevenir el estreñimiento y a mejorar la función digestiva.

El intenso color verde de la planta, y el amarillo de los pétalos, indican una gran riqueza en betacarotenos.

Además aporta antioxidantes como el ácido cafeico y la rutina. Estos dos componentes protegen contra la acción dañina de los nitrosaminas, unos compuestos cancerígenos que se forman en el cuerpo a partir del humo del tabaco, de algunos alimentos (como la leche en polvo), o de aditivos alimentarios con nitritos.

Estudios han revelado que también tiene ciertas dosis de resveratrol, el mismo componente cardioprotector que contiene la uva.

Punto rojo Más información sobre las Propiedades medicinales del salsifí.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil