Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

Receta de trigo sarraceno con verduras

Recetas con trigo sarraceno

TRIGO SARRACENO CON VERDURAS

receta de trigo sarraceno con verduras, alcachofa, ajo, perejil
Foto de trigo sarraceno con alcachofas, cebolla y cúrcuma. Con ajo y perejil frescos picados por encima.

Receta vegetariana de trigo sarraceno con verduras

Esta receta de trigo sarraceno con verduras aporta energía, mucha fibra, muchos antioxidantes, minerales, vitaminas y flavonoides necesarios para la buena salud del organismo.

La absorción de hidratos de carbono que aporta el trigo sarraceno es regulada por su alto contenido en fibra (fagomina), por lo que la digestión de estos granos es más gradual que la de otros cereales refinados.

La receta se ha preparado con alimentos naturales y ricos en principios saludables. Entre las vitaminas y minerales, destaca el magnesio y vitaminas del grupo B.

El trigo sarraceno es una fuente de rutina, un flavonoide que ayuda a mantener los niveles de colesterol bajos y a controlar la hipertensión.

Ideal para personas que deseen hacer una dieta muy baja en grasas o depurativa.

Es una receta libre de gluten, que lo hace adecuado para personas celíacas.

Ingredientes para la receta de trigo sarraceno y verduras

- 200g de trigo sarraceno

- 3 alcachofas

- 1 cebolla

- Cúrcuma en polvo

- Perejil picado

- Ajo

- Sal marina o sal de hierbas

- Aceite de oliva para cocinar

Elaboración de la receta de trigo sarraceno y verduras

- Hervir el grano de trigo sarraceno (alforfón), en agua o caldo (medida: 2 tazas de agua por cada taza de alforfón) durante 20 minutos aproximadamente, con tapa. Ver pasos en ventana nueva.

- En una sartén con poco aceite, cocer la cebolla a fuego lento con tapa, con una pizca de sal.

- Preparar las alcachofas, cortándolas primero a láminas de medio centímetro de grosor, aproximadamente, y después cortándolas transversalmente.

- Cuando la cebolla esté un poco pochada, añadir las alcachofas y tapar para que se acabe de pochar la cebolla y se cuezan las alcachofas. Puede añadirse un poco de caldo si no hay suficiente agua, para evitar que se queme.

- Paralelamente, el trigo sarraceno se ha de haber bebido todo el agua de cocción. Entonces se apaga el fuego, se le añade 1 o 2 cucharadas de cúrcuma (según gustos) y se remueve bien. La cúrcuma dará un atractivo color amarillo, además de aportarle propiedades a la receta.

- En útlimo momento, se mezclan las verduras pochadas con el trigo sarraceno. Corregir de sal y servir.

- Sugerencia de presentación: Añadir perejil fresco y ajo picados encima de la receta.

Beneficios de esta receta ¿Para quién se recomienda?

Las recetas como la aquí descrita se recomiendan en toda dieta equilibrada, siendo el trigo sarraceno una alternativa al arroz, mucho más rica en magnesio y fibra.

Se recomienda especialmente para dietas para reducir el colesterol alto, hipertensión y obesidad, a quienes la fibra les aportará mucha saciedad, ayudará a eliminar el colesterol, y el condimento de ajo y perejil frescos les resultará beneficioso para la circulación.

A todas estas propiedades sólo falta añadir los beneficios de la cúrcuma, que además de proporcionar un atractivo color a la receta, mejora la digestión, es carminativa (evita la flatulencia) y protectora del hígado.

punto rojoMás información sobre más recetas saludables y propiedades del trigo sarraceno.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil