ADAPTACIONES DEL OSO HORMIGUERO

¿Cómo son las adaptaciones del oso hormiguero?

¿Qué adaptaciones tiene el oso hormiguero?

El oso hormiguero gigante presenta muchas adaptaciones relacionadas con su dieta a base de hormigas, que se basan probablemente en su aislamiento geográfico durante 70 millones de años.

Con su lengua en forma de gusano impregnada en saliva pegajosa, el oso hormiguero atrapa a sus presas, que las ingiere al enfundar su más de medio metro de lengua en la vaina de su hocico.

El olfato es el sentido más desarrollado del oso hormiguero

El oso hormiguero tiene mucho más desarrollo el olfato que la vista, tal y como lo manifiestan el enorme desarrollo de la región nasal y sus reducidos ojos.

La capacidad olfativa del oso hormiguero es 40 veces mayor que la humana.

Las garras del oso hormiguero son verdaderas armas

El oso hormiguero tiene poderosas garras falciformes para excavar los hormigueros y termiteros y posee un estómago muy musculado para triturar los duros exoesqueletos de quitina de los insectos.

Las garras del oso hormiguero también tienen una función defensiva. En caso de verse amenazado por algún enemigo, las utiliza a modo de afiladas navajas, irguiéndose sobre sus patas posteriores.

La cola le protege al oso hormiguero del frío

La cola le sirve como abrigo contra el frío. Cuando el animal duerme, la dobla sobre su cabeza y cuello para protegerse del frío.

Los mamíferos que comen hormigas se parecen entre sí

Todos los mamíferos mirmecófagos, es decir, aquellos animales especializados en comer hormigas y termitas, se parecen entre sí.

Ello se debe a un proceso de evolución convergente, en que animales de distintas regiones del mundo y no emparentados entre sí comparten muchas características anatómicas comunes.

* Información relacionada:
Oso hormiguero

Más información sobre las adaptaciones de otros animales en el listado superior.

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.