Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

CARACTERÍSTICAS DE LOS HONGOS

¿Qué son los hongos?

Los hongos son un grupo de organismos heterótrofos, principalmente terrestres, que presentan una pared celular de quitina. Los hongos pertenecen a un reino propio, el reino Fungi, distinto al de las plantas, porque tienen características distintas a los vegetales, aunque en botánica se suelen estudiar estos seres vivos dentro del grupo de los vegetales.



Foto de moho

Los mohos se desarrollan sobre alimentos guardados, en este caso, sobre cereales humedecidos. Se trata de hongos llamados zigomicetos

Se les llama eumicetos a los hongos verdaderos para diferenciarlos de los pseudohongos o falsos hongos, como los mixomicetos y los oomicetos. Son hongos verdaderos los basidiomicetos y los asomicetos, que son hongos formadores de setas o esporocarpos, así como los zigomicetos o también llamados mohos negros. Un tipo especial de hongos son los hongos deuteromicetos, que es un grupo de hongos cuya característica común es la ausencia de reproducción sexual.

* Ver más sobre: Utilidad de los hongos

Características de los hongos



Estructura miceliar de los hongos

Los hongos son organismos heterótrofos, es decir, que se alimentan de materia orgánica y, por lo tanto, de otros organismos heterótrofos o de autótrofos.

Los hongos tienen su aparato vegetativo, o sea, aquel que no es reproductor, de tipo filamentoso y muy ramificado. Las células de los hongos se llaman hifas, son septadas o cenocíticas, esto es, con las células plurinucleadas y sin septos. Las hifas se agrupan formando el micelio.

Las hifas tienen una gran capacidad de transporte, porque se encuentran comunicadas entre sí. Las hifas tienen crecimiento apical o en el extremo y radial, lo que da la formación de anillos de hadas o corros de brujas, como anillos de crecimiento diferencial de la vegetación debido al desarrollo de los propios hongos. El micelio activo origina, por ejemplo, con su actividad, un cambio en la coloración de la hierba, allí donde hay un anillo de hadas.

Las células fúngicas están recubiertas de una pared celular con quitina, a diferencia del resto de vegetales que suele ser de celulosa.

A diferencia de las algas y las plantas superiores, que suele ser almidón la sustancia de reserva, en el caso de los hongos, la sustancia de reserva es el glucógeno como en las células animales.

En este grupo de vegetales no hay células flageladas, ni por ello gametos flagelados, como adaptación a la vida aérea.

Los hongos más evolucionados forman setas, que en botánica se llaman cuerpos fructíferos.

Estos organismos sintetizan vitaminas y antibióticos, lo que es muy útil para el ser humano en términos económicos y también tienen una función ecológica importante como descomponedores.

Reproducción de los hongos



Imagen de un basidiocarpo o seta de un hongo basidiomiceto

Imagen de seta Morchella sp

Las colmenillas o morillas son setas de otro tipo de hongos, los ascomicetos

Los hongos se pueden reproducir de forma asexual o sexual. Si se reproducen de forma asexual lo hacen por fragmentación del micelio o por esporas (llamadas mitósporas, porque se forman por mitosis).

En los hongos suele haber una alternancia entre la fase sexual o anamórfica y la fase asexual o teleomórfica. Sin embargo, hay un grupo de hongos en los que la reproducción sexual se desconoce o solo sucede en muy pocas ocasiones; son los llamados deutermicetos.

La reproducción sexual de los hongos suele estar simplificada y no se suelen formar gametos libres. En la reproducción sexual de estos organismos lo más frecuente es que haya una gametangiogamia, pero también somatogamia e incluso espermatización. En la gametangiogamia hay fusión de gametangios u órganos reproductores. En la somatogamia cualquier célula somática actúa como gametangio y se produce la fusión de hifas somáticas. En el caso de la espermatización se unen un espermacio con una estructura receptora, que en el caso de los hongos el espermacio es una espora.

Los ciclos biológicos de los hongos son el haploide, para los zigomicetos, y el haplo-dicariótico, en el caso de los ascomicetos y basidiomicetos, en el que hay una fase dicariótica o dicariofase, que solo se da en estos organismos.

Micorrizas

Las micorrizas son una relación simbiótica entre el hongo y las raíces de las plantas superiores. Distintos tipos de hongos hacen micorrizas, como los basidiomicetos, los ascomicetos o los zigomicetos.

El hongo aporta a la planta agua y minerales y la planta le proporciona al hongo azúcares y vitaminas, que por sí mismo el hongo no sería capaz de obtenerlas. Existen dos tipos de micorrizas: las ectomicorrizas y las endomicorrizas. Las ectomicorrizas se ven a nivel macroscópico, es decir, sin la ayuda de ninguna lente de aumento y ocupan el espacio intercelular de la raíz de la planta. Las endomicorrizas en cambio no son visibles a simple vista y el micelio tiene un contacto íntimo con la pared celular vegetal, adaptándose perfectamente a la micorriza.

Llegan a ser tan importantes las micorrizas que ciertas especies vegetales no pueden germinar si no poseen dichas estructuras. Este es el caso, por ejemplo de las orquídeas, que no pueden germinar si no tienen endomicorrizas.

Es algo común que las coníferas, como los pinos, tengan micorrizas. En las repoblaciones forestales, para asegurar la supervivencia de los árboles plantados se plantan con micorrizas.

* Ver más sobre: Características de las setas

Más información sobre los vegetales.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil