UTILIDAD DEL CARACOL EN EL CAMPO

¿Para qué sirve el caracol en la naturaleza?

El caracol es útil no sólo para el hombre, también lo es para la naturaleza, como parte integrante del ecosistema del que forma parte. Sin embargo, no todo lo que aporta este invertebrado es bueno, pues se considera un animal perjudicial para la agricultura, al ser visto por el hombre como una plaga de las plantas, por sus hábitos voraces de animal herbívoro.

El caracol, imprescindible en la cadena alimentaria

Los animales herbívoros cumplen una función en el ecosistema como parte fundamental de la cadena alimentaria, pues constituyen el eslabón entre las plantas, llamadas productores primarios, y los animales carnívoros o consumidores secundarios, en la transmisión de la energía proveniente del sol, que se acumula en los animales y que pasa de un ser vivo a otro a través de la ingestión.

Foto de caracol de jardín (Helix aspersa)

El caracol terrestre come distintas plantas, ya que es un animal herbívoro

En palabras más llanas, el caracol forma parte de la dieta de otros animales. Así, el caracol terrestre, cuando se encuentra en su hábitat natural, como el jardín o el huerto u otro entorno humanizado, sirve de alimento para las aves, como el zorzal, o para los pequeños animales insectívoros, como el erizo.

El caracol de agua dulce también forma parte de la dieta de los animales carnívoros u omnívoros, como el pato salvaje o ánade real, la garza real y otras aves acuáticas, las tortugas de agua dulce o galápagos, y muchos peces de río.

Por otro lado, gran parte de la dieta de los caracoles acuáticos está formada por algas, lo que les convierte en unos buenos reguladores de las poblaciones de estos seres vivos autótrofos, que pueden llegar a producir verdaderas invasiones y volverse una plaga.

El caracol, útil en el suelo

Otra función del caracol, como animal del suelo, con su presencia y actividad, es la de contribuir a la aireación, formación y fertilización del suelo, ya que, cuando se desplaza por el suelo, practica túneles que ayudan a la aireación de las raíces de las plantas, algo parecido a otros animales del suelo, como la lombriz de tierra.

El caracol puede ser un buen indicador de la calidad del suelo, aprovechando que vive en la interfaz suelo-plantas-aire, como bioindicador pasivo, pues este invertebrado forma parte del suelo, pues se considera fauna edáfica. A través de un análisis de las concentraciones de contaminantes en los tejidos de este molusco, el caracol sirve como bioindicador activo, para determinar la contaminación de un suelo.

Los caracoles de agua dulce, en su medio acuático, desarrollan una función análoga a los caracoles terrestres. Ciertas especies de caracoles acuáticos tienen mayor capacidad de airear el suelo porque se entierran en él, como los caracoles melanoideos, tal como el caracol malasio (Melanoides tuberculata).

El caracol, beneficioso para las plantas

Por otro lado, se cree que los caracoles también pueden participar en la polinización de algunas plantas, como hacen mayormente los insectos

Se pensaba que estos moluscos, junto con las babosas, transportan y dispersan el polen de las flores de la planta conocida como hojas de salón. Sin embargo, según estudios recientes, se ha demostrado que quienes realmente polinizan esta planta son unos crustáceos terrestres de diminuto tamaño llamados anfípodos.

El caracol, necesario para algunos parásitos

El caracol acuático constituye parte imprescindible en el ciclo biológico de ciertos parásitos de mamíferos, como el gusano plano Fasciola hepatica. Para completar su ciclo biológico, este parásito platelminto necesita parasitar caracoles de agua dulce del género Lymnaea.

La enfermedad parasitaria que transmiten algunos caracoles acuáticos tiene gran importancia económica para los animales de pastoreo, como la vaca, la oveja o la cabra, los huéspedes definitivos de este parásito. Esta enfermedad parasitaria, llamada fasciolasis hepática o distomatosis hepática, produce pérdidas económicas importantes. También está el hecho de que es una zoonosis, lo que significa que el ser humano se puede infectar a partir de los animales, a través del consumo de plantas acuáticas, como los berros. Donde más casos hay de esta enfermedad parasitaria debidos a los caracoles acuáticos es en Latinoamérica.

* Información relacionada: Utilidad del caracol

Más información sobre otros animales en el listado superior.

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.