Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

Funciones del sistema linfático

Partes y funciones del sistema linfático

Características del sistema linfático

Las diversas células sanguíneas envejecen y se destruyen constantemente, por lo que nuestro cuerpo mantiene un sistema de regeneración continuado.

En dicho proceso, desde la formación hasta la eliminación, intervienen: la medula ósea, unos órganos llamados hematopoyéticos (como el hígado) y otros órganos del sistema linfático.

El sistema linfático es un sistema circulatorio que transporta a un ritmo inferior sustancias proteicas a la sangre y sustancias grasas del intestino delgado. Este sistema está compuesto por varias partes diferenciadas: la linfa, los vasos linfáticos, los tejidos linfáticos (la medula ósea, las amígdalas y las placas de Peyer), los órganos linfáticos (el timo y el bazo) y los ganglios linfáticos.

Más información sobre el sistema linfático.

Funciones de las diferentes partes del sistema linfático:

Cada una de estas partes tiene funciones específicas. Por ejemplo:

La linfa.

La linfa, es una sustancia compuesta por proteínas, grasas y glóbulos blancos, que es transportada a través de los vasos linfáticos, des de los tejidos musculares hasta la sangre.

El movimiento físico que realizamos es el motor que mueve la linfa a través de los vasos linfáticos, por lo tanto, cuanto más nos movamos, más rápido será dicho transporte y a la inversa.

Los vasos linfáticos.

Además, debemos tener presente que los vasos linfáticos se dividen en dos ramas, derecha e torácica, que recogen y transportan la linfa de la parte superior y de la parte izquierda del cuerpo, respectivamente, desembocando finalmente ambas en las venas subclavia izquierda y la vena cava superior.

Los ganglios linfáticos.

En cambio, los ganglios linfáticos, tienen pequeños saquitos aglomerados como las uvas, es decir, en racimos, llamados nódulos.

Tienen dos funciones principalmente: la función de fabricar más leucocitos (glóbulos blancos) y la función de filtrar la linfa y eliminar las sustancias y patógenos que puedan resultar perjudiciales o tóxicas.

Podemos palparlos fácilmente (sobretodo si hay infección, como en el caso de padecer amigdalitis o más conocidas como anginas (adenopatía), porque aumentan el trabajo de producción y consecuentemente también aumentan su tamaño) con la mano en las axilas, las ingles o debajo la mandíbula en el cuello, aunque también los encontramos en la zona abdominal y torácica, pero no son tan fáciles de palpar.


Afectaciones del sistema linfático

Entre las afectaciones más frecuentes del sistema linfático, encontramos las adenopatías citadas anteriormente, varios tipos de edemas (linfedemas, mixidemas, lipidemas,…), disfunción del sistema inmune, tumores y cánceres del propio sistema linfático, es decir, los linfomas, mieloma, algunas leucemias, etc.

punto rojoMás información sobre la leucemia.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil