Alimentos ricos en hierro

Revista de Plantas de Botanical-online

Cansancio general

Recomendaciones para superar el cansancio, fatiga o agotamiento

CONSEJOS PARA ALIVIAR EL SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA

Cómo mejorar la fatiga y el agotamiento: Recomendaciones

camino
Foto de un prado de Suiza. Puede ser positivo realizar paseos agradables y tranquilos.

Dado que no existe un tratamiento específico para curar la fatiga crónica, a no ser que sea el tratamiento de los síntomas, es conveniente mencionar una serie de estrategias, consejos o técnicas para mejorar la vida de los enfermos de este síndrome:

- Controlar los esfuerzos y aprovechar los descansos: No deben realizarse esfuerzos excesivos que conlleven un cansancio posterior muy difícil de superar. Es mejor realizar ejercicios suaves adecuados a las posibilidades de los enfermos que suelen cambiar de un día a otro.

Uno de los mejores ejercicios es realizar paseos 4 o 5 veces a la semana de una duración aproximada de 30 minutos. Por otra parte, siempre que sea posible, intentar descansar cuando no se esta realizando ninguna actividad física. En este sentido en vez de estar de pie, por ejemplo, es más conveniente buscarse un asiento.

Una terapia conductual cognitiva, en la que el paciente sepa controlar, la necesidad de esfuerzo justo para cada actividad sería una forma de tratamiento muy conveniente. Se recomienda el consejo de un fisioterapeuta para evaluar qué tipo de ejercicio es más conveniente, y con qué frecuencia se debe realizar. El profesional, además, valorará los progresos y mejoras que produce el ejercicio sobre la persona, ayudando a aumentar la motivación.

- Realizar ejercicios de terapia física: Ciertos ejercicios pueden ayudar a mejorar el tono muscular y la forma física. Entre estos podemos mencionar el yoga, la fisioterapia, taichi, pilates, etc. La realización de ejercicios físicos programados de duración corta puede favorecer el estado de forma de los enfermos que en todo momento deben considerar que deben empezar de una manera suave. Serían adecuados ejercicios como nadar, pasear, paseos en bicicleta, etc.

- Adoptar una actitud positiva hacia la enfermedad. Esto puede evitar que los síntomas vayan empeorando y que el enfermo evolucione hacia una depresión. Para evitar esto es importante que el enfermo no se aisle, que comparta su sufrimiento con otras personas, que participe en grupos de terapia, etc. Hay ciertas terapias que pueden ayudar a mejorar los síntomas: Meditación, hidroterapia, biofeedback, reflexología, osteopatía, etc.

- Descansar bien antes de un esfuerzo no habitual: Si se prevé que una determinada actividad puede producir más cansancio del habitual, como, por ejemplo, un viaje o excursión, procurar descansar el día anterior para que el cuerpo acumule energía.

- Utilizar herramientas o utensilios que alivien el trabajo: Se ha de procurar evitar el trabajo físico lo máximo posible, para ello ciertos utensilios o herramientas pueden ayudar. Por ejemplo, no llevar bolsas colgados de los brazos, en su lugar utilizar algún carrito con ruedas. Procurar no hacer las actividades de pie en casa siempre que sea posible.

- Mejorar la alimentación: Una alimentación natural, rica en alimentos vegetales naturales, puede mejorar las condiciones de los enfermos. Por el contrario una dieta rica en grasas animales o azúcares puede empeorarlas. Se recomienda una alimentación rica en magnesio, vitamina C y vitaminas del complejo B.

punto rojoMás información sobre el tratamiento natural de la fatiga crónica, remedios y dieta.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil