Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

PROBLEMAS DEL VEGETARIANISMO

¿Qué problemas tienen las personas vegetarianas con algunos vitaminas o minerales?

Problemas nutricionales de una alimentación vegetariana

ventanas

Como sucede en todas las formas de alimentación, si ésta no se realiza de una manera equilibrada, variada, con una estructura organizada, no contemplara las posibles deficiencias que puede generar a nivel de nutrientes y podemos generar, sin querer, carencias nutricionales.

Estos nutrientes importantes y en algunos casos esenciales, si no los aportamos correctamente y provocamos déficits nutricionales, son un factor de riesgo que puede ayudar a provocar una multitud de problemas, trastornos y enfermedades, innecesarias y evitables.

¿Qué nutrientes pueden faltar en una dieta vegetariana?

Las carencias de nutrientes que suelen ser más habituales en la alimentación vegetariana, son los siguientes:

Los aminoácidos esenciales

Son unos aminoácidos que nuestro organismo no puede sintetizar por sí solo y requiere de su ingesta para su obtención. Si la alimentación que realizamos, no contiene todos los aminoácidos esenciales necesarios, provocaremos deficiencias muy perjudiciales para nuestra salud.

Para evitar dicha situación hace falta aprender como se deben combinar los alimentos vegetales para obtener todos los aminoácidos esenciales y saber que son los aminoácidos limitantes.

Más información sobre los aminoácidos esenciales en el vegetarianismo.

La vitamina B12

La vitamina B12 o cobalamina forma parte de las vitaminas del grupo B, aunque tiene una particularidad propia, y es que no reside en su forma funcional en los alimentos de origen vegetal, pero si en los de origen animal.

Esta vitamina es muy necesaria para nuestro organismo y sus funciones (para la absorción del hierro, para evitar la aparición de anemias,...) al realizar una alimentación vegetariana estricta, donde se han eliminado por completo todos los alimentos de origen animal, podemos generar una carencia nutricional en nuestro organismo con consecuencias muy negativas para nuestra salud.

Más información sobre la vitamina B12 en el vegetarianismo.

El calcio

El calcio es un mineral indispensable para mantener nuestra estructura esquelética fuerte y resistente, pero también interviene en una multitud de reacciones de nuestro organismo, por tanto, no debemos generar carencias de éste mineral. La vitamina D ayuda a una mejor absorción del calcio.

Si la alimentación vegetariana que llevamos a cabo, no contempla la ingesta de lácteos, debemos asegurarnos que con los demás alimentos cubrimos sus necesidades. Sino nos es posible cubrirlas a través de nuestra alimentación habitual, existen alimentos reforzados en éste mineral que pueden complementar nuestra dieta y evitar y prevenir la aparición de enfermedades asociadas a un déficit o carencia de calcio.

La vitamina D

La vitamina D es una vitamina que no suele resultar difícil cubrir sus necesidades, pero a veces sucede. A nivel de alimentos la encontramos en pescados y sus aceites, y no en alimentos vegetales. Con lo cual, podemos llegar a generar carencias de ésta si nuestra alimentación es vegetariana estricta, vegana o más restrictiva.

Otra manera de obtenerla sin la necesidad de realizar una suplementación especifica, es tomando el sol durante un periodo establecido de tiempo cada día. En lugares con poco sol a veces resuita muy dificil proveer al organismo de esta vitamina.

Más información sobre el calcio y la vitamina D en el vegetarianismo.

El zinc

El zinc es un mineral con un alto efecto antioxidante en nuestro cuerpo, que nos ayuda a combatir el efecto perjudicial de los radicales libres. Una alimentación vegetariana, habitualmente no genera carencias de zinc, por su alto consumo de cereales integrales.

Pero existen una serie de factores y sustancias que, al tomarlas conjuntamente con los alimentos ricos en zinc, interfieren en su absorción, de tal modo, que son eliminados por nuestro organismo sin ser absorbidos, igual que sino los hubiéramos ingerido. Sino se tienen en cuenta estos factores en una alimentación vegetariana, esta situación puede generar un déficit y acabar causando una carencia de zinc.

Más información sobre el zinc en el vegetarianismo.

El yodo

El yodo forma parte de los minerales que deben formar parte de nuestra alimentación para un correcto funcionamientos de unas glándulas llamadas tiroideas. Reside en cantidades importantes en alimentos marinos y de origen animal, como pescados y mariscos, aunque también en algún otros alimentos de origen vegetal, como la sal yodada y algunas algas.

Sino aportamos las cantidades necesarias de éste mineral, podemos provocar la aparición de una sintomatología muy aparatosa, llamada bocio, que consiste en que el cuello se hincha desmesuradamente como una papada muy grande. No solamente es importante no generar carencia de yodo por el aspecto físico, sino que si no suministramos el yodo que las tiroides requieren, no funcionaran correctamente y aquí es donde empiezan a aparecer problemas de salud innecesarios.

Más información sobre el yodo en el vegetarianismo.

El hierro

El hierro forma parte de los minerales que deben formar parte de nuestra alimentación para un correcto transporte del oxigeno a través de la sangre, entre otras importantes y vitales funciones.

Reside en cantidades importantes en alimentos de origen animal, como las carnes, aunque también en algún otros alimentos de origen vegetal, como las legumbres. El hierro contenido en los alimentos de origen vegetal resulta más difícil de absorber que el que encontramos en los alimentos de origen animal, por tanto, debemos controlar y asegurar su ingesta para no generar carencias, ni enfermedades relacionadas y como la anemia. La vitamina C ayuda a aumentar su absorción.

Más información sobre el hierro en el vegetarianismo.

La colina

La colina es una amina y se considera un nutriente esencial, para un correcto funcionamiento cerebral. Reside en alimentos de origen animal mayoritariamente, con lo cual, al realizar una alimentación vegetariana estricta o vegana, resultará difícil cubrir sus requerimientos.

Existen una serie de alimentos de origen vegetal que también contienen colina y que debemos tener presentes ante dicho tipo de alimentación, para evitar problemas y enfermedades innecesarias y evitables.

Más información sobre la colina en el vegetarianismo.

Los ácidos grasos omega 3

Los ácidos grasos esenciales, son aquellos que nuestro cuerpo no puede sintetizar por sí mismo, y que por tanto, debemos aportar a través de nuestra alimentación. Existen dos familias de ácidos grasos esenciales, los de la familia omega 6 y los de la familia omega 3. Dentro de cada familia, a su vez, encontramos diversos ácidos grasos con sus propiedades.

Los ácidos grasos de la familia omega 3 residen mayoritariamente, aunque no exclusivamente, en alimentos de origen animal, como el pescado azul. Algunos alimentos de origen vegetal como las semillas de lino y las nueces también los contienen, pero a veces no es posible cubrir sus requerimientos a través de nuestra alimentación habitual.

Más información sobre los ácidos grasos omega 3 en el vegetarianismo.

Más información sobre el vegetarianismo .

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil