Albaricoques, frutos del albaricoquero

Prunus armeniaca

CARACTERÍSTICAS DE LOS ALBARICOQUES

Albaricoques en el árbol

Foto de albaricoques

¿Qué son los albaricoques?

Los albaricoques (Prunus armeniaca) son los frutos de los albaricoqueros, árboles de la familia de las rosáceas a la que pertenecen otras otras plantas tan conocidas como el almendro (Prunus dulcis), el melocotonero (Prunus persica), el endrino (Prunus espinosa) o el cerezo (Prunus avium).

El género Prunus comprende unas 200 especies, muchas de ellas, como las anteriores, se cultivan por sus frutos comestibles.

Otras especies de prunus se utilizan como plantas de jardín, como el cerezo de Virginia (Prunus virginiana) o el cerezo negro de Virginia (Prunus serotina) que aparecen plantados lejos de su lugar de origen como árboles ornamentales en numerosas calles o jardines.

Descripción del albaricoquero

El albaricoquero más conocido es el albaricoquero común (Prunus armeniaca). Se trata de un árbol caduco de 3 a 10 m. de altura.

Aspecto redondeado. Tallo erecto con corteza pardo-grisácea y superficie llena de grietas. Ramas jóvenes de color rojizo, ramas adultas muy retorcidas.

Hojas ovales de hasta 9 cm de longitud, de casi redondeadas a ovalacorazonadas, con dientes pequeños, de color verde oscuro por el haz y de un verde amarillento por el envés, terminadas en ápice puntiagudo.

Flores reunidas en parejas o solitarias, cortamente pedunculadas, de color blanco con tintes rosados de unos 2,5 cm de diámetro.

Posee frutos comestibles, llamados albaricoques, que son drupas de color amarillento o anaranjado con tonos rojizos de unos 8 cm de longitud por 3 o 4 de diámetro, aunque existen variedades con frutos más grandes. Su pulpa es amarilla y rodea el hueso en cuyo interior aparece una semilla que es tóxica. Florece entre los meses de marzo o abril antes de que hayan salido las hojas.

Ver glosario

Origen y usos del albaricoquero

La mayoría de los albaricoques que nos comemos proceden de variedades derivadas del albaricoquero común (Prunus armeniaca Linn. = Prunus armeniaca vulgaris Lam.). El origen de este árbol hay que situarlo en el Asia central en la región del Turkestán que es una zona que va entre el limite occidental del desierto de Gobi y el oriental del mar Caspio.

Desde esta región parece ser que se extendió hacia Armenia desde donde los romanos lo importaron hacia el sur de Europa y le pusieron el nombre científico que lo caracteriza. Algunos científicos consideran que fueron los árabes quienes la trajeron a esta región y al norte de África después de haberla conocido en Grecia. El nombre de albaricoque deriva del árabe albarqúq. Los colonizadores españoles lo llevaron a América.

El albaricoquero común se utiliza fundamentalmente para la producción de albaricoques. Estos pueden comerse crudos, en almíbar o secarse constituyendo los famosos orejones. La industria de los zumos utiliza con frecuencia este fruto para producir zumos exclusivos de calidad o para mezclarlos con el zumo de otras frutas al las cuales el albaricoque aportar sus aromas y sus azúcares. De la semilla del albaricoque, que es venenosa sin tratamiento porque contiene ácido cianhídrico, la industria química obtiene diversos aceites y aromas. Su uso como maderable está muy poco utilizado. Existen variedades de este árbol que se utilizan como plantas de jardín.

Producción de albaricoques en el mundo. Los principales países productores

Los albaricoques necesitan unos lugares de clima muy definido para poder crecer y producir frutos en la cantidad y calidad necesaria para resultar rentables. Este árbol precisa un clima cálido en primavera, libre de heladas.

Tratándose de un árbol que florece muy temprano (solamente es superado por los almendros), las temperaturas frías de -2 ºC o inferiores mata las flores.

Por otra parte, es un árbol que necesita frío hivernal para que pueda mantenerse en latencia durante esta estación. En este sentido hay especies que son capaces de aguantar hasta los -50 ºC.

No le gusta tampoco la humedad ambiental excesiva durante la floración y la fructificación pues esta es la causa de numerosas enfermedades producidas por hongos. Sin embargo no desprecia un riego regular durante este periodo que resulta muy positivo para incrementar la producción.

Ante estas condiciones climáticas estos árboles se han adaptado perfectamente en países de clima mediterráneo con inviernos fríos y primaveras moderadas.

En otros países de inviernos muy fríos pero con primaveras mas moderadas, la existencia de variedades más tardías y resistentes al frío extremo invernal les permite también adaptarse fácilmente.

Así, por ejemplo, en Estados Unidos, la producción mayor se encuentran en California de clima claramente mediterráneo pero existen bastantes plantaciones en Washington con un clima mucho más frío, si bien su clima húmedo obliga a un tratamiento continuado para evitar las posibles enfermedades fúngicas.

Producción de albaricoques en el mundo

El primer país productor del mundo es Turquía que acoge más del 20 % de la producción mundial.

A este país le sigue Irán que produce un 10 %. Italia, con un 5 %, es el primer país productor de Europa. España es el segundo país productivo en este continente con un 4 %.

En África el país que produce más albaricoques es Marruecos con un 3 % de la producción mundial.

En América, Estados Unidos produce la misma cantidad.

Otros países productores en Asia son Pakistán (5 %), Siria (4%) China (3%)

* Información relacionada: El albaricoque en la cocina

punto rojoMás información sobre las propiedades alimentarias del albaricoque.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.