La concha del caracol

La concha de los caracoles

Caracol concha

Foto de caracoles terrestres

Los caracoles tienen una dura concha que protege su cuerpo blando y puede tener distintas morfologías

Los caracoles tienen una concha, de carbonato de calcio básicamente, formada por una única pieza enrollada en espiral. Dentro de la concha del caracol, hay una columna central que es por donde se sujeta el cuerpo del animal.

Mientras que los bivalvos tienen una concha doble, formada por dos valvas, los caracoles tienen una concha simple. Los caracoles se llaman gasterópodos para diferenciarlos de los moluscos bivalvos.

Forma de la concha de los caracoles

Foto de caracola

La concha de los caracoles tiene distintas formas según la especie.

Muchos caracoles terrestres tienen la concha de forma esférica, pero también podemos ver otros caracoles con las conchas alargadas y bastante cónicas.

Función de la concha para los caracoles

Los caracoles se refugian dentro de su concha cuando hace mal tiempo (en días secos y muy soleados). La concha al caracol le evita perder mucha humedad.

En tiempos húmedos o lluviosos, cuando los rayos del sol no le molestan, el caracol sale de su concha, pero tiene casi todo el cuerpo protegido por su casa que lleva a cuestas. El caracol sólo saca al exterior lo imprescindible, es decir, la cabeza, con sus tentáculos retráctiles, que le proporcionan los sentidos para orientarse, y el pie que les sirve para moverse.

Conchas con opérculo

Algunos caracoles tapan la entrada de su concha con un tapón impermeable, llamado opérculo, formado por una mucosidad que él mismo secreta. Los caracoles marinos tienen el opérculo mucho más grueso que aquellos caracoles que viven en tierra y está incluso mineralizado. El caracol manzana, un conocidísmo animal de acuario, vive en las aguas dulces pero también tiene opérculo como los caracoles marinos. Incluso algunos caracoles terrestres, como el Pomatias elegans, también tienen un tapón que les protege de la desecación.

Conchas de caracoles marinos

Los caracoles marinos, o también llamadas caracolas, tienen al principio de la concha un pequeño corte con la misma forma y tamaño que su sifón conocido como canal del sifón. Las caracolas sacan su sifón al exterior de su concha para respirar gracias al canal del sifón que las caracolas tienen diseñadas en su concha. El sifón a los caracoles marinos les permite la entrada de agua hasta sus branquias.

* Ver más sobre: Animales con caparazón

Más información sobre otros animales exóticos en el listado superior.

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.