Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

Sistema linfático

EL SISTEMA LINFÁTICO

¿Qué es el sistema linfático?

El sistema linfático se considera un anexo al sistema circulatorio sanguíneo. Se inicia en los espacios intercelulares de la mayoría de los tejidos del organismo y desemboca en la base del cuello, (llamado terminus) formado por la yugular y la vena subclavia

Mayormente está formado por capilares, vasos conductores y ganglios linfáticos. La red de los capilares construye el sistema linfático.

El sistema linfático es un sistema de canales y nódulos por donde circulan los glóbulos blancos, especialmente los linfocitos, dentro de un líquido conocido como linfa.

La linfa es un líquido que contiene proteínas y grasa y se origina a partir del líquido intestinal conocido como quilo.

¿Para qué sirve el sistema linfático?

Las funciones del sistema linfático, serán mantener un medio líquido para las células que forman nuestros tejidos, reabsorber plasma intercelular y deshechos.

El sistema linfático tiene una función altamente depurativa, que favorece la eliminación metabólica y en condiciones óptimas es un gran aliado a nuestro sistema inmunológico.

Los capilares sanguíneos filtran los nutrientes, el plasma y reabsorben los deshechos, son los únicos que filtran y reabsorben tienen doble función. A la vez son los encargados de recibir la entrada del líquido intercelular y las partículas de molécula grande.

¿Cómo esta formado el sistema linfático?

En el interior de los capilares linfáticos, se hallan unas válvulas llamadas angiones que hacen posibles que la linfa circule en la dirección correcta.

La red de capilares linfáticos se une y forma unos vasos más grandes que son:

- El conducto superior derecho, al cual se va a drenar el cuadrante superior derecho y de dicho conducto pasa a drenar a la vena subclavia derecha.

- El conducto torácico, es el vaso linfático más grande de todo el cuerpo, se sitúa en el abdomen y asciende hasta la base del cuello y allí se une a la vena subclavia izquierda.

Toda la linfa del cuerpo, exceptuando el cuadrante superior derecho drena en el conducto torácico, luego desemboca en la vena subclavia izquierda.

La linfa es un líquido acuoso derivado del plasma sanguíneo por su composición similar al mismo. En ella se encuentran aminoácidos, urea, creatinina y leucocitos en abundancia.

Los ganglios linfáticos están formados por tejido linfático, se distribuyen por diferentes zonas del cuerpo especialmente en el cuello, axilas e ingles.

arterias y venas

Partes del sistema linfático. Órganos linfáticos

Las células inmunitarias se producen en la medula ósea (linfocitos B) y en el timo (Linfocitos T). Otros órganos inmunológicos son el bazo, los ganglios linfáticos y las amígdalas.

La médula ósea, está en la cavidad de algunos huesos y es donde se forman todas las células de la sangre.

El timo, es un órgano situado detrás del esternón y que alcanza su grado máximo de desarrollo en la pubertad para luego irse atrofiando. Ejerce una clara influencia en el desarrollo y maduración del sistema linfático.

El bazo, está situado en la parte superior izquierda de la cavidad abdominal. Se encarga de filtrar, retener y destruir los glóbulos rojos y otras células de la sangre cuando están deterioradas. También interviene en la formación de los glóbulos blancos.

Los ganglios linfáticos, están repartidos por todo el cuerpo y actúan como estaciones intermedias depuradoras de la linfa. Los ganglios linfáticos tienen forma de guisante y se distribuyen formado racimos en ciertas partes del organismo, principalmente en axilas, el cuello o las ingles.

Los ganglios tienen varios vasos de entrada llamados aferentes y uno solo de salida llamado eferente.

Las amígdalas, que son seis y están situadas alrededor de la garganta, desempeñan funciones defensivas por hallarse en la puerta de entrada de las vías respiratorias y digestivas.

dibujo sistema linfático

Dibujo del sistema linfático en el que se muestran las diferentes partes del mismo

Funciones del sistema linfático

El sistema linfático esta encargado de recoger el fluido sobrante de los tejidos corporales y devolverlo a la sangre. Se conoce como " segundo sistema circulatorio" dado que forma como una especie de red paralela alrededor del sistema circulatorio auténtico.

En los capilares se produce la transferencia de fluidos hacia los tejidos corporales con el objetivo de alimentarlos. La mayor parte de los fluidos son reabsorbidos de nuevo por los capilares, pero parte de los mismos quedan libres y deben ser absorbidos por los capilares linfáticos. Una vez dentro de los canales linfáticos, este líquido es filtrado y devuelto de nuevo a las venas.

Además de esta función, el sistema linfático constituye, el principal componente del sistema inmunitario. Los canales de circulación se conocen como vasos linfáticos y los nódulos o ampliaciones se llaman ganglios linfáticos.

En los ganglios linfáticos se purifican los líquidos absorbidos. Además, en los ganglios linfáticos se almacenan los linfocitos. Cuando los microorganismos invaden la linfa, o cuando se reconocen en ella células anómalas u objetos extraños, los ganglios linfáticos producen mas ´células inmunitarias para ser capaces de combatir la infección o eliminar los objetos extraños, como bacterias o células cancerosas

En este momento los ganglios linfáticos aumentan considerablemente de tamaño y resultan más sensibles al tacto. Esta es la razón, por ejemplo, de que las amígdalas aumenten de tamaño y duelan cuando tenemos anginas o amigdalitis.

Información relacionada: Drenaje linfático

Más información sobre tratamientos naturales.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil