Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

VITAMINAS PARA SUBIR LAS DEFENSAS

¿Qué vitaminas tomar para evitar enfermedades?

VITAMINAS PARA AUMENTAR LAS DEFENSAS

Vitaminas para fortalecer las defensas del organismo

Los beneficios sobre la salud de una dieta rica en frutas y verduras se conocen desde los tiempos de Hipócrates y han sido confirmados en la actualidad a través del estudio de muchos de sus componentes. Entre las propiedades de estos alimentos se encuentra su capacidad para aumentar las defensas.

Algunas vitaminas que se encuentran en determinados alimentos son esenciales para la formación de las defensas y su correcto funcionamiento.

exprimir limon en la ensalada
Exprimir limón en las comidas o bebidas aumenta el aporte en vitamina C de la dieta

A través de suplementos naturales podemos tomar estos componentes para potenciar el sistema inmunológico y prevenir enfermedades como resfriados, reducir sus síntomas o acortar el tiempo de la infección.

Vitamina C para aumentar las defensas

La propiedad de la vitamina C para aumentar las defensas es una de las más populares, promocionada tanto en alimentos, como en suplementos y medicinas. Esta famosa propiedad de la vitamina C es debida probablemente a que esta vitamina se encuentra en gran concentración en el interior de los leucocitos, las células inmunitarias. Por lo tanto, se puede deducir que la vitamina C es necesaria para que el sistema inmunitario funcione adecuadamente.

¿Cómo ayuda la vitamina C a la inmunidad?

Se ha comprobado que la vitamina C tiene múltiples beneficios para aumentar la inmunidad. Muchas infecciones habituales tienen lugar en personas que presentan deficiencias en esta vitamina.

La ingesta deficiente de vitamina C puede ser responsable de la aparición de muchas enfermedades.

Su carencia puede manifestarse en un estado de debilidad en el cuerpo u otros síntomas particulares, tales como moretones, heridas que tardan mucho en curarse u otras anomalías del cuerpo.

En definitiva la vitamina C colabora activamente a mantener un sistema inmunitario en buen estado que permitirá evitar estas infecciones, reducir los síntomas o acortar el tiempo de enfermedad.

propiedades de la vitamina c para las defensas y los resfriados inmunidad
Vitamina C para las defensas

Vitamina B para aumentar las defensas

Entre el grupo de vitamina B, la piridoxina, el ácido fólico y la cobalamina son las especialmente recomendadas para aumentar la inmunidad.

La piridoxina o vitamina B6 es necesaria para la salud del sistema inmunológico. Generalmente no se padece déficit de esta vitamina, pero los vegetarianos estrictos, los fumadores o las personas que beben mucho alcohol puede tener algunas deficiencias de piridoxina.

limon
Alimentos ricos en piridoxina

El ajo es rico en piridoxina o vitamina B6

Algunos medicamentos para tratar el asma, la tuberculosis, la artritis o la presión arterial alta pueden interferir con la absorción de esta vitamina (Cuando se toma algún medicamento contra alguna de estas condiciones, se debe consultar con el médico)

El ácido fólico o vitamina B9 es esencial para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo. A nivel celular su importancia radica en su papel en la síntesis del ADN y para que las células se dupliquen correctamente. También mejora la circulación y es una vitamina necesaria para la formación de células inmunitarias.

Los alimentos ricos en ácido fólico son principalmente las espinacas y el aguacate.

Además de prevenir la anemia, la cobalamina es también importante para otras partes del cuerpo. Sin ella, el cerebro, el sistema nervioso, el corazón, o nuestras defensas no funcionan adecuadamente. Esta vitamina sólo se encuentra en los alimentos de origen animal, los vegetarianos deben suplementarse.

vitaminas para aumentar las defensas
Lámina resumen con las principales vitaminas y alimentos para aumentar las defensas.

Vitamina A para aumentar las defensas

La vitamina A juega un papel importante en muchas funciones del cuerpo. Es sobre todo necesaria para la reparación de los tejidos del cuerpo, para mantener la piel y las mucosas en buen estado de salud y para crear y cuidar de los huesos, pelo, uñas y dientes. Nuestros ojos la necesitan para una visión correcta.

brocoli
Los vegetales verdes también son muy ricos en vitamina A, como las zanahorias o las espinacas.

Pero la vitamina A también es necesaria para mejorar el sistema inmune, previniendo muchas enfermedades microbianas. Entre los beneficios de la vitamina A para las defensas se encuentran:

- Incrementa la producción de células defensivas, como los linfocitos B y la proliferación de los macrófagos y los granulocitos

- Mejora la quimiotaxis de los neutrófilos, que es la capacidad para mobilizarse hacia el centro de infección

- Aumenta la respuesta inmunitaria de los linfocitos T, que son células inmunitarias importantes como encargadas de luchar contra las infecciones

Los alimentos ricos en vitamina Ason los que contienen muchos carotenoides, que son los vegetales de colores verde y naranja: espinacas, brócoli, zanahorias, calabaza, mango, boniatos, etc.

También existe la vitamina A en el aceite de hígado de bacalao o en las grasas animales, aunque son más recomendables las fuentes de origen vegetal.

Vitamina E para aumentar el sistema inmunitario

La vitamina E es un antioxidante muy potente. Ayuda a eliminar los radicales libres generados por el propio organismo, así como los que proceden de fuera, como el humo, emisiones, alimentos contaminados, etc

La vitamina E parece ser uno de los mejores antídotos para permanecer jóvenes durante más tiempo.

aceite germen de trigo primera presion en frio color tocoferoles
El aceite de oliva de 1a presión en frío es el más recomendable. (Sustitutos al aceite de oliva)

Es interesante tomar suplementos de vitamina A a partir de los 60 para prevenir enfermedades degenerativas y mantenerse fuerte durante más tiempo. Entre estas, cabe mencionar no sólo el cáncer, sino otra serie de enfermedades como las que afectan las articulaciones (artritis reumatoide, la osteoartritis, etc.)

Los alimentos que contienen esta vitamina son los alimentos ricos en grasas vegetales, como los aceites y los frutos secos, siempre que no hayan sido sometidos a un tratamiento térmico.

Por lo tanto, la única manera de ingerir grandes cantidades de esta vitamina es mediante la ingestión de los aceites de 1a presión en frío y de frutos secos crudos o ligeramente tostados (no fritos).

Un suplemento natural de vitamina E es el aceite de germen de trigo. Se trata del aceite vegetal más rico en vitamina E y es por lo tanto un gran antioxidante.

Contiene ácidos grasos esenciales omega 6 y omega 3, con propiedades antiinflamatorias. Una cucharada de aceite de germen de trigo aporta el 190% de la cantidad diaria recomendada de vitamina E. Sólo el aceite de germen de trigo de primera presión en frío contiene mucha vitamina E, no los refinados.

Se recomienda acompañar su ingestión de abundantes antioxidantes para evitar que sus componentes se deterioren. (Tomar 1 cucharada de aceite de germen de trigo al día con 1 vaso de agua con limón exprimido)

punto rojo Más información sobre aumentar la inmunidad.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil