COMPORTAMIENTO AGRESIVO DEL TORO

Jerarquía en el toro

El toro es un animal social

Toro

Foto de toro

Como otros animales gregarios o sociales, los toros tienen un comportamiento social muy desarrollado.

Los toros, cuando viven en grupo y tienen la posibilidad de pastar, realizan actividades en común de alimentación, toma de agua o de descanso.

Las vacas protegen a sus crías de distintas amenazas, a menudo lo hacen conjuntamente las distintas hembras de un mismo grupo.

¿Por qué el toro es un animal agresivo por naturaleza?

En las especies gregarias, es decir, en aquellos animales que viven en grupo, como el caballo o el toro, la agresividad es una forma de regular las interacciones sociales. En estos animales, hay una relación entre la conducta social y la agresividad.

Los animales domésticos, en otras palabras, aquellos animales que son criados en condiciones artificiales, muchas veces no pueden manifestar sus comportamientos naturales propios de su especie. Los modelos sociales de los animales domésticos están heredados de sus ancestros salvajes y no han sido prácticamente modificados por la domesticación, por lo que los animales domésticos necesitan expresar dichos comportamientos naturales. De otro modo pueden desarrollar problemas de conducta como la agresión. Para prevenir distintos problemas de comportamiento, tanto en animales salvajes como en animales de granja o de compañía, se pueden utilizar los programas de enriquecimiento ambiental.

Se ha podido comprobar que en aquellos animales que se les permite tener una vida salvaje pueden llegar a aflorar conductas ancestrales totalmente originales a las que tenían antes de ser domesticados por el hombre.

Existen factores que influyen en la agresividad del toro, como la raza o el sexo. El toro de lidia es una raza bovina seleccionada por su agresividad. El buey es el toro castrado, que se caracteriza por su gran mansedumbre.

Cómo funciona la jerarquía en el toro

En el toro, las relaciones de dominancia son la base del comportamiento social de la especie y se establecen entre los distintos individuos del grupo una jerarquía. Ello se debe a que en la especie bovina los distintos grupos se estructuran según una dominancia jerárquica.

La jerarquía en el toro normalmente es de tipo lineal, en el que hay un orden de dominancia, donde el líder se impone sobre todos y el segundo en rango jerárquico domina a todos los demás menos al líder y así sucesivamente.

Los machos dominantes mantienen su estatus hasta que son vencidos por algún macho joven, cuando se produce un desafío.

Los terneros adquieren el rango jerárquico de su madre.

Cómo se establece la jerarquía en los toros

En el ganado vacuno, las amenazas, embestidas y golpes de cabeza son las interacciones físicas más comunes que se establecen durante el proceso de estabilización social. Estas amenazas son más grandes cuando van dirigidas a la zona del cuello del animal y son menos importantes si se dirigen a la parte posterior.

En la especie bovina las interacciones agresivas están ritualizadas y se basan en la siguiente secuencia de hechos: aproximación, amenaza, contacto físico y lucha. El rango de grupo de cada individuo depende de las disputas llevadas a cabo entre parejas de animales cuando se conocen.

La posición que ocupa cada individuo en el grupo depende de factores como la edad, la masa corporal y la presencia y tipo de cuernos. Se ha constado que las vacas aumentan de rango hasta los 9 años, mientras ganan masa corporal. Pasado este tiempo, los animales pierden rango en su jerarquía. También se ha podido constatar que se producen peleas entre machos jóvenes y hembras adultas, que suelen terminar con la victoria de los machos y su imposición contra las hembras derrotadas.

Las interacciones físicas entre los animales ocurren al poco tiempo de agrupar a los animales. Cuando se ha establecido el orden social, sobre todo se producen como interacciones la amenaza, la sumisión y la huida.

Mantenimiento de la jerarquía en los toros

Entre los individuos de un grupo, las relaciones de dominancia y subordinación se vuelven estables con el paso del tiempo gracias a unas determinadas señales, como las actitudes de amenaza por parte de un individuo dominante hacia un sumiso. Ello previene la desestabilización de la estructura jerárquica. Si no son suficientes las amenazas, se procede a la acción, la lucha.

La conservación de la estructura jerárquica de un grupo viene determinado por el conocimiento recíproco de los individuos que conforman dicho grupo. Se cree que los toros se reconocen entre sí por la forma de los cuernos, de la cabeza o del color del pelaje y también se cree que el olor corporal facilita el reconocimiento entre individuos. Sólo con pocas manifestaciones de amenaza y retirada se garantiza el mantenimiento de la estructura jerárquica del grupo.

La duración de la estabilidad jerárquica de una manada de toros y vacas depende del número de individuos que forman el grupo y de la capacidad individual de memorizar el rango jerárquico de los individuos de cada grupo.

El riesgo de aparición de conflictos jerárquicos aumenta con el numero de individuos que conforman dicha manada, porque se impide el reconocimiento entre individuos.

Ventajas del toro macho dominante

Los animales que se encuentran en un rango jerárquico más elevado tienen ventajas respecto a los individuos subordinados.

Tienen acceso prioritario a la comida, eligen el forraje de mejor calidad, consumen el alimento con tranquilidad y pasan más tiempo comiendo. Los individuos dominantes ocupan los lugares más confortables de descanso.

Por ello, la jerarquía de grupo en la especie bovina se constata fácilmente con situaciones cotidianas como la administración del alimento.

¿Por qué se debe respetar la jerarquía en los toros?

La organización social de los toros puede verse alterada por las condiciones en que se crían los animales. Si se concentran demasiados animales en un pequeño espacio, no se respeta lo que se conoce como distancia social, lo que se puede traducir en problemas de agresividad y tensión social, entre otros.

Estos problemas de tipo social que se dan en los animales domésticos mantenidos en malas condiciones representan perdidas económicas importantes porque, debido a las peleas, se producen lesiones, menor consumo de alimento, perdidas de peso y disminución de la producción de leche.

A fin de garantizar una mejor producción animal es importante conocer el tamaño óptimo de grupos, adecuar el diseño de las instalaciones y diseñar sistemas sanitarios eficientes.

Si hay acceso libre a la comida y al agua y los toros tienen espacio suficiente, la estructura jerárquica de un grupo de toros se mantiene equilibrada y no se producen peleas constantes. Sólo cuando hay alguna situación de cambio en los miembros del grupo, se incidan las luchas, pero posteriormente la intensidad de ellas se reducen.

* Información relacionada: Características del toro

Más información sobre la agresividad en los animales en el listado superior.

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.