CRÍA DE ESCARABAJOS CETÓNIDOS

Cómo criar cetónidos

¿Qué son los escarabajos cetónidos?


El escarabajo cetónido o escarabajo de las flores llamado escarabajo del sudario (Oxythyrea funesta)

Los cetónidos son un grupo de escarabajos que tienen la costumbre de visitar las flores para alimentarse de su néctar y polen.

Existen unas 4.000 especies de escarabajos cetónidos.

No todas las especies de cetónidos son adecuadas para principiantes, siendo ideales para ellos por su escasa dificultad de mantenimiento, sólo un 15% de todas las especies de cetónidos existentes. Más de la mitad de las especies de cetónidos son muy difíciles de criar en cautividad, resultando una tarea casi imposible.

El escarabajo del sudario es una de las especies de este grupo más frecuentes de la Península ibérica, que se alimenta directamente de jara blanca (Cistus albidus). Destruye un poco sus flores al mismo tiempo que las poliniza

Tipos de escarabajos cetónidos que podemos criar

Entre las especies fáciles de criar se incluyen todas las que aceptan prácticamente cualquier tipo de madera en descomposición como sustento base, tienen ciclos larvales rápidos y su pupación no requiere de cambios de temperatura para su correcto desarrollo. En este grupo, podemos nombrar las especies de los géneros Cyprolais (Eudicella), Dicronorhina y algunas especies del género Stephanorrhina y Smaragdestes.

En el grupo de especies de dificultad media podemos citar todas aquellas especies con las que ya no sirve cualquier tipo de madera o cuyo desarrollo larvaria necesita obligatoriamente de una diapausa o periodo de reposo. Son de este grupo las especies del género Megalorrhina.

Las especies de dificultad alta son grandes, espectaculares y bellas y pertenecen a la subfamilia Goliathina.

Ventajas de la cría de escarabajos cetónidos


El escarabajo Goliat (Goliathus goliat) es una especie de escarabajo de enorme tamaño y espectacular belleza, bastante difícil de criar

Los escarabajos cetónidos o escarabajos de las flores tienen la ventaja que son de bonitos colores, con una etapa de adulto más larga y una fase larvaria proporcionalmente más corta que la mayoría de los escarabajos. Además, su alimentación no suele suponer ningún problema, ya que no necesitan alimentos difíciles de dar. Por todo ello, los escarabajos cetónidos son ideales para el principiante que desea iniciarse en la cría de escarabajos.

Las larvas de escarabajos cetónidos tienen la costumbre de construir sus celdas contra la pared del terrario, por lo que las podremos ver bien. La celda pupal sirve para aislar a la larva y proporcionarle protección mientras se transforma en adulto.

Por otro lado, algunas especies del género Pachnoda pueden ser utilizadas como alimento vivo para dar de comer a animales insectívoros del terrario, ya que se desarrollan muy rápidamente.

Alimentación de escarabajos cetónidos

Los alimentaremos con fruta madura o pasada. Les encanta el plátano. Las larvas comen la madera podrida y las hojas en mal estado.

Es importante no dar demasiada comida a los adultos y retirar la comida sobrante a los 2 ó 3 días para evitar la aparición descontrolada de ácaros y de moscas drosophilas. Unos 30 adultos de Pachnoda marginata y 150 larvas consumen 2 plátanos por semana.

* Información relacionada: Alimentación de los insectos

Terrario para escarabajos cetónidos

Un terrario de 40x30x30 mm es suficiente para un grupo grande de escarabajos cetónidos de unos 30 mm de longitud. Este terrario puede alojar a 30 adultos de la especie Pachnoda marginata y a unas 150 de sus larvas.

El sustrato debe tener al menos 15 cm de profundidad. Hay que proveer un gradiente de humedad para las larvas, por lo que es bueno echar agua con un vaso por una esquina del terrario. La cantidad de agua y las veces que repetiremos este proceso dependerán del tamaño de nuestro terrario y de la temperatura ambiental.

Condiciones adecuadas para los escarabajos cetónidos

El terrario debe mantenerse a una temperatura de entre 23 y 29ºC. La humedad ambiental debe ser de entre el 70 y el 85%. Sin embargo, en su fase de pupación necesitarán menos humedad que cuando son larvas.

Semanalmente, deberemos rociar el sustrato con agua para evitar que se deseque y que esto afecte a las larvas.

La ventilación del terrario debe ser la adecuada, para evitar que se deseque el sustrato cuando la ventilación es excesiva o en el caso contrario para evitar que se formen hongos perjudiciales.

Reproducción de los escarabajos cetónidos

Las larvas de los escarabajos cetónidos se parecen a las orugas pero no lo son porque darán lugar a escarabajos y no a mariposas.

Las larvas maduran a un estado de capullo pasados unos 3 ó 4 meses. El resto de la maduración hasta convertirse en escarabajos dura 1 ó 2 semanas.

Las larvas se abren camino desde el interior de la tierra hasta la superficie en busca de comida.

Debemos tener en cuenta que algunas larvas son caníbales y es conveniente criarlas por separado.

* Información relacionada: Reproducción de los insectos

Parásitos de los escarabajos cetónidos

Los sustratos de cría pueden verse invadidos por ácaros del suelo. Estos diminutos artrópodos pueden desarrollarse en cualquier ambiente donde exista materia orgánica húmeda.

Si no controlamos a tiempo la infestación de ácaros, éstos pueden causar el taponamiento de las piezas bucales y de los espiráculos de las larvas, impidiendo su respiración, lo que les causa la muerte a las larvas de los escarabajos. Por ello, se recomienda cambiar el sustrato de cría como mínimo una vez al mes.

Otros parásitos de los escarabajos, que atacan a sus larvas, son las moscas jorobadas, de la familia Phoridae.

Otros organismos presentes en el suelo son los gusanos nematodos de vida libre que viven en el suelo o bien colémbolos de la familia Entomobryidae, pero no se cree que sean perjudiciales para los escarabajos. Nuestro terrario también puede verse invadido por moscas de la fruta si no guardamos bien la higiene.

* Información relacionada: Tipos de parásitos

Salud de los escarabajos

A la hora de criar escarabajos, es importante que sepamos en que momento las larvas se encuentran con falta de hidratación, alimento o espacio. Si por ejemplo, observamos que las larvas presentan poca movilidad al ser manipuladas, están muy rígidas, tienen la piel muy rugosa y áspera, se debe humedecer inmediatamente el sustrato para proporcionar adecuada hidratación al cuerpo de las larvas, ya que la exploración de las larvas indica deshidratación.

Si al manipular las larvas, además de estar rígidas, notamos que su cuerpo es demasiado blando, sobre todo en el abdomen y la coloración interna no es oscura sino que el cuerpo tiene un color opaco, tendremos que cambiar por completo el alimento, pues es posible que la larva no tolere bien el sustrato y no pueda asimilar los nutrientes de la mezcla alimenticia.

En cambio, si observamos que las larvas se mueven mucho y no permanecen en el fondo del sustrato sino que siempre las encontramos en la superficie, esto indica que las larvas están buscando espacio y que la profundidad del sustrato y el tamaño de las caja de cría no son los suficientemente espaciosas.

Sabremos que las larvas están en buen estado, cuando presentan buena movilidad, siendo sensibles al momento de manipularlas, su piel es lisa y brillante, la coloración interna del abdomen es siempre oscura y se quedan siempre en el fondo del sustrato.

* Ver más: Cría de Samia ricini / Cría de la mariquita / Cría de fásmidos / Cría de la mantis religiosa

Más información sobre los escarabajos.

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar