Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

Cultivo de la valeriana

CÓMO CULTIVAR VALERIANA EN CASA

Descripción de la planta de valeriana

planta de valeriana
Foto de inflorescencia de valeriana, una de las partes más características de la planta.

La valeriana (Valeriana officinalis) es una planta perenne rizomatosa de la familia de las Valerianáceas que puede llegar a medir hasta 2 m. de altura.

En general, es una planta fácil de cultivar en suelos de jardín ordinarios, siempre que las condiciones climáticas le sean favorables.

- Tallo erecto, hueco, robusto, glabro o pubescente y acanalado.

- Hojas opuestas pinnadas, las superiores más cortamente pecioladas que las inferiores o muchas veces sésiles.

- Flores de color blanco o rosado agrupadas en inflorescencia aplanadas, una central y superior y dos laterales e inferiores.

- Fruto es un aquenio de 4mm con vilano plumoso.

- La planta se cultiva para la obtención de sus rizomas y raíces, que son grandes, amarillentas por el exterior y blancas en el interior.

También se denomina hierba de los gatos, porque la valeriana produce en estos animales un efecto estimulante, similar a la embriaguez. Los gatos se sienten muy atraídos por esta planta, en la que suelen refregarse a menudo.

La raíz atrae a las ratas y se ha descrito su uso como cebo para trampas.

macetaCondiciones de cultivo

- La valeriana, en su hábitat silvestre, se encuentra en bosques, márgenes de los ríos y herbazales húmedos de Europa, zonas de Asia templadas y América.

- Requiere climas templados, húmedos, en semi-sombra o sol. Si se planta a pleno sol si tiene que tener suficiente humedad.

- Resistente a las heladas.

- Altitudes desde 0 a 2.000m

Tipo de suelo

- Suelos sueltos, húmedos, frescos, profundos, bien drenados, fértiles y ricos en materia orgánica.

- Tipo de suelo: Puede crecer prácticamente en todo tipo de suelo, siempre que las condiciones anteriores sean favorables. Prefiere suelos arenosos o arcilloso-silíceos.

- Reacción edáfica pH cercano a neutro, entre 5,5 y 7

Plantación propagación y trasplante de la valeriana

Propagación por semillas:

- Siembra en semillero a finales de invierno, entre marzo y abril. Se pueden obtener semillas de las umbelas de plantas adultas (más de 2-3 años), cortando sus frutos cuando los primeros empiecen a amarillear. Plantar las semillas y cubrirlas en una capa ligera de tierra. La profundidad de siembra, por lo general en todos los cultivos, siempre es del doble del diámetro de la semilla. Se recomienda desmenuzar la tierra para facilitar el enraizado.

- Antes del trasplante en terreno definitivo, es conveniente la preparación del huerto, con labores como el emplazamiento, labrado del terreno, fertilización, etc.

- Trasplante los 15-20 días posteriores a la germinación (a los 15-20 días), aproximadamente entre mayo-junio. En terreno definitivo (consultar el apartado superior "Condiciones de cultivo" para escoger la ubicación) o en maceta (colocar unas piedras en el fondo de la maceta para favorecer el drenaje y oxigenación de las raíces).

- Riego periódico. Al menos 2-3 riegos copiosos al mes.

- Tareas del huerto: Se debe realizar un control de malezas periódico, aporcado en otoño, etc.

- A partir del segundo año, si se desean cosechar las raíces, se deben cortar las sumidades florales en cuanto aparezcan o se insinúen, ya que la floración disminuye el tamaño y la cantidad de principios activos de las raíces.

Propagación por división de planta:

Consiste en obtener una planta a partir de la división de los rizomas subterráneos de una planta adulta (de 1-3 años). División de matas en primavera, se separan las matas. Plantación en otoño.

Floración

Florecen de junio a agosto. Si se desean cosechar las raíces, se deben cortar las sumidades florales en cuanto aparezcan o se insinúen, ya que la floración disminuye el tamaño y la cantidad de principios activos de las raíces.

Recolección y conservación de la raíz de valeriana

historia de la valeriana como planta medicinal
Texto extraído del Album de la flora médico farmacéutica e industrial, indígena y exótica (1864), donde aparecen algunos de los usos tradicionales de la valeriana como planta calmante, sedante y antiespasmódica. Se recetaba contra la neurosis, histeria, vómitos nerviosos, o el asma convulsiva

La primavera y el otoño son las mejores épocas para recoger las raíces de la planta.

Las raíces se deben limpiar con cuidado, intentando no dañarlas, pues los aceites y componentes activos de la valeriana se encuentran justo por debajo la piel.

Lavar con abundante agua corriente. Después, secar con papel de cocina y partir las raíces más gruesas longitudinalmente por la mitad.

Extender las raíces en una superficie para que sequen, sin amontonarlas, en un lugar oscuro, seco y ventilado.

Se pueden preparar infusiones con la raíz fresca o utilizar seca para usos posteriores. A medida que se seca la planta, su olor se hace más intenso, puede recordar al olor a pies.

Enfermedades del cultivo de valeriana

- Septoriosis (manchas rojas sobre las hojas)

- Oidio (manchas blancas en las hojas)

- Pulgones

- La planta puede atraer roedores salvajes.

punto rojoMás información sobre las propiedades medicinales y contraindicaciones de la valeriana.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil