REVISTA DE PLANTAS

revista

 

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

 


PROPIEDADES DEL VENENO DE ABEJA

(Para qué se utiliza el veneno de abeja)

 





Beneficios del veneno de abeja

Se ha comprobado que el veneno de abeja contiene un principio denominado melitina. Aunque este principio es el máximo responsable de la picazón y dolor que producen las picaduras de abejas, porque consigue liberar histamina, contiene otros principios muy interesantes desde un punto de vista curativo.

La melitina constituye un potente antiinflamatorio, superior a ciertos medicamentos corticoides, al ser capaz de incentivar la producción natural de cortisona.

El principio de curación del veneno de abeja, también llamado TVA, se basa también en la capacidad de este veneno para aumentar la circulación sanguínea. Este veneno consigue tal objetivo porque es capaz de fluidificar la sangre, dilatar las arterias y capilares y limpiar los vasos sanguíneos de posibles impurezas. Por lo tanto, el tratamiento con veneno de abeja va enfocado a aquellas enfermedades que se producen o se aprovechan de la acumulación de toxinas en el organismo. El principal componente responsable de esta actividad es la hialuronidasa.

Al aumentar la circulación, se eliminan toxinas con lo que se mejoran o se curan principalmente enfermedades crónicas en la que el organismo necesita una limpieza general para poder actuar sobre ellas, especialmente enfermedades de tipo reumatoide. Sin embargo su uso, según la mayoría de los apiterapistas, puede ampliarse a otras enfermedades o anomalías que mejoran con el uso de esta terapia de limpieza: psoriasis, enfermedades circulatorias ( mala circulación, flebitis, etc) , enfermedades degenerativas ( alzheimer, parkinson, esclerosis múltiple, etc)

Además, la aplicación de esta terapia proporciona vigor al organismo y mejora las condiciones del mismo en general tanto a nivel físico como mental.

 

¿ Cómo se aplica?

El principio mediante la curación del veneno de abeja se aplica proporcionando al paciente picaduras de abejas vivas ( piquetes) o mediante la introducción del veneno en la piel con inyecciones. En caso de utilizarse abejas, cada abeja se extrae de un tarro mediante pinzas y se coloca sobre el punto adecuado a la picadura. Una vez ha producido el piquete, el aguijón permanece en el interior de la piel durante 10 o 15 minutos. Posteriormente se extrae con ayuda de unas pinzas.

El número de piquetes varía de acuerdo al problema que debe tratarse y a la naturaleza del paciente al que se le aplica. Así en problemas de dolores musculares se puede necesitar una media de unas 4 sesiones con tres o cuatro piquetes por sesión, mientras que en problemas más graves como una esclerosis múltiple puede llevar varias meses con dos o tres sesiones semanales.

En la actualidad, la mayoría de los especialistas utilizan inyecciones de veneno de abeja en vez de abejas vivas en sesiones dobles semanales en las que se aplican de 1 a 30 piquetes. Normalmente utilizan hielo antes del piquete para disminuir la sensibilidad de la zona y después del piquete para reducir el dolor y la inflamación.

 

¿ Cuándo y quién aplica el TVA ?

Antes de aplicar el tratamiento el médico o especialista debe evaluar la necesidad de utilizar este tipo de tratamiento y las condiciones físicas y psicológicas del paciente que va a ser sometido. En general, se recomienda utilizar el TVA cuando otros tratamientos no han tenido el resultado esperado.

La aplicación del TVA requiere una técnica específica. Las picaduras o inyecciones deben suministrarse en ciertas partes del cuerpo sensibles al tacto ( en la espalda junto a la zona adyacente a la columna , piernas u hombros, brazos o dedos de las manos ). Es importante que los piquetes no se realicen nunca sobre zonas que son peligrosas ( zonas inflamadas por aplicaciones anteriores, genitales o cerca de ellos, cara, parte delantera del cuello y parte interior de las articulaciones)

Dada la complejidad de todo el proceso, tanto en su aplicación como en el mantenimiento y manipulación de de las abejas vivas, es conveniente acudir a un apiterapista para que realice este tratamiento. En todo caso, si el paciente considera que puede hacerlo una tercera persona, es conveniente que este reciba un entrenamiento previo por parte del especialista.

Previamente a la aplicación del veneno, el apiterapista deberá realizar un piquete de prueba para comprobar que el paciente no es alérgico al veneno de abeja. Cuando es un familiar o un conocido quien aplica el tratamiento, también debe someterse a esta prueba previa .

 

Principales aplicaciones

Entre las principales enfermedades o anomalías en las que se puede utilizar el tratamiento con veneno de abejas tenemos las siguientes:

- Artritis reumatoide: El TVA puede producir la curación de esta enfermedad en más del 50 % de los casos. Para ello se requiere un tratamiento de entre medio y un año. En todo caso, aunque no se produzca la total curación si que se consigue una reducción de los síntomas de la artritis en lo que se refiere a la inflamación, dolor en las articulaciones y otras anomalías asociadas con ella.

Se ha comprobado que este tratamiento también puede ser útil en otros tipos de artritis, como la poliartritis reumática, o la espondilitis anquilosante. El tratamiento parece no resultar tan efectivo en caso de artritis reumatoide climatérica.

Se recomienda completar el tratamiento con suplementos de vitamina C, suplementos de magnesio y potasio diario, algún remedio natural para la artritis , así como una dieta en la que predominen los alimentos de origen vegetal ( Véase más información sobre la dieta para la artritis)

- Esclerosis múltiple: Para el tratamiento de esta enfermedad se requiere un periodo de aplicación de unos quince meces, con intervalos de descanso. Su aplicación consigue detener la enfermedad en la mayoría de los casos, mientras que la curación de los daños causados se estima en 1/3.

Se recomienda completar el tratamiento con suplementos de vitamina C, suplementos de magnesio y potasio diario, algún remedio natural para la esclerosis , así como una dieta en la que predominen los alimentos de origen vegetal ( Véase más información sobre la dieta para la esclerosis )

- Síndrome de fatiga crónica : Se requiere un tratamiento aproximado de unos tres meses. Se recomienda completar el tratamiento con suplementos de vitamina C, algún remedio natural para el síndrome de fatiga crónica , así como una dieta en la que predominen los alimentos de origen vegetal

 

- Psoriasis: Un tratamiento entre 3 y 6 meses puede ser bastante efectivo para esta enfermedad.Se recomienda completar el tratamiento con suplementos de vitamina C, suplementos de magnesio y potasio diario, algún remedio natural para la psoriasis , así como una dieta adecuada para la psoriasis)

Otras anomalías de la piel pueden mejorarse con el uso de del TVA, como la reducción de las cicatrices, la desaparición de las verrugas , el eccema o las úlceras en la piel.

- Dolor: Muy útil en los casos de dolor muscular o articular o aquellos dolores producidos por causas traumáticas o metabólicas como bursitis, esguinces, artrosis, gota, dolor de las cervicales. Se recomienda completar el tratamiento con suplementos de vitamina C, algún remedio natural para el dolor , así como una dieta en la que predominen los alimentos de origen vegetal.

- Mala circulación: La aplicación de este tratamiento puede resultar interesante en anomalías producidas por mala circulación, como varices, flebitis, hipertensión, arritmias, trombos, etc. Igualmente puede ayudar en ciertas enfermedades acompañadas de un riego sanguíneo deficiente, como el alzheimer , la enfermedad de Meniere, migraña.

- Herpes: Se esta trabajando sobre las ventajas de este tratamiento en los tratamientos del herpes, especialmente en lo que se refiere al herpes zoster.

- Depresión: Algunos especialistas consideran que su uso podría beneficiar el tratamiento de la depresión. Sin embargo, otros piensan que este tipo de tratamientos no resulta adecuado en caso de enfermedades mentales, pacientes con estrés o con agotamiento físico o mental.

 

Contraindicaciones y efectos secundarios del tratamiento con veneno de abeja

El TVA no resulta adecuado en las siguientes enfermedades: tuberculosis o enfermedades infecciones agudas, diabetes, anemia, gonorrea, sífilis, Sida, insuficiencia cardiaca, infarto, angina de pecho, arteriosclerosis u otras afecciones graves del corazón, cáncer, hepatitis, insuficiencia renal, nefritis, úlcera gástrica, úlcera duodenal u otras enfermedades graves del hígado y riñones.

No se aconseja este tratamiento en mujeres embarazadas, lactantes o las que han tenido recientemente la menstruación. Solamente debe aplicarse en niños si el especialista lo considera adecuado.

Resulta contraproducente con la administración de medicamentos para las enfermedades que afectan la inmunidad.

El TVA puede producir reacciones alérgicas en ciertas personas por lo que no debe suministrarse sin la prueba previa a la alergia a la picadura de abejas. En caso de no tener esto presente, en pacientes alérgicos se puede producir incluso una reacción anafiláctica grave que puede originar dificultad en la respiración e incluso para cardíaco y muerte.

La aplicación del TVA produce siempre mas o menos picor, inflamación y dolor, especialmente cuando la aplicación del veneno se realiza en zonas que están cercanas a las articulaciones. Además, más de la mitad de los pacientes sufren la llamada " crisis de alivio" producida entre la segunda y sexta semana de tratamiento, como consecuencia de que el organismo deja de reaccionar ante el veneno. Se caracteriza por la aparición de síntomas variados como picor intenso, dolor, manchas en la cara, estornudos, dolor muscular, etc. Una vez pasa este periodo los síntomas negativos disminuyen.

Más información sobre la apiterapia en el listado superior

El material que aquí se trabaja tiene un carácter informativo. En caso de duda consúltese con el facultativo.
" Botanical" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2014 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.