Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

Los sentidos de las plantas

¿Cómo sienten las plantas?

VISTA, OÍDO, OLFATO, GUSTO Y TACTO EN LAS PLANTAS

atrapamoscas
La atrapamoscas (Dionea muscipula) es un claro ejemplo del sentido del tacto en las plantas.

¿Las plantas tienen sentido del tacto?

Se sabe que las plantas son muy sensibles al calor o al frío. Si una planta sufre una continua manipulación, experimenta un retraso en el crecimiento. Por ello, en zonas muy ventosas, las plantas tienen dificultades para crecer.

Sin embargo, donde es más evidente la sensibilidad táctil es en las plantas carnívoras como las venus atrapamoscas. Estas plantas sienten a sus presas por el tacto con la ayuda de los grandes pelos que tienen en los dos lóbulos de la trampa.

Gracias al sentido del tacto, estas plantas carnívoras pueden reaccionar a la presencia del insecto y cerrarse para evitar que se escape.

Otro ejemplo de sensibilidad al tacto es el de la mimosa sensitiva, de nombre científico Mimosa pudica. Cuando tocamos una de estas plantas tropicales, automáticamente se cierran sus hojas. Se cree que esto es un mecanismo defensivo contra los animales herbívoros.

¿Las plantas huelen?

Sin miedo a equivocarnos, podemos decir que todas las plantas tienen sentido del olfato. Como los animales, las plantas también tienen receptores que les permiten responder a las sustancias químicas volátiles del medio, pero lo hacen de distinta forma.

El sentido del olfato les permite a las plantas coordinar la maduración de sus frutos, para atraer a la mayor cantidad de animales para que se coman sus frutos y dispersen sus semillas. También les permite coordinar el cambio del color de las hojas en otoño.

Las plantas tienen una hormona llamada etileno que les ayuda para coordinarse unas con otras. Esta hormona las plantas la perciben con la ayuda del olfato.

Sin embargo, la función más importante del olfato en las plantas es la comunicación. Las plantas que han sufrido un ataque por algún insecto herbívoro, como por ejemplo por orugas de mariposas, liberan por el aire feromonas.

Estas feromonas producidas por las plantas que son atacadas son captadas por otros vegetales sanos y les avisan para que se preparan para un ataque inminente.

Olfato en las plantas
Las plantas son capaces de coordinar la maduración de los frutos percibiendo a través de las sustancias químicas del aire. Se trata de una especie de sentido del olfato.

El sentido del gusto en las plantas

Las plantas, como los animales, tienen interconectados los sentidos del gusto y olfato. Las plantas tienen el sentido del gusto en las raíces. Gracias al sentido del gusto, hay comunicación raíz-raíz entre las plantas vecinas.

Cuando unas plantas sienten la sequía, los vegetales que están un poco más lejos, pero se encuentran comunicadas por las raíces, se preparan para la sequía, cerrando sus estomas.

Por otro lado, las plantas atacadas por un animal herbívoro emiten una sustancia volátil llamada jasmonato de metilo para avisar a sus vecinas. Aunque esta sustancia es un gas, cuando traviesa los estomas de las hojas, se convierte en un ácido soluble con agua. Ello permite que se pueda unir a un receptor del gusto y desencadenar la respuesta defensiva en la hoja.

¿Las plantas oyen?

Se han hecho muchos estudios sobre las plantas y la música sin llegar a resultados convincentes, pero lo que se sabe seguro es que las plantas pueden sentir las vibraciones de un insecto e incluso de un ser vivo más pequeño como un gusano nematodo, por ejemplo.

Las plantas también pueden detectar el sonido producido por otras plantas. Se ha visto que ciertos vegetales producen vibraciones ultrasónicas. Con ello, avisan a las otras plantas para que se preparen para una estación seca, por ejemplo.

Oído en las plantas
Según algunos estudios, las plantas son capaces de oír. Por ejemplo, a través de las vibraciones que producen los insectos al posarse encima de ellas.

El sentido de la vista en las plantas

Las plantas perciben la dirección de la luz y pueden saber si es más intensa o se ha vuelto más débil. Las vegetales tienen unos receptores a la luz, llamados fototropines, que detectan la luz azul. Ello les permite dirigirse hacia la luz, por la activación de una cascada de señales que modulan la actividad de la hormona llamada auxina.

Las plantas también tienen unos receptores para la luz roja llamados fitocromos. Todos estos fotorreceptores de las plantas son totalmente diferentes de los fotorreceptores de los animales, situados en los ojos, por lo que, para ver, los vegetales no pueden forman imágenes como los animales.

Otra función del sentido de la vista de las planta es el de regular su reloj interno, es decir, sus ritmos circadianos. De este modo, los vegetales son capaces de regular muchos procesos fisiológicos, como la fotosíntesis o el movimiento de las hojas.

La vista en las plantas
Las plantas pueden "ver" a través de unos receptores llamados fototropines y fitocromos. Utilizando este sentido vegetal, los girasoles, por ejemplo, se orientan hacia el sol

punto rojo Más información sobre los sentidos en las plantas.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil