ALIMENTACIÓN DE LOS REPTILES DE TERRARIO

Alimentación de los reptiles mascotas

Dieta de los reptiles en cautividad

La dieta de los reptiles varía mucho en función del tipo de reptil con el que estamos tratando.

Boa constrictor

Foto de boa constrictor

Las serpientes son carnívoras y se alimentan de roedores. Pero las especies acuáticas se alimentan de peces. Otras serpientes cazan invertebrados y anfibios.

Las tortugas terrestres son animales herbívoros y comen verduras, plantas silvestres y fruta. Otros reptiles también son herbívoros como las iguanas.

Las tortugas acuáticas son carnívoras y las alimentaremos con trozos de carne y pescado.

Existen reptiles que basan su dieta en los insectos y se dice que son insectívoros. Es el caso de los camaleones, los anolis.
Los cocodrilos y los varanos comen presas de gran tamaño, pero también consumen animales más pequeños.

Alimentación de las serpientes en cautividad

Todas las serpientes son depredadoras, tanto las acuáticas como las terrestres.

Aprovechan recursos alimenticios muy variados, desde vertebrados de sangre fría como peces, anfibios, lagartos o serpientes a vertebrados de sangre caliente, pasando por invertebrados como gusanos, caracoles, babosas e insectos y otros artrópodos

Las presas cazadas pueden ser mucho más grandes que la propia serpiente, sin embargo, los ofidios tienen preferencia por los roedores.

Los ofidios al ser ápoos y no poseer patas deben concentrar en su cabeza todas las funciones para su alimentación desde la localización de sus presas hasta su muerte.

* Más información: Alimentación de las serpientes

Alimentación de los reptiles herbívoros en cautividad

Tortuga carbonaria

Foto de tortuga de patas rojas (Geochelone carbonaria)

Como reptil herbívoro por excelencia tenemos a la tortuga terrestre.

Las tortugas terrestres, pese a su apariencia, son animales muy activos y pasan gran parte del tiempo en busca de comida.

Tienen una dieta de tipo oportunista, es decir, comen aquello que encuentran en contraposición a aquellas especies con dietas muy especializadas, como el camaleón. Ello es un buen dato, pues nos dará pocos problemas a la hora de alimentar a nuestra tortuga.

Las tortugas terrestres se alimentan sobre todo de partes verdes de las plantas. Comen frutos en muy poca cantidad.

No es muy adecuado dar carne a estos animales si queremos que no tengan problemas de calcificación del caparazón.

Las iguanas son otro tipo de reptiles herbívoros y consumen todo tipo de materia vegetal.

* Más información: Alimentación de los reptiles herbívoros

Alimentación de las tortugas acuáticas en cautividad

Tortuga de Florida

Foto de tortuga de Florida (Trachemys scripta)

Las tortugas acuáticas son, como las tortugas terrestres, fáciles de alimentar, puesto que también son oportunistas y aprovechan cualquier recurso nutritivo que les ofrece la naturaleza.

Las tortugas acuáticas se alimentan con carne, peces, crustáceos, insectos, lombrices, caracoles, otros reptiles y anfibios. En general, aceptan cualquier alimento de origen animal.

Camaleón velado

Foto de camaleón velado (Chamaeleo calyptratus)

* Más información: Alimentación de las tortugas acuáticas

Alimentación de los reptiles insectívoros en cautividad

Los reptiles insectívoros tienen una dieta mucho más restrictiva que la de las tortugas porque tienen una dieta especializada en insectos.

Estos animales capturan una gran cantidad de insectos de todo tipo, así como otros artrópodos.
* Más información: Alimentación de los reptiles insectívoros

Alimentación de los cocodrilos en cautividad

Cocodrilo

Foto de cocodrilo

Los cocodrilos tienen una dieta muy variada y adaptable a la disponibilidad y tipo de presas.

Los cocodrilos cuando son crías se alimentan de insectos y otros invertebrados.

* Más información: Alimentación de los cocodrilos

* Ver más sobre: Reptiles de terrario

Más información sobre la alimentación de los animales en el listado superior.

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.