Adaptación reproductiva de la salamandra

Canibalismo intrauterino en la salamandra

¿Qué es el canibalismo intrauterino?

El canibalismo intrauterino es un comportamiento depredador caníbal de ciertos animales carnívoros, como algunas especies de tiburones, tales como el zorro pelágico (Alopias pelagicus) o el tiburón toro (Charcaria taurus), ciertos peces óseos, así como de gasterópodos marinos o de la salamandra común (Salamandra salamandra).

Existen 2 estrategias en dicha práctica de depredación, la oofagia o consumo de huevos a nivel intrauterino y la adelfofagia o depredación sobre los embriones hermanos en los oviductos maternos.

Las especies animales que llevan a cabo esta estrategia reproductiva producen sus hembras muchos huevos fertilizados, pero una gran parte son destinados a la nutrición de sus embriones, es decir, de aquellos que sí siguen un proceso normal de desarrollo.

Canibalismo intrauterino en la salamandra común

¿Cómo es la reproducción de las salamandras?

En el caso del anfibio Salamandra salamandra o salamandra común, existen 2 formas de reproducirse, la vivípara a partir de crías vivas que la hembra pare en el agua completamente formadas y con la metamorfosis finalizada y la reproducción ovovivípara, donde la salamandra hembra pare larvas también en el agua, que necesitan terminar la metamorfosis. Por lo tanto, en la salamandra común una parte importante de su ciclo biológico transcurre dentro del cuerpo de la madre, en comparación con muchos otros animales anfibios, que sucede en el agua.

Dibujo de salamandra

Dibujo de salamandra

El canibalismo intrauterino es una adaptación reproductiva de la salamandra común a la reproducción vivípara

Esta característica diferencial entre los anfibios, y rara entre los urodelos, ha permitido una evolución particular de la especie, permitiendo el desarrollo de una estrategia reproductiva que muy pocos anfibios tienen llamada canibalismo intrauterino, único entre las demás especies de salamandras y de anfibios.

Las salamandras vivíparas ya empiezan a comer activamente en la fase de embrión cuando se encuentran en los oviductos maternos. Sus miembros no están del todo desarrollados, pero son capaces de depredar sobre los huevos que no han experimentado desarrollo, lo que se conoce como oofagia, o sobre otros embriones, proceso llamado adelfofagia.

Ventajas del canibalismo intrauterino en las salamandras

Gracias a este particular comportamiento de las salamandras vivíparas, conocido como canibalismo intrauterino, los embriones de las salamandras rápidamente pueden alcanzar su forma larval, conservando una gran cantidad de yema en su tracto digestivo.

Adaptaciones de la salamandra al canibalismo intrauterino

El canibalismo intrauterino en la salamandra común es posible porque hay un desarrollo temprano de los embriones en relación a las salamandras ovovivíparas de estructuras relacionadas con la alimentación, como son el estomodeo o abertura por donde irá la boca en el individuo adulto, las mandíbulas y el estómago.

Se trata de un ejemplo de heterocronía o cambios en el proceso temporal del desarrollo de la especie (Salamandra salamandra) en comparación con la secuencia de desarrollo temporal ancestral (que era ovovivípara, para dar lugar a una especie con reproducción vivípara.).

Ello permite la alimentación precoz de la descendencia, es decir, que los embriones puedan comerse a sus hermanos en fase de embrión o de huevo.

A nivel de las distintas especies animales, existe una fuerte selección de cara a producirse un aumento en el número de huevos producidos y fertilizados por hembra. Sin embargo, en esta especie, Salamandra salamandra o salamandra común, se busca la formación de huevos que sirven como alimento para los embriones.

Otras adaptaciones reproductivas de la salamandra

La salamandra ha conseguido tener reproducción vivípara entre otros motivos gracias a la fecundación interna, donde el macho transfiere el esperma almacenado en un sacos gelatinoso llamado espermatóforo en el suelo para que sea introducido en la cloaca de la hembra por la propia hembra.

La reproducción vivípara biológicamente está más desarrollada que la ovípara. De hecho se cree que la reproducción ancestral de todas las salamandras del género Salamandra, antes de que desarrollasen la reproducción vivípara, tenían reproducción ovivípara. En las salamandras vivíparas, los cambios que se producen durante el desarrollo embrionario relacionados con el modo de reproducción, para facilitar el acceso a los recursos alimenticios en el oviducto materno, en lo que se conoce como canibalismo intrauterino, permiten hablar de macroevolución, porque se puede considerar que han ocurrido grandes cambios evolutivos en esta especie en cuanto a su forma de reproducción.

Entre otras ventajas, ser vivípara le permite a la salamandra común escapar sus larvas de los depredadores que hay en el medio acuático externo, para nacer como individuo con metamorfosis completa y mejor preparado para defenderse de los enemigos. Ello es debido a que, con la viviparidad, se alcanza en parte la independencia del medio acuático. Allí donde se producirían grandes mortalidades de las larvas, por causas como depredaciones, desecaciones tempranas, congelación de las aguas, la selección natural favorecería la reproducción vivípara. Por lo tanto, es fuerza de selección hacia la reproducción vivípara la falta de aguas continentales adecuadas para la reproducción de la salamandra común.

Otra ventaja de la reproducción vivípara es que las crías se desarrollan antes, en comparación a las de las salamandras con reproducción ovovivípara, pero nacen más pequeñas.

En cambio, en ambientes donde escasean los depredadores y donde hay agua disponible en la temperatura adecuada, la reproducción ovovivípara es ventajosa respecto a la reproducción vivípara, porque se forman más crías (en forma de larva) y de mayor tamaño.

* Ver más sobre: Reproducción de la salamandra

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.