CONTROL BIOLÓGICO DE PLAGAS CON BACILLUS THURINGIENSIS

Como controlar las plagas con Bacillus thuringiensis

Bacteria Bacillus thuringiensis en el control biológico de plagas

El control biológico de plagas es una alternativa natural al uso de insecticidas artificiales, a veces de devastadoras consecuencias cuando se usan en agricultura de forma indiscriminada. Como agentes utilizados en el control biológico de plagas se pueden usar insectos depredadores, como la mariquita asiática, o bien agentes patógenos causantes de enfermedades, como hongos entomopatógenos (aquellos organismos que causan enfermedades en los insectos) o bien bacterias con las mismas propiedades, tal es el caso de la bacteria llamada Bacillus thuringiensis.

Características de la Bacteria Bacillus thuringiensis

La bacteria Bacillus thuringiensis está muy emparentada con otras bacterias del género Bacillus, como Bacillus cereus o Bacillus anthracis (la bacteria del ántrax), pero es la única que tiene capacidad de matar a insectos, es decir, Bacillus thuringiensis es la única bacteria de su grupo con capacidad entomopatógena. Esta bacteria sintetiza unas proteínas con propiedades insecticidas.

Propiedades insecticidas de Bacillus thuringiensis

Cuando produce esporas, es decir, durante su fase de esporulación, la bacteria Bacillus thuringiensis produce unas determinadas proteínas, las llamadas toxinas Cry. Estas proteínas, que actúan como poderosas toxinas, son muy selectivas contra los insectos, provocándoles su muerte, pero en cambio, son inocuas en humanos, otros vertebrados y plantas.

Utilidad de Bacillus thuringiensis

La primera bacteria que se descubrió que tenía actividad insecticida fue Bacillus thuringiensis. Sin embargo, también hoy en día, y pese al desarrollo de resistencias, Bacillus thuringiensis continua siendo una alternativa viable al uso de insecticidas (también en estos productos fitosanitarios aparecen resistencias) en el control de insectos perjudiciales o para la agricultura y para eliminar los insectos transmisores de enfermedades a los humanos en la Salud Pública.

Esta bacteria se ha visto que actúa con gran eficacia frente a orugas de mariposas y otros lepidópteros, escarabajos y otros coleópteros y toda clase de dípteros, como moscas y mosquitos. Recientemente, se han descubierto cepas de Bacillus thuringiensis activas contra otros grupos de insectos como himenópteros (avispas, avispones), ortópteros (saltamontes y grillos), hemípteros (pulgones), etc. Se ha podido descubrir como existen cepas de Bacillus thuringiensis que destruyen otros grupos de invertebrados, también plagas de las plantas, como nematodos (tales como gusanos redondos del suelo) y ácaros parásitos.

El descubrimiento de un tipo concreto de cepa de esta bacteria a finales de los años 70 del siglo pasado permitió utilizar Bacillus thuringiensis en el control del mosquito y la mosca negra.

* Ver más sobre: Control biológico de mosquitos con Bacillus sphaericus / Control natural de plagas

Más información sobre las plagas en el listado superior.

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.