ALIMENTACIÓN DEL JAGUAR

Dieta del jaguar

Capibara2

Foto de capibara
(Hydrochoerus hydrochaeris)

Un depredador de gran tamaño como el jaguar prefiere dar caza a grandes presas antes que conformarse con aquellas más pequeñas, puesto que le proporcionan mucho alimento con un esfuerzo de captura poco mayor.

Las presas favoritas del jaguar son: capibaras, ciervos, jóvenes tapires, pécaris y pacas. Pero también caza roedores de pequeño tamaño, lagartos y culebras, caimanes, tortugas de agua y sus huevos, anfibios, grandes boas, monos, perezosos y peces. Además, puede alimentarse de ganado, lo que le supone en muchas ocasiones su muerte en manos de los ganadores enfadados.

La anaconda es vulnerable al jaguar fuera del agua, excepto si es de gran tamaño. Algo similar ocurre con el caimán. Sin embargo, el jaguar evita atacar a un oso hormiguero adulto porque sus poderosas garras le pueden causar graves y, a veces, irreparables heridas. El perezoso escapa normalmente al ataque de un jaguar sujetándose a las ramas más altas y débiles que no pueden soportar el peso de un jaguar.

Técnicas de caza del jaguar

Para cazar, el jaguar se sirve del acecho. Con gran sigilo y mucha cautela, el jaguar se aproxima a su presa para saltar sobre ella. Si el jaguar falla en su ataque normalmente abandona la presa.
Con el aguardo, el jaguar permanece inmóvil sobre una rama elevada situada cerca de una charca esperando la visita de algún ungulado para beber.
Para dar caza a un pécari, el jaguar espera desde la seguridad de una rama de un árbol a que cualquier pécari se separe del grupo. Entonces, se abalanza sobre él y, tras darle muerte, vuelve a subir al árbol esquivando a los furiosos compañeros pécaris.

El jaguar mata a sus presas con un zarpazo en la cerviz. Si son de gran tamaño, las ahoga mordiéndoles la garganta.

El jaguar espera a que las tortugas de agua hembra se acerquen a la orilla para desovar y, con un violento zarpazo, las vuelve de espaldas. La tortuga queda indefensa y el jaguar se limita a abrir un pequeño hueco en la línea de unión del peto y el espaldar para sacar la carne de su presa con la zarpa sin necesidad de romperle el duro caparazón a la tortuga. El gran felino tiene la costumbre de escarbar en la arena de una orilla en busca de huevos de tortuga de agua. Una vez descubierta una puesta, en días sucesivos vuelve al mismo lugar para continuar con el festín.

Para cazar peces, el jaguar con los pies en el agua, golpea suavemente y de forma intermitente la superficie del agua con su cola para imitar la caída de un insecto grande o una fruta. Con un rápido zarpazo, el gran felino atonta a la curiosa víctima que se acerca para investigar si se trata de algo nutritivo lo que ha caído en el agua y lo saca a la orilla. Cuando ha reunido un montón de peces, abandona la pesca para devorar el botín.

En la costa, el jaguar busca cangrejos y otros crustáceos y peces. En los barrizales, caza ranas y pequeñas culebras.

* Más información: Jaguar / Técnicas de caza de los depredadores

Más información sobre la alimentación de los animales en el listado superior.

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.