EL COMPORTAMIENTO DEL ZORRO

Costumbres del zorro

Comportamiento social del zorro

El zorro es un animal de costumbres solitarias y dedica mucha parte del tiempo a evitar el encuentro con sus congéneres.

El único momento que los zorros se encuentran es durante la época de cría.

El zorro no forma manadas como el lobo pese a ser también un cánido.

Comportamiento territorial del zorro

El zorro es una especie parcialmente territorial porque el zorro puede compartir el territorio con sus congéneres pero también lo defiende de los demás.

La comunicación entre los zorros se lleva a cabo a distancia, mediante medios olfativos y sonoros.

El zorro tiene unas glándulas en la base de la cola, conocidas como glándulas violetas para marcar su territorio. Con el mismo fin, tienen las glándulas anales. Es frecuente observar al zorro frotando sus glándulas anales contra un tronco.

El zorro también usa sus excrementos y orina para marcar su territorio.

Varias hembras de zorro pueden compartir el territorio para cazar aunque en distintas horas y los posibles encuentros son evitados vocalmente.

Comportamiento reproductivo del zorro

Entre diciembre y enero, los machos mediante el ladrido hibernal, doble o triple y repetido periódicamente, empiezan a defender su territorio. Las voces de los zorros se diferencian en tono y frecuencia, de modo que es posible diferenciar a los distintos individuos por el oído.

En esta época del año, el marcaje olfativo se intensifica, por lo que, en los bosques habitados por zorros, se percibe un olor almizcleño y rancio mezcla del propio zorro y de la humedad de la hojarasca.

En invierno, el zorro también patrulla las fronteras de su territorio con el mismo objetivo de defenderlo de machos rivales. Cada macho suele hacer el mismo itinerario cada tarde y se intensifica después del anochecer.

Dentro del territorio de un macho suelen vivir una o varias hembra en función de la disponibilidad de comida. Todas las crías suelen tener como padre el macho territorial, que puede ser monógamo o polígamo en función del número de hembras que viven en su territorio.

Cuando una de las hembras que vivía en el territorio del macho muere, el territorio vacante puede ser ocupado por otra hembra joven que todavía no disponga de ningún territorio propio.

La gran mortalidad del zorro debido a la persecución humana favorece que se produzcan reemplazos frecuentes. La esperanza de vida de una hembra de zorro no suele llegar ni a los 3 años, aunque, en cautividad, suele superar los 10 años de vida.

Migración del zorro

Aunque el zorro como especie no es un animal migrador, cuando los cachorros de zorro se independizan, se produce una gran migración, porque los territorios por los que pasan los jóvenes ya suelen tener dueño.

Afortunadamente para los zorros jóvenes, las disputas por el territorio suelen ser pacificas y se solucionan normalmente sólo con combates vocales y amenazas.

El éxodo de los zorros jóvenes desde la zona donde nacieron suele terminar con un gran numero de capturas por parte de cazadores humanos en esta época del año, por lo que no son representativas de una gran densidad de población de zorros.

* Información relacionada:
Estudios sobre el comportamiento de los animales (etología)

Más información sobre los otros animales salvajes en el listado superior.

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.