COMPORTAMIENTO AGRESIVO DEL CONEJO

Para poder llevarnos bien con nuestra mascota, lo más importante es entender lo que nos quiere decir con su comportamiento para poder actuar en consecuencia. De jóvenes, los conejos suelen ser sociables y no tienen ningún problema con el contacto humano. Aunque algunos conejos temen desde un principio al ser humano y no buscan las caricias del ser humano.

El conejo es de forma natural un animal pacífico, dócil y manso, sin embargo, algunas situaciones lo pueden volver agresivo.

Los conejos actúan por instinto y debemos respetar sus límites. Sin embargo, nuestro obligación es intentar flexibilizar esos límites.

¿Por qué un conejo puede ser agresivo?

Comportamiento territorial del conejo

El primer paso para ayudar a solucionar un problema de comportamiento del conejo basado en la agresividad es entender el porqué de esta conducta. Un conejo puede mostrarse temeroso frente al ser humano debido a diversas causas, aunque el comportamiento territorial puede ser una causa a tener en cuenta.

Si nuestro conejo cambia de comportamiento cuando está dentro de la jaula y se vuelve agresivo y no permite a nadie que meta la mano en ella, se debe al comportamiento territorial. El conejo considera que la jaula es su territorio y no permite la entrada en él.

Eso debemos respetárselo y mientras esté en la jaula no debemos cogerlo sino que esperaremos a que haya salido. Después de unas semanas podemos intentar tocarlo mientras esté en la jaula, pero no tocaremos sus cosas ni le cogeremos. Acarariciaremos su cabeza y la presionaremos suavemente hacia el suelo para que sepa que somos el individuo dominante, no él. Si no opone resistencia, le acariciaremos un rato y le hablaremos en tono tranquilizador Lo dejaremos hasta el día siguiente y repetiremos el mismo ejercicio. Tarde o temprano asociará nuestra mano con las caricias y con un estímulo agradable y positivo y no como un intento de invasión.

Otras causas por las que un conejo es agresivo

Foto de conejo de la raza mariposa

El conejo macho puede mostrar agresividad por no poder canalizar su instinto sexual

  • Tener poco contacto con humanos (en conejos de granja o mal cuidados).

  • Haber sufrido malas experiencias y malos tratos con seres humanos.

  • Comportamiento sexual.

  • Forma de comunicación.

El conejo nos puede muerde a la altura de los pies y dar vueltas a nuestro alrededor cuando entramos a su habitación, está nervioso y a veces nos ataca sin motivo.

Esto se debe a un comportamiento sexual, se siente frustrado sexualmente e intenta cortejarnos. Al principio puede ser gracioso, pero al cabo del tiempo puede volverse molesto ya que puede incluso hacernos daño.

Si nuestro conejo se enfada puede propinarnos pequeños mordiscos, pero no tiene intención de hacernos daño, sino de decirte que te apartes de su camino, que no le impidas morder ese zapato o que le dejes subirse a la cama. Esa es la forma en que le comunicaría eso a otro conejo, pero a nosotros sí puede hacernos daño. Para hacérselo entender podemos gritar cada vez que nos dé un mordisco, él se sorprenderá y a la larga es posible que asocie el grito con dolor, y deje de hacerlo. También podemos poner nuestra mano sobre su cabeza y presionarla hacia el suelo, diciéndole que ahí mandas nosotros y que no nos puede llevar la contraria.

Cuando un conejo nuevo llega a casa, iremos despacio y cuando tengamos nuestra mano sobre su cabeza pero lejos de su nariz y presionaremos su cabeza suavemente hacia el suelo, con esto le estamos diciendo que somos el conejo dominante, pero que no tenemos intención de hacerle daño alguno.

* Ver más sobre:
Formas de agresividad del conejo / Tratar la agresividad de un conejo

Más información sobre el conejo en el listado superior.

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.