LOS CARACOLES DEL DESIERTO

Qué caracoles viven en las zonas áridas

Caracoles de zonas áridas de la Península Ibérica

Imagen de caracol Iberus gualtieranus alonensis

Esta subespecie de caracol es típica del levante español, de zonas secas, con plantas como el romero y otras aromáticas

Este molusco terrestre con concha llamado caracol es un animal hidrofílico, porque necesita el agua para sobrevivir, ya que tienen una piel muy permeable y es extremadamente sensible a la deshidratación, aunque varias especies de caracoles puede vivir en ambientes muy áridos, como los caracoles de la familia Sphincterochilidae, cuyos miembros están adaptados a vivir en zonas desérticas.

Efectivamente, los caracoles también pueden vivir en los desiertos y la Península Ibérica y, por extensión, España, cuenta con zonas de escasa pluviosidad, con precipitaciones inferiores a los 200 litros/m2, lo que popularmente se conoce como desiertos, como los Monegros o Tabernas.

Los caracoles del género Iberus son exclusivos (endémicos) de la Península Ibérica y viven en entornos secos y pedregosos. Incluso en estos lugares, tan a priori inhóspitos, vive el caracol y de hecho, ciertas zonas áridas de la Península Ibérica, son ricas en especies de caracoles perfectamente adaptados a estos ambientes, presentando en ocasiones concentraciones sorprendentemente altas de sus poblaciones.

Adaptaciones del caracol a la sequía

Los caracoles de zonas secas cuentan con numerosas adaptaciones, de tipo comportamental, morfológico y fisiológico, para hacer frente a la deshidratación que de otro modo se produciría y poder vivir en zonas terriblemente escasas en agua y humedad.

Así por ejemplo, estos animales aprovechan que viven en ambientes pedregosos para, de día, esconderse entre los resquicios de las rocas, para escapar del asfixiante calor. También utilizan estos lugares para estivar y protegerse del caluroso y seco verano del clima mediterráneo español.

La concha les da a los caracoles una gran protección contra la desecación.

* Información relacionada: Adaptaciones de los animales / Adaptaciones a la sequía

Factores limitantes del caracol de zonas secas

Las zonas áridas presentan baja humedad y escasa vegetación, dos factores que influyen negativamente en la presencia de animales herbívoros, aunque los caracoles de zonas áridas están perfectamente adaptados a ello. De hecho, estos moluscos terrestres se encuentran mejor en zonas con moderada aridez que en regiones de su área de distribución dónde hay una mayor humedad. El motivo se debe a que con mayor rango de humedad también aumenta:

  • Presencia de depredadores: Sobre todo se han visto casos de ataques de roedores, como ratas, en estos caracoles, allí donde viven. Hay un mayor número de estos enemigos en zonas con mayor humedad.

  • Presencia de competidores vegetarianos: Sobre todo artrópodos herbívoros, como saltamontes y escarabajos, se encuentran en mayor número en zonas más húmedas, con lo que aumenta la competencia entre estos animales invertebrados.

  • Presencia de parásitos: Existen más parásitos en aumentar el grado de humedad. La presión que ejercen los parásitos sobre sus huéspedes los caracoles, parece ser la causa que más limita la distribución de los caracoles de las zonas áridas en aquellos lugares donde hay demasiada humedad para ellos.

Es por ello que estos caracoles ibéricos de zonas desérticas viven en zonas donde hay un grado de humedad adecuado para ellos, ni muy alto, ni demasiado bajo.

* Ver más sobre: Animales del desierto / Características del caracol

Más información sobre los animales en el listado superior.

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.