COSTUMBRES DE LOS ANFIBIOS

Comportamiento de los anfibios

¿Qué modo de vida tienen los anfibios?

La mayoría de los anfibios son nocturnos y son activos sólo cuando hay unas condiciones ambientales de humedad adecuadas.
No obstante, algunos anfibios presentan conductas adaptadas a conservar el calor corporal o incluso a regular la temperatura de su cuerpo.

Algunas especies de ranas están muy especializadas para la vida en el agua, como la rana africana de uñas (Xenopus laevis) y la rana pipa de Surinam (Pipa pipa).

Algunas pequeñas ranas venenosas de la familia de los dendrobátidos, propias de Centroamérica y Sudamérica, se alimentan en el suelo del bosque porque están perfectamente adaptadas para la vida en el suelo.

De todos los anfibios que existen, los cecílidos son los que tienen costumbres más excavadoras.

Mecanismos de defensa de los anfibios

Los anfibios presentan una serie de Mecanismos de defensa encaminados a protegerlos de sus múltiples depredadores, tal es el caso de una coloración mimética que se confunde con el entorno, de una piel provista de veneno irritante y tóxico o de la muerte fingida, entre otros muchos.

* Información relacionada: Mecanismos de defensa de los animales

Comportamiento alimentario de los anfibios

El escuerzo o rana pacman (Ceratophrys ornata) es una rana agresiva que captura con su enorme boca insectos, otras ranas e incluso pájaros y pequeños mamíferos, como ratones, y pequeños reptiles. Para cazar, la rana pacman se mantiene inmóvil esperando a su presa. Cualquier animal que quepa en su boca le sirve como presa a esta poderosa y voraz rana. Algunos escuerzos atraen a sus presas moviendo sus largos dedos de las patas posteriores.

Sin embargo, la mayoría de anfibios permanecen a la espera de sus presas inmóviles y sólo reaccionan cuando las tienen a su alcance.

También hay ranas, como las ranas Dendrobates sp. o ranas punta de flecha, de Sudamérica, que buscan activamente insectos usando para ello su vista.

Reproducción de los anfibios

La mayoría de las larvas de anfibios se desarrollan en el agua, aunque, algunas ranas de la familia de los leptodactílidos, o ranas de dedos delgados, por ejemplo, tienen un desarrollo completamente terrestre. Ello se debe a que ciertas ranas leptodactílidas construyen nidos de espuma para proteger a sus huevos de la desecación o de los depredadores, lo que les vale el nombre popular a estos anfibios de ranas espumeras.

Los machos de rana emiten cantos que son llamadas de apareamiento, reconocidas por otros individuos de la misma especie. Con el canto, la rana macho delimita su territorio frente a otros machos y sirve para atraer a las hembras. Las salamandras no emiten ningún canto de atracción del sexo opuesto.

Mientras que el cortejo de las salamandras en cuanto a escenificación suele ser elaborado, lo que se conoce como danza nupcial, el cortejo de las ranas es más simple en este aspecto, ya que se basa normalmente sólo en el canto.

Algunas ranas y sapos terrestres cuidan a sus crías activamente, para ofrecerles protección, tal es el caso en Europa del sapo partero, en el que el macho se encarga de transportar a los huevos hasta que nacen los renacuajos al cabo de unas 5 semanas o de la ranita de Darwin (Rhinoderma darwinii) de los bosques templados de Chile y Argentina, cuyos machos recogen los renacuajos salidos del huevo y los transportan en un saco bucal hasta que han completado su metamorfosis en ranitas.

La mayoría de los anuros (ranas y sapos), de las salamandras y tritones y de los cecílidos vive en tierra firme, salvo en el momento en que son renacuajos, que son acuáticos.

Se ha estudiado una relación de mutualismo o simbiosis entre los renacuajos de sapo americano, de nombre científico Anaxyrus americanus, con el alga Chlorogonium, lo que hace que los renacuajos adquieran un desarrollo más rápido.

* Información relacionada: Comportamiento de los animales

Más información sobre los anfibios en el listado superior.

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.