EL SAPO PANTERA COMO MASCOTA

Bufo regularis

Características del sapo pantera

El sapo pantera es un sapo de tamaño medio que mide entorno a los 10 cm de longitud.

El sapo pantera posee un dorso bastante verrugoso con un vientre liso.

Bufo regularis
tiene dos potentes patas posteriores capacitadas para el salto y dos de anteriores más pequeñas.

La cabeza del sapo pantera es bastante grande con dos grandes ojos situados en la parte superior.

Bufo regularis,
al igual que el sapo común, tiene sobre los tímpanos unas glándulas venenosas, las glándulas parótidas. Éstas producen una secreción de sabor desagradable y tóxicas para repeler el ataque de algún depredador.

La coloración del dorso de este animal es pardo grisácea, amarillo claros o grisácea salpicado con algunas manchas oscuras de color rojo, escarlata o pardo rojizas de forma irregular. Los sapos norteños presentan, en la mayoría de casos, una coloración uniforme. La cara ventral es blanquecina, a veces con grandes manchas oscuras.

El sapo pantera es un anuro tranquilo que pasa la mayor parte del día oculto entre la vegetación, enterrado o bajo algún tronco a la espera de la llegada del crepúsculo; momento en el cual abandona su escondite para ir a la caza.

Ante un peligro, Bufo regularis suele pegar el vientre al suelo pasando inadvertido debido a su coloración que imita la del sustrato. En caso de mayor peligro, segrega un líquido viscoso blanco por las glándulas parótidas que repele el ataque de los depredadores.

Lo podemos encontrar, en su medio natural, en zonas semiáridas con abundante vegetación, maleza y madera muerta donde esconderse. Prefiere la sabana pero también puede colonizar los ambientes más secos así como los bosques tropicales.

El sapo pantera se retira durante el día debajo de piedras, madrigueras de roedores, termiteros, madera muerta o entre la vegetación. Sale de noche en busca de comida.

Su área de distribución natural es muy grande, abarca todo el el continente africano, aunque no se encuentra en el noroeste ni en la zona de Arabia.Comparte su área de distribución con Bufo maculatus, Bufo gutturalis y Bufo xeros.

Bufo regularis es una especie crepuscular y nocturna. Se refugia a menudo cerca de la fuente de alimento.
En lluvias fuertes se puede ver a este sapo de día. Los sapos jóvenes son menos cautelosos y se pueden ver de día en busca de presas. La presencia del sapo pantera va ligada a una cierta tasa de humedad.

Esta especie, a diferencia de la mayoría de animales exóticos, no está protegido, por lo que su comercialización no implica el trámite de ningún documento.

El sapo pantera tiene la ventaja de que al ser una especie habituada a todos los medios se adapta fácilmente a la cautividad. Pueden vivir mas de 10 años en cautividad.

Alimentación de Bufo regularis

Una dieta muy variada asegurará un buen aporte de elementos nutricionales, como vitaminas y minerales. Si le proporcionamos una dieta variada, no será necesaria la utilización de ningún complejo vitamínico.

Esta especie es muy voraz y se alimenta de cualquier presa de tamaño inferior a ella.
Podemos ofrecerle hormigas, grillos, saltamontes, polillas de la cera, mariposas, lombrices, babosas, arañas, escarabajos, cucarachas, etc.
Este sapo muestra preferencia por las termitas voladoras que captura cerca de las farolas. En la naturaleza también se nutre de otros anfibios o incluso de pequeñas lagartijas. Esto se ha demostrado realizando estudios del contenido estomacal de varios sapos.

Las crías de sapo pantera serán alimentadas con grillos de tamaño adecuado a él.

Material necesario para Bufo regularis

Estamos ante un sapo de tamaño medio, por lo que tampoco necesitamos una gran infraestructura, aunque cuanto más espacio tenga el animal mucho mejor. Le proporcionaremos un terrario semiárido.

La iluminación será suficiente con un fluorescente de espectro total que permita a las plantas que va a contener el acuaterrario realizar la fotosíntesis, puesto que para el animal no sería imprescindible siempre y cuando estuviera en una habitación con algo de luz. Si no disponemos de suficiente iluminación, deberemos iluminar las plantas con un pequeño tubo fluorescente.

El sustrato estará compuesto por tierra de jardín, exenta de productos químicos, con un espesor suficiente que permita al animal enterrarse, mantillo, turba, cortezas, arena y hojas muertas. También le aportaremos un tronco carcomido y hueco o un trozo de corcho como refugio. Se deberá cambiar el sustrato regularmente.

Como plantas, podemos introducir la amplia gama de plantas de interior que se encuentran en las tiendas de jardinería. Las podemos dejar en su maceta para evitar que los animales las desentierren cuando se mueven por el terrario.

La decoración debería presentar algunos troncos, corcho o macetas agujereadas donde el animal se pueda refugiar durante el día a descansar si lo desea.

Este batracio es estrictamente terrestre y no sabe escalar, por lo que es inútil proporcionarle ramaje donde se esconderían sus presas.

Condiciones adecuadas para Bufo regularis

Bufo regularis no es muy exigente en cuanto a la temperatura, pero debemos evitar situaciones extremas. El rango de temperatura más adecuado está comprendido entre los 18ºC y 26ºC. Los valores ligeramente diferentes a este rango también están perfectamente tolerados.

Este sapo no realiza la hibernación.

Aunque los sapos bufónidos son animales normalmente de climas bastante secos, el sapo pantera proviene de regiones selváticas donde existe un cierto grado de humedad, por lo que sería interesante proveerle de un pequeño recipiente donde bañarse con agua limpia y libre de cloro y de una cierta humedad ambiental ocasional por medio de pulverización semanal por ejemplo.

Cría del sapo pantera

El tamaño puede ser un criterio para determinar el sexo de estos sapos. El macho de sapo pantera es más pequeño que su compañera. Los machos miden entre 6 y 9 cm, mientras que las hembras alcanzan los 13 cm de longitud. Sin embargo, el tamaño es algo relativo, por lo que tendremos, para estar más seguros, que fijarnos en otros aspectos, aunque tampoco existen muchas diferencias sexuales en esta especie. El macho presenta un plexo gular que se hincha mediante el cual producen sonido, es de color negro. Sobre los tres primeros dedos existen callosidades nupciales durante el periodo de reproducción. Durante el periodo reproductor, los machos de Bufo regularis tienen una viva coloración amarilla.

Tras la llegada de la época de lluvias, los machos se acercan a las charcas, lagos o ríos, donde atraen con sus cantos a las pesadas hembras cargadas de huevos y mediante el amplexo axial se produce la liberación de estos así como su fecundación.

El número de huevos puestos es variable, aunque los cordones de huevos pueden sobrepasar los 10 metros y contener hasta 15.000 huevos.

Pasados unos 3 o 4 días de la puesta, nacen los renacuajos. Éstos se nutren de algas y de pequeños invertebrados que se encuentran en la charca natal. Después de la metamorfosis miden 1 cm de longitud, pasan al medio terrestre para alimentarse de pequeños insectos hasta alcanzar el tamaño de los adultos. Tardan en alcanzar el estado adulto entre 60 y 80 días.
Durante la vida larval, los renacuajos son presa de peces, de larvas de insectos o de aves.

La reproducción del sapo pantera también se da en la estación seca en los lugares donde haya agua persistente.
Es difícil la reproducción de los bufónidos en cautividad.

* Ver: Sapo pantera salvaje

Más información sobre otros animales exóticos en el listado superior.

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.